header image
MINAE tiene Parque Manuel Antonio en abandono total
martes, 29 de enero de 2008

Carencias abundan y especies corren serios peligros:

diarioextra.com El Parque Nacional Manuel Antonio es visitado cada año por 240 mil turistas aproximadamente, entre nacionales y extranjeros, los cuales generan anualmente un millón de dólares o sea, unos ¢ 500 millones.

Esta gallinita de los huevos de oro, es el segundo parque nacional más visitado en el país.

 

Sin embargo, las condiciones de infraestructura en este lugar se deterioran cada día, los servicios sanitarios de los visitantes no cumplen con el ancho exigido por la Ley 7600.

Tampoco se le da mantenimiento a los senderos, la entrada al parque es bastante peligrosa, sobre todo para los adultos mayores.

Los guardaparques tienen ocho años de no recibir ni un solo uniforme, ellos deben comprarlos con plata de su propio bolsillo, tampoco cuentan con frecuencias de comunicación y mucho menos con vehículos para movilizarse dentro del parque, lo que da una enorme ventaja para que los cazadores hagan de la suyas.

“Ahora cuesta ver guatusas, los tepezcuintles uno se los topaba a cada rato y ahora no. En este momento a mi me llaman y me dicen que están sacando venados, ¿qué puedo hacer?, tengo que dejar que los cazadores hagan fiesta porque ¿quién va a ir?; aquí no hay personal”, indicó el encargado del parque, Javier Herrera.

Durante un recorrido que DIARIO EXTRA hizo por las instalaciones del lugar, el mismo don Javier nos mostró las pésimas condiciones en las que laboran.

La oficina de Educación Ambiental cuenta con un diminuto espacio en el que solo cabe una persona y tiene electricidad gracias a la instalación que hizo el mismo Herrera.

En este mismo sitio encontramos una bodega que tiene cinco años de estarse construyendo, en todo este tiempo solo se han colocado cuatro columnas de madera, unas cuantas láminas de zinc y los cuadrantes de madera que en un futuro serán la base para el piso.

“Si usted me dice a mí, ¿cuál es el estado del parque?, yo le diría que anda como en un 30%, los senderos están en mal estado, hay senderos que tienen miradores y no tienen barandas. Los servicios sanitarios permanecen limpios y con agua, pero no hay un servicio para personas discapacitadas, desde hace como cuatro años estamos tratando de hacer uno donde entre una silla de ruedas y no hemos podido porque no hay dinero”, dijo.

PEQUEÑAS INVERSIONES

Actualmente se instalan ocho tanques de agua, se construye una caseta y un portón en una de las entradas, para estas obras se destinaron ¢13 millones. Hace un año se invirtieron ¢16 millones para el sistema eléctrico y el cielo raso de la casa en la que habita el personal, pero este último ya muestra signos de daño ya que la vivienda quedó con enormes goteras lo que hace que 12 meses después de hechos los trabajos algunas de las láminas estén próximas a caer.

POLÉMICO FIDEICOMISO

Herrera comentó que la carencia de recursos para reinversión en Manuel Antonio es un problema que se arrastra desde hace muchísimos años.

El parque cuenta con un fideicomiso que a la fecha ronda los dos mil millones de colones, aproximadamente, y se creó para pagar los terrenos que el Estado expropió y que ahora forman parte del parque nacional.

“Desde hace 35 años se debían siete propiedades que constituyen la mitad del parque y se pagaron hasta hace tres años. Hace cinco años se empezó a trabajar con el fideicomiso y se cancelaron cinco propiedades pero quedaron dos sin pagar porque los dueños no aceptaron el avalúo”, detalló. Pese a la existencia de recursos, Herrera indicó que hasta que estos terrenos no estén cancelados, el resto del dinero no se podrá invertir en otras áreas, pues así lo dispone la Ley.

Para este guardaparque, la solución a las carencias que enfrentan en Manuel Antonio, es una reforma legal, en la que se estipule la transferencia de al menos un 10% de los recursos que se recaudan por ingresar al parque y que hoy en día se trasladan a la caja única del Estado.

RESPONSABILIDAD ES DEL ÁREA

Rónald Vargas, director de Sinac, dijo compartir muchas de las preocupaciones de los trabajadores, sin embargo, explicó que es responsabilidad del Área de Conservación presentar al Sinac un plan de los trabajos que se necesitan ejecutar en cada unos de los parques y zonas que están bajo su responsabilidad.

“El Sinac es un órgano desconcentrado, a las Áreas de Conservación se les asigna un presupuesto, pero todo depende de la administración que se dé. Habría que revisar que es lo que pasa porque ellos (Área de Conservación) reciben el presupuesto y dentro de este se incluyen los uniformes, por ejemplo”, recalcó el funcionario.

Vargas promete que el próximo año estos parques podrían recibir mayor dinero, pues se estima que con el aumento en las tarifas de entrada a los parques se tendrán ¢1 200 millones adicionales en el presupuesto, dinero que en su mayoría se invertirá en infraestructura.

“En Manuel Antonio, una prioridad es el puente que se construirá en el acceso al parque, estamos concientes que las condiciones no son las mejores”, reconoció Vargas.

¿Qué cosas cree que se pueden mejorar en el parque?

• Andrés Calderón

Pérez Zeledón

“Me gusta mucho como está el parque, me gustaría que abrieran un par de senderos más para recorrer más el parque”.

• Shalom Dreampeace

Santa Cruz, California

“Es muy bonito, todo está verde, me gustaría que lo abrieran por más tiempo para poder recorrer varios senderos”.

• Florita Herrera

Heredia

“Hay algunos senderos en los que se hace dificultoso pasar, se necesita mejorar todo, hay gente ingiriendo licor y dándole alimento a los monos”

• Martín Palacios

Heredia.

“El parque lo veo bien pero deben mejorar el servicio de agua y que la gente colabore con la limpieza del parque y la recolección de basura”.

 
< Anterior   Siguiente >
Bloqueverde
Ingresar
Alianza de Redes Ambientales
banner.jpg
Municipios sin Transgénicos
mapainteractivo