header image
Contraloría dice que el Minae tiene débil control:
martes, 10 de junio de 2008

Los recursos naturales están en manos de nadie

diarioextra.com El Plan Nacional de Desarrollo Forestal y la políticas anunciadas por este gobierno difieren en cuanto al manejo y protección de los recursos naturales.

Los recursos naturales del país están en manos de nadie y las políticas forestales del país no se encadenan, según un informe de la Contraloría General de la República (CGR), emitido por el Área de Servicios Públicos Generales, Ambientales y Agropecuarios de esa institución.

Al internarse en las políticas del Minae y la normativa en materia de recursos forestales, sobre todo del año 2007, el ente contralor descubrió que son difíciles de medir, debido principalmente a que los postulados en materia forestal del Plan Nacional de Desarrollo 2006-2010 no son claros y están desvinculados de los planteamientos que se hacen en el Plan Nacional de Desarrollo Forestal (PNDF), instrumento de planificación oficial en materia forestal.

De igual forma, se detectaron inconsistencias entre el PNDF y otro instrumento de planificación denominado Plan de Acción 2004-2010, debido a que éste último introduce cambios en las áreas de acción, metas, actividades e indicadores del PNDF, dificultando su seguimiento y control.

Es decir, existe una incongruencia entre tres planos diseñados, supuestamente con el mismo fin. La Contraloría determinó que existen debilidades organizacionales que afectan la funcionalidad del Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac), principal ejecutor de las políticas forestales del país.

SEÑALAMIENTOS

“Hay ausencia de una estructura orgánica aprobada, en la que se visualicen claramente los componentes técnicos y administrativos del Sinac”.

“Existen debilidades en el Sinac en la toma de decisiones y de control operativo, que impiden el aprovechamiento sostenible del recurso forestal, debido a la falta de instrumentos normativos que solventen situaciones como: la diferencia de los procedimientos para concesión de permisos forestales entre las diferentes Áreas de Conservación; las dificultades en la tramitación de planes de manejo de bosque y la actualización de los principios, criterios e indicadores para dicha actividad; la atención de la problemática de extracción de árboles en potreros para garantizar la reposición del recurso y el control de la tala ilegal, mediante la utilización de mapas de cobertura; y la ausencia de controles efectivos sobre la industria de la madera”, cuestiona la CGR.

La disposición de la Contraloría es replantear el PNDF y el Plan de Acción, de tal forma que se uniformen mecanismos y políticas.

 
< Anterior   Siguiente >
Bloqueverde
Ingresar
Alianza de Redes Ambientales
banner.jpg
Municipios sin Transgénicos
mapainteractivo