header image
¡Hasta hoy llegó Río Azul !
martes, 31 de julio de 2007

 

www.diarioextra.com El relleno sanitario de Río Azul amanecerá mañana con los candados puestos y no se quitarán más porque ya venció el contrato entre el gobierno y la Federación Regional Municipal del Este (Fedemur), grupo de gobiernos locales que administra el vertedero e invierte las ganancias en obras comunales.

Fedemur presentó ante el Ministerio de Salud una solicitud para ampliar por dos años el plazo de funcionamiento del relleno, con el fin de completar los ¢1.000 millones que le costaría el proceso de cierre técnico, pero no fue acogida por la ministra María Luisa Ávila.

Este relleno sanitario, que fue abierto en 1973, recibe unas 500 toneladas de basura diarias, arrojadas por camiones recolectores de Coronado, Moravia, Tibás, Curridabat, La Unión, Montes de Oca, Desamparados y Alajuelita.

Ahora toda esa basura tendría que ser depositada en el rellena sanitario de La Carpio, administrado por la empresa Ebi, que dijo estar en capacidad de recibir esa cantidad de basura.

Ayer la ministra María Luisa Ávila declaró a DIARIO EXTRA que era hora de cerrar Río Azul. Ese cierre duraría entre diez y 12 meses.

Fedemur reclamaba que la Sala Constitucional ordenó el cierre con una planificación adecuada sin establecer un límite de tiempo.

Ahora ambas partes deberán llegar a un finiquito contractual para definir cuánto debe entregarle Fedemur al Ministerio de Salud.

A LA CARPIO

Ante la pregunta “¿Qué pasará con la basura que se genera a diario en los cantones afectados?”, Ávila dijo que no debería haber contratiempos.

“Las municipalidades estaban advertidas desde hace más de seis meses que debían buscar los recursos para el manejo de los desechos y su depósito en el relleno de La Carpio”, manifestó. Agregó que cada gobierno local debió prepararse para el correcto manejo de los desechos.

“Hasta la fecha ninguna de las municipalidades nos informó que no podía cumplir con esta obligación. Yo espero que no se presenten problemas ni acumulación de basura en las casas y barrios porque no se puede depositar”, añadió la Ministra.

Sobre el futuro de los 80 buzos que trabajan en la recepción de los desechos dijo que proponen soluciones convenientes para ellos, tanto en materia laboral como de salud.

“Con los buzos esta semana vamos a retomar las conversaciones para buscarles un mejor futuro. Queremos integrarlos a los programas del INA y ampliarles sus posibilidades laborales o si no buscar un subsidio por desempleo”, indicó.

DIARIO EXTRA buscó ayer la versión de Alexis Cervantes, director ejecutivo de Fedemur, sin embargo nos comunicaron que no estaba disponible para la prensa y posiblemente hoy se referiría al tema.

Semanas atrás Cervantes declaró a este medio que le extrañaba la posición de la Ministra de Salud, de consolidar el cierre y enviar la basura a rellenos que son de empresas privadas.

Las obras de cierre técnico se harían para garantizar que los miles de toneladas de desechos que están enterradas en Río Azul no se derrumben, pero para eso Cervantes considera urgente cambiar el sistema pluvial.

 
< Anterior   Siguiente >
Bloqueverde
Ingresar
Alianza de Redes Ambientales
banner.jpg
Municipios sin Transgénicos
mapainteractivo