header image
Piden a Fiscalia frenar expansión piñera en Guácimo y Siquirres
martes, 27 de noviembre de 2007

Informa-tico.com. A la Fiscalía Ambiental le fue entregada el miércoles pasado una denuncia por la contaminación que están provocando las fincas piñeras en los cantones de Guácimo y Siquirres de Limón.

Pobladores de la Perla de Guácino y otras localidades llegaron a la Fiscalìa junto a representantes de organizaciones que luchan por la defensa del medio ambiente, para entregar un documento en que denuncian la falta de acción de las entidades públicas para hacer cumplir las leyes y las recomendación giradas por organismos ambientales en el caso de la piñeras.

"Estamos apoyando para cerrar la piñera que está contaminando todo lo que son acuíferos, ríos y todo", dijo Mainery Barrantes, una vecina de La Perla, integrante del grupo.

"Ellos (los empresarios) no tenían permiso para sembrar allí, y hemos puesto las denuncias, pero no nos han resuelto nada, ni en la municipalidad nos han puesto atención, nos ruedan a todos", afirmó la mujer.

Otra vecina, Ana Maria Chinchilla, dijo que llegaban a poner una demanda por falta de acción de las entidades encargadas de velar por el cumplimiento de las normas ambientales.

La Setena (Secretaría Técnica Ambiental) ha emitido dos fallos muy buenos, pero el alcalde no los cumple, aseguró-

"Yo estoy luchando por mis hijos y mis nietos", dijo la mujer, quien explicó que el objetivo de los vecinos es lograr el cierre de la piñera Tico Verde, que está como a un kilómetro del poblado.

Es un desastre, la cañería que pasa por media plantación la han roto varias veces, el ambiente está contaminado la gente está padeciendo de asma y alergias, especialmente los niños, y en los ríos los pescados desaparecieron, se quejó la mujer.

Gerardo Mora, de la Asociación Ambientalista del Trópico Húmedo, dijo a Informa-tico que las piñeras se están expandiendo al sur de la ruta 32, que es una pendiente de montaña y donde están las nacientes y los principales ríos vienen de ahí.

Los pobladores llevan dos años denunciando la situación, y redoblaron la lucha luego que en los últimos meses se detectó contaminación del acueducto en El Cairo y en otras poblaciones de Siquirres.

También ha sido afectadas La Perla, Pocora eIrocois, en Guácimo y Siquirres.

A causa de la contaminación del acueducto, el agua para consumo humano se ha tenido que estar repartiendo en cisternas en varias de esas poblaciones, como El Cairo, Germania y Francia.

Las denuncias de los vecinos son apoyadas por organizaciones el Foro Emaús y la Asociación Ambientalista.

Mora explicó que la pendiente de los terrenos donde están las piñeras favorece que los residuos de agroquímicos sean arrastrados a los ríos y los acuíferos.

Problemas

Explicó que además de la contaminación y afectación de la salud, el monocultivo de piña está causando también problemas sociales en la zona, como la desintegración familiar.

Las piñeras para expanderse compran pequeñas fincas y la gente las vende, no tanto por lo que les ofrecen, sino porque las familias quedan rodeadas de plantaciones de piña, o colindantes con ellas, y es difícil mantenerse así, por lo que venden sus parcelas a precios que son muy bajos.

Por ejemplo, la empresa Mindoro del Caribe ha adquirido mas de 15 parcelas de diez hectáreas cada una y ya tiene unas 200 hectáreas cultivadas de piña. Todo el cultivo de esa empresa es en el área sur, colindante con los ríos Quebrada Honda, Perla, Los Novillos y Destierro, que eran ríos con mucha vida animal, que hoy ha desaparecido.

Además los medios que se utilizan para el trabajo en las piñeras no guardan ninguna elemento de seguridad. Entonces se ha comenzado a detectar enfermedades, no solo entre los trabajadores, sino en los niños, especialmente enfermedades respiratorias y alergias.

Por otra parte, los derechos laborales no se cumplen, los trabajadores son contratados por 80 días, luego los despiden y los vuelven a contratar, a fin de que no tengan ninguna garantía laboral. En esa situación están cerca del 95 por ciento de los obreros, afirmó Mora.

Relató que cuando llegó la piñera a La Perla le prometieron a la gente que prácticamente toda la población iba a tener trabajo en las fincas, pero se acaba de hacer un censo, y se constató que solo nueve personas tiene empleo allí. La mayoría de los trabajadores son nicaragüenses, que son llevados desde poblaciones marginales en "chapulines" en condiciones infrahumanas.

Un problema adicional -dijo Mora- es que para expandirse las piñeras están talando bosques. En La Perla, por ejemplo, fueron taladas 70 hectáreas de bosque primario.

Mora dijo que desgraciadamente existen muchas formas de evadir las leyes e incluso las talas se hacen conforme a la ley.

El Ministerio de Ambiente no permite la tala de bosque, pero si un ingeniero forestal hace un análisis y dice que sí se pueden cortar los árboles y presentan el estudio al Minae, se marcan los árboles, y el Ministerio tiene tres días para llegar a comprobar. Pero como no tiene personal ni recursos suficientes no puede llegar a hacer la inspección en el término de tres días y entonces el interesado puede comenzar a talar.

Las empresas tienen en su planilla a ingenieros forestales que se prestan para eso. Comentó.

De esa forma, hoy día es posible ver como existen piñeras en medio de un bosque primario.

Mora relató que los parceleros están atemorizados y deseando salir de la pesadilla de que todos los días llegan a ofrecerles dinero por la parcela. Hay momentos en que se hace difícil vivir en una parcela de esas, pues cada vez que fumigan en una piñera vecina los niños empiezan a manifestar efectos en su salud, aseguró.

 
< Anterior   Siguiente >
Bloqueverde
Ingresar
Alianza de Redes Ambientales
banner.jpg
Municipios sin Transgénicos
mapainteractivo