header image
TAA cerró 17 proyectos costeros en lo que va del año
lunes, 07 de julio de 2008

nacion.com El Tribunal Ambiental Administrativo (TAA) abrió expediente a 239 proyectos constructivos en los últimos seis meses por incumplir disposiciones básicas en cuanto a su construcción y respeto al ambiente.

Una treintena de ellos corresponden a conglomerados habitacionales y hoteles ubicados en las zonas costeras de nuestro país, locaciones que actualmente impulsan el desarrollo estructural de una manera acelerada y en muchos casos despreocupada.


De acuerdo con datos del propio tribunal, el cual trabaja bajo la supervisión del Ministerio de Ambiente y Energía (Minae), 17 fueron clausurados con medida cautelar de manera parcial o total a través de esta primera mitad del año 2008.

Estos números demuestran que el Tribunal ha aumentado la cantidad de casos en estudio ya que en el 2007 revisó apenas 303 casos durante todo el año en el territorio nacional, prueba del incremento desproporcionado en la construcción.

Resolución. De esos proyectos costeros paralizados, solo uno ha logrado obtener los permisos para seguir adelante, luego de realizar cambios en sus bases y de presentar un plan de mitigación.

“Tenemos más casos porque hemos aumentado la vigía con las barridas ambientales, con las cuales hemos logrado contener muchas construcciones que iban en contra de la naturaleza ”, expresó el Presidente del TAA, José Lino Chaves.

Barridas. Durante este año se han ejecutado tres barridas ambientales a lo largo de los litorales del país, en las que se han descubierto innumerables problemáticas en las obras constructivas.


Una barrida ambiental es un período de análisis y estudio de las diversas construcciones que se levantan en una zona específica, con la intención de asegurarse de que no se estén comprometiendo los recursos naturales. Los equipos técnicos que realizan las barridas están compuestos por biólogos, ingenieros forestales, químicos y abogados.

La primera de estas gira de supervisión se realizó en Garabito y Parrita en la provincia de Puntarenas en marzo, la segunda en Gandoca, Manzanillo y Siquirres en Limón en abril, y la tercera en Santa Cruz y Carrillo en Guanacaste, en mayo.

Del 7 al 11 de julio próximo, el TAA tiene prevista una barrida en la Península de Osa y Dominical.

Las llamadas barridas ambientales son realizadas por un equipo multidisciplinario conformado por diversos profesionales como ecologistas, geólogos, biólogos, economistas ambientales y abogados.

Chaves agregó además que: “aún falta programar otra para la zona de Paquera, Cóbano y Jicaral y si alcanza el año, una más en Quepos”,

Daños. La más accidentada de estas supervisiones fue la ejecutada en el Pacífico Central, donde en las cercanías de Playa Jacó y Playa Hermosa se detuvieron dos grandes proyectos de lujo, por construir en zona protegida y por arrasar completamente con una montaña para nivelar el terreno, respectivamente.

Según un estudio del Área de Conservación del Pacífico Central (Acopac), estos hechos causaron un daño ambiental que corresponde a unos $3.453.702 (casi ¢1.800 millones).

Bajo la misma línea de irregularidades, en Parrita se erradicó un proyecto, puesto que solo tenía permiso para construir seis casas y al momento de la inspección se llevaban levantadas 36 de un total de 100.


Esta historia parece ser de nunca acabar, ya que de esta misma forma se podrían seguir enumerando muchísimos casos alrededor del país. Por ejemplo, los resúmenes de estas barridas arrojan cifras alarmantes.


En la de Limón, el TAA reportó casos de corrupción en la entrega de trámites e incluso una amplia casa de concreto con permiso municipal construida dentro de la zona alienable de Playa Gandoca, lugar de desove de tortugas baula y carey.


Guanacaste fue el lugar donde más proyectos tuvieron complicaciones. En total 13 edificaciones de comunidades como Tamarindo, Santa Cruz, Brasilito y Carrillo.


El presidente del TAA espera que para la segunda mitad del año todos estos números bajen y se construya de manera responsable.


“Uno de nuestros objetivos es que las personas se den cuenta de que estamos resguardando con gran detenimiento los recursos naturales y tengan más precaución y conciencia a la hora de construir (...), no estamos en contra del desarrollo o la inversión, sino que vivimos fielmente bajo la idea de tener un desarrollo sostenible”, apuntó .


Según las estipulaciones legales del TAA, cuando un proyecto se encuentra en condiciones irregulares debe ser detenido.


Luego, en el tribunal se evalúa su daño, y si se demuestra la culpabilidad en el deterioro ambiental, la empresa desarrolladora deberá indemnizar al país.


Labor del Tribunal

Primer barrida en Pacífico Central: Seis proyectos.Segunda barrida en Atlántico: Seis proyectos.Tercera barrida en Pacífico Norte: 13 proyectos.Cuarta barrida en Pacífico Sur: Del 7 al 11 de julio.*A estos, se suman dos denuncias individuales en Osa.

 
< Anterior   Siguiente >
Bloqueverde
Ingresar
Alianza de Redes Ambientales
banner.jpg
Municipios sin Transgénicos
mapainteractivo