header image
Inicio arrow Temas arrow TLC (ALCA) arrow Rene Castro y las secuelas
Rene Castro y las secuelas
martes, 04 de septiembre de 2007

Freddy Pacheco, Catedrático UNA. Definitivamente todavía está sufriendo las secuelas del múltiple choque automovilístico: su mala memoria, su disminuida prestancia, su incongruencia para expresarse, así lo demuestran.

La pobre de Amparo casi se ahoga en medio programa por la angustia que le provocaba el comportamiento del cuestionado "líder alterno" del SÍ (a la entrega) del cual quizá ella esperaba la iría a sacar del enredo en que la metió su jefe Marco Vinicio, quien le ordenó debatir sobre un tema que, a profundidad, desconoce.


René tuvo muchos deslices, pero donde la sacó del estadio fue cuando (tal vez pensando en sustituir al amigo Guillermo Zúñiga) propuso resolver los problemas hacendarios de Costa Rica, EXPORTANDO AGUA a los Estados Unidos. ¡Podemos obtener más divisas que con la exportación de piña, melón, café, banano y los ingresos del turismo!, dijo más o menos. ¡Y hasta parecía serio!

Así, el ex ministro del Ambiente (quien, como a su compinche Chemita Figueres, se le olvidó cuánto SE OPUSO a la aprobación y posterior puesta en vigencia de la Ley Orgánica del Ambiente…) también olvidó que más de un millón de compatriotas no reciben agua potable en sus hogares y que, además de estarse contaminando cada día más con nitratos y compuestos orgánicos volátiles, su abastecimiento se ve amenazado peligrosamente en vista de que "nos estamos bebiendo los acuíferos del valle central" sin darles oportunidad de recargarse.

Aunque padecemos un déficit de unos 14 millones de litros diarios entre la recarga y la extracción, don René propone exportar el agua para saciar la sed de 100 millones de estadounidenses del sur y el oeste del país con el más alto consumo de agua per cápita del mundo. Nos imaginamos a don Ricardo Sancho avergonzado de escuchar tal disparate en momentos en que el AyA planea revertir a mediano plazo (con inversiones millonarias) la tendencia de absoluto abandono gubernamental sobre tan vital sector.

También olvidó, durante todo el debate, referirse a que si él y Figueres no hubieran derogado, subrepticiamente, en un escondido Alcance a La Gaceta, TODOS LOS REQUISITOS AMBIENTALES que hubiera tenido que cumplir la petrolera Harken para poder optar posteriormente a la firma del contrato petrolero que suscribiera eventualmente con Miguel Angel y Elizabeth Odio, no estaría el Estado costarricense sufriendo la menaza de demanda que por $55 mil millones de dólares ha estimado la Harken tenemos que pagarle todos los habitantes por no haberse aprobado su estudio de impacto ambiental. Decreto que por cierto sigue vigente y que don René, antes y después del famoso choque, no ha podido explicar satisfactoriamente.

En fin, ese era el personaje "del vaso medio lleno o medio vacío" (analogía que le gusta mucho) que llegó a un debate sobre el importante tema del AMBIENTE, casi exclusivamente amparado en un cuestionado documento de la Sala IV y arrastrando una botella de agua (¿?) como muestra de su "ingenio" parlamentario. ¡Cuánto gozó con él José María Villalta!, siempre serio, informado, contundente y, además, estimulado por la presencia, ¡gratísima presencia!, de esa gran luchadora del pueblo, Pilar Ureña, quien con la sencillez propia de los seres dignos, le habló a su pueblo en su idioma.

 
< Anterior   Siguiente >
Bloqueverde
Ingresar
Alianza de Redes Ambientales
banner.jpg
Municipios sin Transgénicos
mapainteractivo