header image
IDA y Senara procesados por daño ambiental en Palo Verde
jueves, 27 de marzo de 2008

Reclaman a instituciones el pago de más de $6 millones .Instancia dice que agua con pesticidas y sedimento afecta laguna

nacion.com El Tribunal Ambiental reclama $6 millones al Instituto de Desarrollo Agrario (IDA) y al Sistema Nacional de Riego y Avenamiento (Senara) por un severo daño que sufrió el humedal del Parque Nacional Palo Verde, ubicado en Bagaces, Guanacaste.

Según el Tribunal, en los últimos cinco años el humedal recibió excesivas cantidades de aguas con sedimentos y residuos de pesticidas, provenientes de canales abiertos por Senara para irrigar parcelas otorgadas por el IDA en sectores contiguos al parque.

Tal situación provocó un incremento en el nivel de una laguna y la inundación de 3.000 hectáreas de un bosque de pochote.

“Este es el daño ecológico más serio en toda la historia del país”, sostuvo ayer el presidente del Tribunal Ambiental, José Lino Chaves, quien informó de que el caso fue abierto hace cuatro años.

Tanto el IDA como el Senara deberán comparecer ante el Tribunal el próximo 29 de abril para presentar su descargo.

Natural. El gerente general del Senara, Bernal Soto, afirmó ayer que la saturación de la laguna del parque responde a cambios naturales ocurridos en la zona.

“El régimen hídrico de la laguna no puede verse afectado por un pequeño exceso de agua de riego. La naturaleza del lugar ha cambiado, ha pasado de ser una zona ganadera a ser una zona de protección. El agua de lluvia antes se canalizaba, ahora ya no, por eso se ha inundado”, dijo Soto.

Mediante un comunicado de prensa, el IDA rechazó cualquier responsabilidad en el caso. Indicó que esta denuncia es antigua y “al conocerse de eventuales cambios en el ecosistema se ha ido corrigiendo el problema”.

Para Eugenio González, director de la Organización para Estudios Tropicales (OET), lo ocurrido en Palo Verde evidencia una falta de coordinación entre los organismos del Estado.

“Creemos que el Tribunal ha intervenido tarde porque el proyecto de irrigación comenzó en los 80 y las evidencias de los impactos en el parque asomaron hace 12 años.

“Ha habido lentitud e inactividad y, al final, el que sufre es el recurso natural”, afirmó González.

Ángel Guevara, gerente de manejo de recursos naturales del Área de Conservación Tempisque, dependencia del Minae, aseguró que es prohibida la descarga de aguas de riego en Palo Verde.

“Humedales estacionales se han convertido en permanentes y se están colmando de químicos agrícolas, afectando la fauna y la flora”, declaró Guevara .

 
< Anterior   Siguiente >
Bloqueverde
Ingresar
Alianza de Redes Ambientales
banner.jpg
Municipios sin Transgénicos
mapainteractivo