header image
Inicio arrow Temas arrow Energía arrow Recope estudia desistir de licitación para ampliar refinería
Recope estudia desistir de licitación para ampliar refinería
viernes, 02 de noviembre de 2007

Altos costos se subsanarían con alianza con petrolera estatal de China Empresa argentina presentó oferta, pero es posible declarar desierto el concurso

La nacion. Una licitación para modernizar la planta refinadora de Moín podría quedar engavetada en la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope), ahora entusiasmada con la cooperación que China ofreció para ese mismo fin.

El objetivo de Recope es alcanzar con el menor costo posible la capacidad para procesar el 100% del combustible que consume el país, unos 40.000 barriles diarios, lo que permitiría garantizar el suministro y, por tanto, la estabilidad de precios internos.

           

Ese mismo fin tenía un proceso que impulsó Recope en esta administración, y que ahora tiene “en pausa”, mientras se concretan detalles de la alianza anunciada la semana anterior, en el marco de la nueva relación diplomática entre Costa Rica y China.

 

La entidad pretendía que a finales de este año comenzaran las obras, según dijo su presidente ejecutivo, José León Desanti, en una publicación de este diario el 6 de junio, el mismo día que se conoció del nuevo nexo político con el gigante asiático.

 

La empresa argentina AESA resultó única oferente pues la estadounidense Petroloc enfrentó problemas legales, dijo ayer Desanti.

 

Monto. La oferta fue de $425 millones, dos veces lo previsto por Recope, que tiene un crédito por $129 millones del Banco Centroamericano de Integración Económica.

 

“Estábamos pensando en replantear el diseño para bajar costos cuando salió lo de la relación con China y el viaje del Presidente (Óscar Arias)”, argumentó Desanti.

 

Ahora el plan es que los chinos asuman el rediseño de la planta refinadora en el marco de la cooperación bilateral, una tarea que en el plan original desarrollaría el Instituto Francés de Petróleo (IFP).

 

Incluso, si una subsidiaria de la estatal CNPC ofrece precios más bajos que AESA podría encargarse de la construcción de la infraestructura, una vez declarada desierta la primera licitación. “En enero o febrero sabremos qué camino tomar”, comentó Desanti.

 

Se espera que en este mes venga el primer equipo de técnicos chinos para evaluar las necesidades de la planta refinadora, en Moín.

 

La ampliación de la refinería local se piensa como el primer paso para el deseo de China de instalar en Costa Rica una refinería con capacidad para procesar unos 200.000 barriles diarios, de los cuales tres cuartas partes se vendería como producto limpio a países de la región centroamericana y el Caribe.

 

El acercamiento entre la CNPC y Recope resulta de las conversaciones entre gobiernos, que incluyen donaciones, inversión, turismo, temas políticos y culturales.

 

Centroamérica

 

Afán de refinerías regionales

 

Además de instalar una refinería que abastezca el mercado nacional, China aspira a tener aquí una planta para vender combustible a Centroamérica, un afán igual al planteado por Venezuela en Panamá y por Taiwán en Guatemala. “En esta zona hay gran mercado”, dijo Desanti, evitando aludir los ribetes políticos.

 
< Anterior   Siguiente >
Bloqueverde
Ingresar
Alianza de Redes Ambientales
banner.jpg
Municipios sin Transgénicos
mapainteractivo