header image
Incendio forestal en isla bejuco
jueves, 29 de marzo de 2007

FECON. El sábado 24 de marzo y los diás que siguieron, un incendio consumió gran parte de Isla Bejuco. Extrañamente, este hecho sin precedentes ocurre casi inmediatamente después de dos actividades en la Asamblea Legislativa relacionadas con las islas del Golfo de Nicoya.

El jueves 15, siete pobladores de Isla Caballo habían venido a solicitarle a las y los diputados la impugnación del plan regulador que pretende establecer en dicha isla un gran proyecto turístico y residencial, sin tomar en cuenta la cultura y los derechos de los pobladores; entre los gestores de este proyecto encontramos a importantes figuras del gabinete de Oscar Arias Sánchez y a un mercader de la zona marítimo terrestre de nacionalidad norteamericana llamado James Zeller. A este acto público no asistió ninguno de las y los diputados de los partidos devotos del TLC a pesar de que todos fueron invitados personalmente y con suficiente antelación.

El lunes 19, cerca de cincuenta pobladores de Isla Chira fueron traídos a San José en un bus alquilado a una reunión "privada" con diputados de Liberación Nacional y del Movimiento Libertario que les presentaron un proyecto de ley para facilitar los trámites de otorgamiento de concesiones en las islas, bajo el pretexto de brindarles opciones de "desarrollo" a los pobladores. Entre los organizadores de la actividad encontramos a otro norteamericano interesado en obtener una concesión en Isla Chira y a un famoso síndico de la Isla, reconocido por sus dotes de negociante de tierras de la zona restringida.

Isla Bejuco está ubicada en el Golfo de Nicoya, entre Isla Caballo e Isla Venado. Hoy completamente cubierta de bosque, estuvo habitada hasta mediados de la década pasada por pescadores que se vieron forzados a abandonarla debido a las presiones y amenazas de mercenarios mandados por los mismos mercaderes de la zona marítimo terrestre que hoy pretenden establecer un proyecto en la vecina Isla Caballo.

Seguramente no faltará quien pretenda responsabilizar del incendio a los legítimos pobladores del Golfo de Nicoya, los pescadores artesanales, ahora que las autoridades del gobierno han emprendido una campaña contra ellos orquestada por los medios de deformación.

Aunque se dice que Isla Bejuco está deshabitada, en esta isla habita de manera permanente y desde hace varios años un empleado de James Zeller que dice ser "cuidador". ¿Qué tanto tiene que "cuidar"? ¿Por qué el señor James Zeller le paga a gente que tiene asegurada y en planillas, "cuidándole" no solo en Bejuco sino también en Caballo? ¿Por qué James Zeller dice ser el "dueño" de tierras que legalmente no se pueden comprar? ¿Qué tanto visita James Zeller Isla Caballo (en enero estuvo por allá)? ¿Qué instrucciones le da a sus "cuidadores"? ¿Tiene algo que ver el "cuidador" de Bejuco con el inicio del incendio? ¿No es extraño que de repente, en medio del mar y justo hacia finales del verano, se incendie una isla "deshabitada"? ¿No será que "alguien" quiere eliminar el bosque de Isla Bejuco para cambiar el uso del suelo y poder desarrollar su proyecto sin mayores complicaciones?

Esperemos que pronto nuestras sagaces autoridades nos develen las verdades que se esconden detrás de estas y otras interrogantes relacionadas con Isla Bejuco y las islas del Golfo de Nicoya, y que este acto criminal no quede impune.

Y en el caso particular de la Isla Bejuco, a las y los señores diputados que dicen estar tan preocupados por las islas, les pedimos que presenten sin demora un proyecto de ley para que sea declarada refugio nacional de vida silvestre, igual que Isla San Lucas, para el disfrute actual y futuro del pueblo costarricense.

PARA MÁS INFORMACIÓN: JUAN FIGUEROLA Tel. 283-7193 

 
< Anterior   Siguiente >
Bloqueverde
Ingresar
Alianza de Redes Ambientales
banner.jpg
Municipios sin Transgénicos
mapainteractivo