header image
En Honduras: Condenan a policías por matar a ambientalistas
miércoles, 02 de julio de 2008

 

AP – Tegucigalpa Los jueces hallaron culpables el martes a cuatro policías de asesinar hace 18 meses a los ambientalistas Eraldo Zúniga y Roger Murillo en la región este de Honduras.

El Tribunal de Sentencia de la provincia de Olancho anunció que el 15 de agosto establecerá la pena para cada agente. Olancho, situada al este del país, es fronteriza con Nicaragua.

 

''A ellos les aguardan penas de entre 20 y 30 años de prisión'', anunció el vocero del Ministerio Público, Elvin Duarte. ''Y los jueces basaron su fallo en las pruebas documentales y testimoniales que les presentó la fiscalía''.

 
El funcionario identificó a los policías, que serán dados de baja con deshonor, como Linton Omar Cáceres, Rolando Tejeda Padilla, Juan José Talavera y José Arcadio González.

 
El Movimiento Ambientalista de Olancho (MAO) y activistas pro derechos humanos venían presionando a las autoridades judiciales para condenar con rapidez a los asesinos de Zúniga y Murillo, que eran dirigentes de esa organización.

 
Los activistas también han presionado al presidente Manuel Zelaya, quien nació en Catacamas, ciudad de Olancho y que en su ceremonia de asunción en enero de 2006 prometió terminar con la depredación ambiental en Honduras.

 
Olancho es devastada sin control estatal desde hace 50 años por los empresarios de la madera.

 
Para la MAO, los oficiales ejecutaron a tiros a ambos ambientalistas el 20 de diciembre del 2006 en Guarizama, localidad de Olancho a unos 150 kilómetros al este de Tegucigalpa, frente a la alcaldía y ante numerosos pobladores del lugar.

 
Ambos hombres habían notificado a la policía estar preocupados porque eran hostigados y amenazados de muerte por madereros de Salamá, comunidad cercana a Guarizama.

 
A raíz de esa situación, la Corte Interamericana de Derechos Humanos, con sede en Costa Rica, ordenó a Honduras que protegiera a los ambientalistas.

 
La MAO indicó en un comunicado que ''el único pecado de Zúniga y Murillo fue defender los intereses de los hondureños y de la humanidad por ser líderes ambientales''.

Olancho, con 24.351 kilómetros cuadrados, es la provincia más extensa de Honduras.

 
< Anterior   Siguiente >
Bloqueverde
Ingresar
Alianza de Redes Ambientales
banner.jpg
Municipios sin Transgénicos
mapainteractivo