header image
Inicio arrow Temas arrow Barcos con droga exportaron aletas de tiburón martillo
Barcos con droga exportaron aletas de tiburón martillo
jueves, 26 de marzo de 2015
Hacia una “japonización” de INCOPESCAseduerme

 

El barco Capitán Byron, detenido por narcotráfico cerca de Punta Burica, además de haber recibido en algún momento combustible de INCOPESCA fue beneficiado por las autoridades del  SINAC- MINAE para exportar aleta de tiburón martillo, violando el convenio CITES y generando una fuerte polémica de magnitud internacional.

 Pero no fue la única beneficiada por esta cuestionable decisión del gobierno y que está vinculada con el narco: ya la embarcación Yerelin 1 había sido encontrada con 900 kilos de droga y también la embarcación Shamrock, que  desembarcó 276 kilos de aletas autorizados para la exportación en febrero 2015 por el SINAC, cuya representante legal se hizo famosa en 2009 por haber sido acusada de utilizar cuerpos de tiburones para enviar cocaína a México, y presa por tráfico de drogas,  lavado de dinero pero quedo absuelta por el Tribunal Penal de Puntarenas en 2013.

La representante de Shamrock compró una “isla” por U$s 300.000,  el terreno de siete hectáreas si bien está ubicado en tierra, al subir la marea se convierte en isla. Los movimientos de dinero para esta transacción se realizaron desde la sociedad Anfre Oromontana, una compañía de exportación e importación de mariscos, que aparece como la representante legal de otra embarcación que ha entregado aletas, Cachalote II. Además, la representante legal del barco Shamrock está emparentada con otros representantes legales de barcos que también exportaron aleta de tiburón martillo.

 Ante esta trama de relaciones con actividades ilícitas, desde el movimiento ambiental nos preguntamos: ¿qué hay detrás de esta relación entre premiar con combustible, alentar la pesca en la Isla del Coco y las exportaciones de aleta de tiburón martillo a cuestionados por narcotráfico?, ¿por qué exponer al país a un nuevo escándalo, ya no solo por violar convenios internacionales ambientales, si no por esta repudiable vinculación: combustible subsidiado/invasión parque nacional isla del coco/ exportación de aletas?

 Además mostramos nuestra indignación porque  las autoridades del SINAC y MINAE  se apartaron del criterio técnico de los especialistas nacionales del convenio CITES, aduciendo interés público y razones socio económicas, que no tienen nada que ver con el perfil de barcos pesqueros que se beneficiaron por esta política.

 “No puede ser que no haya alguien responsable por esta penosa e indignante situación y que no sea destituido dado que merma contra nuestro patrimonio natural y retrocede en los alcances ambientales del país, además de dañar nuestra imagen y credibilidad a nivel internacional” señalamos como ecologistas desde la FECON.

 Hacia una “japonización” de INCOPESCA. El director de INCOPESCA, Gustavo Meneses, ha venido utilizando un argumento propios de las industrias pesqueras que prácticamente tienen al borde de la extinción a las ballenas y otras especies marinas: “Toda la pesca es de interés científico”

Este tipo de afirmaciones son las que Costa Rica ha tenido que adversar en las últimas décadas en la Comisión Ballenera Internacional. Estas afirmaciones y prácticas pesqueras son las responsables de que las pesquerías se encuentran ante un eminente colapso. Paradójicamente, la mayor autoridad estatal con relación a la pesca en nuestro país, utiliza argumentos de la cuestionada industria ballenera japonesa.

Ante esta absurda situación, nos preguntamos: ¿bajo esta misma lógica pretende INCOPESCA realizar los Dictámenes de Extracción No Perjudicial?, ¿será capaz el Padre Meneses de declarar que la subvención de combustibles a pescadores se hace con fines científicos?

Hay que detener el absurdo en INCOPESCA, no puede estar en manos secuestrada bajo la cínica lógica de los balleneros japoneses.

 

 
< Anterior   Siguiente >
Bloqueverde
Ingresar
Alianza de Redes Ambientales
banner.jpg
Municipios sin Transgénicos
mapainteractivo