header image
Con ferias, charlas, leyes y siembra de árboles
martes, 10 de junio de 2008

EFE En el Congreso un grupo de ciudadanos presentó hoy el primer proyecto de ley por la vía de Iniciativa Popular en la historia de Costa Rica: una nueva ley de vida silvestre que es impulsada por 135.000 firmas, es decir, el cinco por ciento del padrón electoral del país.


El proyecto deberá recibir un trámite rápido en la Asamblea Legislativa, la cual tendrá un plazo máximo de dos años para resolver si lo aprueba o no.

Mientras tanto, en las universidades estatales se organizaron charlas y seminarios sobre temas ambientales, y se impartieron talleres para motivar a los ciudadanos a tener un estilo de vida amigable con la naturaleza.

Por su parte, el sector privado anunció también medidas para proteger la naturaleza en el marco del Día Mundial del Medio Ambiente. Por ejemplo, Hacienda Pinilla, una empresa turística ubicada en el Pacífico norte costarricense, informó que en los próximos doce meses sembrará 80.000 árboles nativos.


'La deforestación sigue siendo uno de los principales problemas que enfrenta la naturaleza, sólo en Costa Rica entre 1986 y 1991 se perdieron 44.000 hectáreas por año, es decir, el 26 por ciento de la superficie nacional, mientras que en el resto de Centroamérica la situación era muy similar, en el año 2000 se perdió el 70 por ciento de la cobertura boscosa', señaló la empresa en un comunicado.


'El objetivo de esta reforestación es dar sombra y proveer de alimentos a la fauna local para que ésta siga deleitando a los huéspedes y propietarios', expresó Carolina Ramírez, gerente de mercadeo de Hacienda Pinilla.


El sector turístico había presentado la semana anterior un plan integral para reducir sus emisiones de dióxido de carbono (CO2) y contribuir así a la meta de Costa Rica de convertirse, a más tardar en el 2021, en el primer país carbono neutro del planeta.


El sector público también se unió a las celebraciones con una Feria Ambiental, organizada por el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), que tiene por objetivo informar al público sobre acciones concretas que pueden tomar para reducir sus emisiones de CO2 y los efectos del calentamiento global.


Pero las voces de protesta también se han hecho escuchar hoy. En la madrugada, miembros de la Federación Ecologista y Conservacionista de la Naturaleza (Fecon) clausuraron simbólicamente, con sellos y mantas, las instalaciones de la Secretaría Técnica Ambiental (Setena) como protesta ante algunas decisiones y permisos otorgados por dicha entidad en los últimos meses.


'Esta institución en vez de velar por el ambiente y su gente parece que están contra la naturaleza', señaló el Fecon en un comunicado.


La organización ambientalista levantó su voz para oponerse a la acción del Estado en cuanto a la autorización 'desmedida' de proyectos turísticos, marinas, la sobreexplotación del agua y, sobre todo, el reinicio de actividades mineras en Costa Rica gracias a decretos ejecutivos autorizándolas.

 

 
< Anterior   Siguiente >
Bloqueverde
Ingresar
Alianza de Redes Ambientales
banner.jpg
Municipios sin Transgénicos
mapainteractivo