header image
Gobierno retoma el "trasnochado" concepto de soberanía alimentaria
jueves, 22 de mayo de 2008

Agricultores claman por soluciones integrales ante crisis alimentaria

Lorna Chacón en Semanario Universidad Expertos recomiendan una política pública en materia agropecuaria

 

En abril del 2006, el entonces ministro de Agricultura,   Alfredo Volio, dijo que el tema de la soberanía alimentaria era un "concepto trasnochado".  Dos años después, el Gobierno corre por volver a ese "anticuado" concepto y anuncia un Plan Nacional de Alimentos para potenciar el cultivo de granos y garantizar el suministro a los sectores más vulnerables del país.

 

 

La frase de Volio estaba inspirada en las recomendaciones que han hecho los organismos financieros internacionales durante los últimos 25 años, cuando sugirieron a los países pobres importar los granos básicos producidos por los países más desarrollados, los cuales otorgan importantes subsidios a los productores y pueden lograr precios más bajos.

 

Lo cierto es que hoy, 25 años después, un saco de arroz importado (73,6 kilos) cuesta ¢23.958, mientras que uno igual pero producido en Costa Rica cuesta ¢14.827, es decir, el grano nacional sale ¢9.131 más barato.

 

Este incremento en los precios internacionales de varios granos básicos está relacionado con varios factores, como el aumento en los precios del petróleo, el efecto del cambio climático y el uso de granos básicos para producir agrocombustibles.

 

Hay que recordar que Alfredo Volio estuvo al frente del fallido Ministerio de Producción que buscaba integrar en una sola entidad Agricultura y Ganadería junto con Economía, Industria y Comercio.

 

Posteriormente, en mayo del 2007, dejó su cargo como ministro para asumir la jefatura de la campaña del "Sí" en el referendo sobre el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos (TLC), en el cual, precisamente, muchos agricultores costarricenses reclamaron el sentirse excluidos de las negociaciones.

 

Fue precisamente en materia del TLC, donde el entonces representante comercial estadounidense Robert Zoellick recomendó a los costarricenses qué era lo que había que hacer: abrirse a las grandes ligas del libre comercio y romper los monopolios estatales.

 

Hoy, es nuevamente Zoellick, quien ostenta la presidencia del Banco Mundial, quien les dice a los ticos qué es lo que hay que hacer: esta vez pide una acción coordinada a nivel global para contrarrestar los efectos de la crisis alimentaria.

 

Zoellick cree que 33 países en el mundo afrontan la posibilidad de malestar social o político debido a los elevados precios de los alimentos y la energía.

 

Pero, ¿por qué esperar hasta que el sistema global anuncie una inminente crisis alimentaria mundial para volver la mirada hacia los agricultores nacionales?

 

¿Por qué esperar a que sean las alertas internacionales las que provoquen el desarrollo de programas locales en materia  agropecuaria?

 

EL "MOMENTO ADECUADO

 

"El actual ministro de Agricultura y Ganadería, Javier Flores, anunció el 8 de mayo el Plan Nacional de Alimentos, el cual combina iniciativas públicas y privadas para enfrentar la crisis alimentaria mundial.

 

Entre las acciones previstas figuran fondos para ayudar a familias en situación de pobreza y el aumento de la asignación a familias de escasos recursos para que mantengan a sus hijos en el sistema educativo, según anunció Flores en una rueda de prensa.

 

El ministro dijo que el plan incluye la disponibilidad de alimentos y la minimización del riesgo para la población más vulnerable con el propósito de "garantizar la disponibilidad de maíz blanco, de arroz, frijoles y otros productos básicos en la dieta de los costarricenses".

 

Flores aseguró que en dos años se pretende cubrir 80 % de la necesidad nacional de arroz y un 70% en materia de maíz blanco y frijol.

 

Según cálculos del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), Costa Rica solo produce el 48% del arroz que consume y un 25% del maíz blanco y frijol.

 

Por su parte, el ministro de Hacienda, Guillermo Zúñiga, informó que, en ese sentido, se prevé aumentar en más de 42.000 el número de becas escolares y asignar mensualmente ¢50.000 a las familias de jefas de hogar con niños menores de 12 años.

 

Posteriormente, el 15 de mayo, el Ministro Javier Flores convocó a otra rueda de prensa junto con el presidente ejecutivo del IDA, Carlos Bolaños, en la que anunció que esa entidad rompería su tope presupuestario y destinaría ¢18.500 millones al Plan Nacional de Alimentos.

 

El programa del IDA está dirigido principalmente al autoconsumo y contempla entrega de semillas, fertilizantes, infraestructura, financiamiento al Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y créditos a través de la Caja Agraria.

 

Consultado sobre por qué el Gobierno esperó dos años para implementar un plan de este tipo, el ministro Flores respondió a UNIVERSIDAD que "lo veníamos valorando" pero dijo que esperaron el momento oportuno, el cual, según él, surge "cuando en realidad hay una ventaja para el agricultor" y en este caso "es el precio".

 

NO ES SÓLO UN ASUNTO DE PRECIOS

 

Renzo Céspedes, abogado, economista y exnegociador en jefe del TLC Costa Rica-México, dijo a UNIVERSIDAD que no se puede ser tan "simplista" de pensar que se deben estimular ciertos cultivos porque el precio está más alto, pues en un tema como éste entran en juego múltiples factores.

 

Céspedes recordó que Costa Rica apostó a un modelo agroexportador y abandonó a su suerte a los agricultores tradicionales, quienes tuvieron que competir en un mercado lleno de distorsiones.

 

"Eso provocó que muchos sectores llegaron prácticamente a desaparecer" pues "todas las administraciones, desde la primera de Oscar Arias en adelante, abandonaron toda política de soberanía y seguridad alimentaria y apostaron a vivir de alimentos subsidiados pero no se tomó en cuenta que eso algún día se iba a acabar".

 

El especialista dijo que si los precios internacionales de los granos básicos suben no es tan fácil decir simplemente "volvamos a sembrar" pues "es un proceso gradual donde se da un aprendizaje de las buenas prácticas agrícolas e, incluso, de tropicalización de ciertos cultivos en términos genéticos".

 

El también consultor internacional recomendó el desarrollo de una verdadera política agropecuaria integral que tome en cuenta diversos aspectos como inversión en infraestructura de riego y drenaje, financiamiento y seguros de cosechas, mejoramiento de las variedades vegetales, controles sanitarios, regulación de prácticas desleales de comercio y barreras técnicas.

 

Además, abogó porque "en las negociaciones de los tratados de libre comercio se respeten y consideren aspectos de soberanía y seguridad alimentaria y no se deje, de forma irresponsable, a sectores productivos expuestos a los vaivenes del mercado internacional".

 

Por su parte, el presidente de la Asamblea Nacional de Productores de Arroz, Óscar Campos, dijo a UNIVERSIDAD que el Gobierno del presidente Óscar Arias se "equivocó" de estrategia, pues ha seguido las "recetas" de afuera, en lugar de desarrollar una política agropecuaria nacional "desde adentro".

 

"Los responsables de esto son quienes están en Zapote" porque "desmantelaron la capacidad de producción del país" y ahora quienes hacen muchísima plata son las compañías multinaciones de la alimentación", dijo Campos.

 

"Esta crisis era previsible desde hace rato. ¿Dónde está Alfredo Volio, quien dijo que la soberanía alimentaria era un concepto trasnochado? Hoy está callado, no dice nada", aseguró.

El también exministro de Agricultura recordó que el Banco Mundial ha reconocido que Costa Rica podrá enfrentar mejor la crisis por su desarrollo institucional en materia agropecuaria, pero el CNP fue desmantelado porque "no querían los monopolios estatales".

 

"Al Gobierno hay que exigirle medidas integrales", dijo Campos, quien abogó por el desarrollo de una "verdadera política pública" en materia agropecuaria dentro de un marco de eficiencia productiva.

 

Óscar Campos dijo que el país tiene reservas de arroz por 43.000 toneladas métricas "que alcanzan para mes y medio" y dijo que los productores locales no se sienten incentivados a sembrar más arroz "por los precios que les fija el Gobierno" pues "es un precio que más bien los desestimula".

 

Por su parte, el secretario general de la Unión Nacional de Pequeños y Medianos Productores Agropecuarios (UPANACIONAL), Guido Vargas, dijo a la prensa que la solución anunciada por el Gobierno para reducir el riesgo de una crisis alimentaria no debería ser tan sencilla y no se debería limitar a darles semilla a los agricultores para que se pongan a producir sino que "debe ir acompañada de otras políticas" para incrementar la asistencia técnica, la infraestructura, la transferencia de tecnología, la tramitología y disminuir los costos de producción.

 

¿Cuál es la situación en Costa Rica?

 

En materia de granos básicos, hasta la década de 1980 Costa Rica cubría la totalidad de sus necesidades y exportaba excedentes. Ahora, produce la mitad de lo que consume e importa el resto, es decir, es dependiente de las importaciones.

 

Un estudio de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) titulado "Situación sobre el impacto de los precios de los alimentos en Costa Rica", realizado en abril pasado, asegura que la situación actual de Costa Rica es la siguiente:

 

* FRIJOL

La producción de frijol ha venido disminuyendo considerablemente hasta alcanzar en el período junio 2007, un total de 10.300 toneladas lo cual representa solo un 23% del consumo nacional. Por esa razón, en el 2007 se tuvieron que importar 44.772 toneladas para satisfacer la demanda.

El consumo mensual es cercano a las 3.570 toneladas, por lo que el país debe abastecer la mayor parte del consumo nacional de importaciones, donde el frijol rojo proviene en su mayoría de Centroamérica y el negro de China, Argentina y Estados Unidos.

Para esta cosecha en la Región Brunca se pagó al productor ¢434.783 por tonelada para frijol negro y ¢717.391 por tonelada para frijol rojo. En la Huetar Norte se paga ¢543.500 por tonelada de frijol rojo y ¢435.000 por tonelada de negro.

 

* MAÍZ BLANCO

La producción nacional de maíz blanco creció levemente pasando  de 13.286 toneladas en el 2005 a 15.628 toneladas en el 2007, al igual que las importaciones que pasaron de  42.576 toneladas a 77.582 toneladas. El consumo nacional se estima en 70.000 toneladas anuales.

Cabe aclarar que parte de las importaciones son utilizadas por la empresa privada para procesarlas en harina de maíz la cual se exporta hacia Centroamérica.

El precio que se paga al productor de maíz blanco es de ¢6.500 el quintal.

 

* MAÍZ AMARILLO

El consumo nacional de maíz amarillo es cercano a las 600.000 toneladas anuales, las cuales se importan en su totalidad y son procedentes en su gran mayoría de Estados Unidos. 

El precio internacional se ha mantenido con una tendencia creciente influenciada por el uso de este producto en la producción de agrocombustibles. Se estima que estos precios continuarán creciendo.

 

ARROZ

Según estadísticas de la Corporación Arrocera Nacional, durante el período agrícola 2006-2007, la producción nacional ascendió a 171.117,27 toneladas métricas de granza seca y limpia.

Se estima un consumo nacional de 235.167 toneladas en pilado, y un consumo per cápita de 53,42 kilos.

Actualmente, continúa mostrándose un aumento general en el precio internacional del grano que ya alcanzó los $1.000 por tonelada métrica.

Según el Margen de Participación del Productor, por cada colón pagado por el consumidor de arroz 90/10 (cuyo precio no es regulado) ¢0,22  son ganados por el productor mientras que los restantes ¢0,78 se quedan en la intermediación.

Para el caso del arroz 80/20, por cada colón que paga el  consumidor 0,42 colones los recibe el productor, observándose que el productor mejora su ingreso con el arroz 80/20, que es el regulado por parte del MEIC.  

 

* TRIGO

El consumo nacional es de 384.000 tonleadas, las cuales son cubiertas por importaciones cercanas a las 400.000 toneladas procedentes de Estados Unidos. Costa Rica no produce trigo por razones agro ecológicas.

 Al igual que en los otros granos el precio de trigo se  mantuvo creciendo, sin embargo en las últimas semanas ha tendido a estabilizarse.

 
< Anterior   Siguiente >
Bloqueverde
Ingresar
Alianza de Redes Ambientales
banner.jpg
Municipios sin Transgénicos
mapainteractivo