header image
Una de dos: Aeropuerto o Patrimonio Mundial
miércoles, 25 de junio de 2014
aeropuertoooo

Por Mauricio Álvarez, Presidente de FECON y profesor UCR.

 El mes de junio cierra con celebraciones para Costa Rica y no sólo por el papel de la selección de futbol en la Copa Mundial si no porque sitios arqueológicos en la zona pacífico sur del país recién se declararon patrimonio mundial por la UNESCO, dada la presencia de impresionantes y misteriosas esferas de piedra precolombinas Diquís, sin embargo su conservación está en riesgo.

Políticas y proyectos que se plantean en la zona de influencia del Parque de la Esferas y el humedal Térraba, también declarado de importancia mundial, atentan contra su bienestar y preservación. Ante esta situación, entre las recomendaciones aprobadas por el Comité de Patrimonio Mundial  destaca la realización detallada de la Evaluaciones de Impacto Patrimonial, en particular de los posibles impactos negativos de los proyectos “Represa Hidroeléctrica Diquís” y “Aeropuerto internacional del Sur”. 

En el caso del PH Diquis funcionarios del ICE y la vice-ministra de energía aseguraron que se transforma en proyecto estrella para el Gobierno y que “no hay piedras en el camino” para los proyectos(crhoy.com, 20-6-14). Estas declaraciones ameritan profundizar en otro momento. 

 En cuanto al  megaproyecto  del Aeropuerto ya se han evaluado sus impactos y se vislumbra un panorama oscuro. En términos ambientales implicaría la aplicación, en el Pacífico Sur, del modelo turístico que ha hecho estragos económicos, sociales y ambientales en el pacifico Norte (Guanacastización de Osa). Jorge Lobo, biólogo, estudioso del tema del impacto socioambiental del turismo inmobiliario en Costa Rica, señala que no hay ninguna mención o evaluación sobre el impacto indirecto por el aumento del turismo o desarrollo inmobiliario, asegura que el aeropuerto está dirigido particularmente a la atracción de un mercado turístico interesado en el desarrollo inmobiliario, tal y como sucedió con Guanacaste pero no se evalúan los efectos que tuvo el aeropuerto de Liberia en el incremento de la degradación ambiental en la región costera Guanacasteca. Asimismo, Lobo agrega que el desordenado turismo inmobiliario que ya existe en Osa al día de hoy no cuenta con un plan regulador aprobado, un contexto que sólo agudiza las proyecciones negativas (ver observación). 

 La ex directora del museo Patricia Fumero, especialista en patrimonio, aseguró “que las vibraciones causadas por el despegue y aterrizaje de los aviones, así como las actividades propias de un aeropuerto, dañarían seriamente la integridad de las esferas.  Señala que “el aeropuerto estaría casi encima de las esferas; es la propiedad que está cruzando la calle”. La especialista recordó que las ruinas de la civilización Maya en Copán, Honduras, están al borde de perder su nominación como “Patrimonio Arqueológico de la Humanidad”, por tener un aeropuerto internacional a 20 kilómetros de distancia( Semanario Universidad, 10-11-10). 

 Sobre este último caso precisa el geógrafo, José Mora Calderón, del equipo de Kioscos Socioambientales de la UCR: “Para 2006, el Comité de Patrimonio Mundial de la UNESCO, con base en estudios del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS), recomendó al gobierno de Honduras rectificar su intención de construir un aeródromo en Río Amarillo, ya que la magnitud y flujo de turistas aumentaría enormemente y afectaría la dinámica y apertura de las ruinas.”(Ver kioscosambientales.ucr.ac.cr) 

El actual director del Museo Nacional, Cristian Kandler, aseguró previo a la declaratoria de la UNESCO, que el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS) hizo la consulta al Museo Nacional sobre la posible afectación del aeropuerto, “ellos expresaron que ya conocen el tema y les preocupa, quiero señalar que existen antecedentes concretos en casos de construcción de obras de infraestructura  y los especialistas consideran que está muy próxima pone en riesgos la declaratoria de patrimonio mundial” ( Noticias Canal 9, 18-6-14). 

El Estudio de Impacto Ambiental del Aeropuerto entró a SETENA en diciembre del año pasado, por lo que seguramente no fue evaluado para la candidatura de Patrimonio Mundial. Convirtiéndose en un elemento medular para la evaluación solicitada por Comité de Patrimonio Mundial sobre el impactos del Aeropuerto. 

 La SETENA pidió criterio a una serie de instituciones, por esto la UCR  presentó el estudio de : “Valoración del documento sobre el estudio de impacto ambiental del aeropuerto internacional en la región Brunca (AIRB)”, un extenso documento de críticas y recomendaciones, así como señalamiento de omisiones al proyecto en sus componentes arqueológicos, históricos, culturales, sociales, económicos, biológicos, geográficos, geológicos, químicos, hidrológicos, edafológicos, incluyendo observaciones  de reconocidos institutos de la UCR. 

En cuanto al análisis del Componente arqueológico e histórico-cultural la especialista Maureen Sánchez de la Escuela de Antropología señala como carencias, omisiones y errores que no se completa la prospección arqueológica de los sitios arqueológicos identificados, 5 en total dentro del área del proyecto ni  hay una valoración sobre el estado de conservación de los mismos. Y lo más importante es que faltó vincular la extensión de los sitios arqueológicos entre sí y estos con el sitio arqueológico denominado Finca 6 o Parque de las Esferas. Para la especialista “la presencia del sitio arqueológico denominado Finca 6, debería de estar contemplado dentro del rango que comprende la valoración de impacto ambiental, el  área de impacto directo (AID)”.

Sobre este tema la UCR señala que “El EIA presentado por el proyecto del aeropuerto solo consideró los aspectos positivos de un incremento en la actividad turística pero no valoró el verdadero impacto sobre el patrimonio arqueológico, aspecto que está pendiente de tratar. Es contradictoria la acción de la Candidatura de 4 sitios con esferas como Patrimonio Cultural de la Humanidad ante la UNESCO con la construcción de un aeropuerto de esta magnitud, siendo que los 5 sitios reconocidos en el EsIA forman parte del complejo asentamiento precolombino de Finca 6.”

El Presidente de la República pareció sugerir un cambio de lugar para el aeropuerto con la intención de no afectar el humedal ni el sitio arqueológico, al ser entrevistado acerca de la declaratoria de patrimonio mundial de estos sitios. Mientras la ministra de Cultura tiene una posición personal explícitamente en contra del aeropuerto y asegura que falta dar la discusión en el gobierno. Esperemos que no se trate de una decisión solo del Consejo de Gobierno para que se incluya a sectores sociales, universidades y afectados directos que serán desalojados del sitio.

Esta discusión debe partir que el impacto indirecto del proyecto sobre el ambiente y el modelo desarrollo es innegable, y no se soluciona reduciendo un poco la dimensión del aeropuerto, adjetivándolo de verde, ni tampoco alejándolo unos metros del humedal. El impacto directo, acumulativo e indirecto del megaproyecto definirá el modelo desarrollo de esta frágil zona.

Ante este panorama, podríamos estarnos comiendo la gallina de los huevos de oro, y Osa tendría aeropuerto pero el mundo perdería no sólo un sitio de patrimonio para la humanidad si no también el Humedal Nacional Térraba Sierpe (HNTS) declarado sitio de importancia internacional desde 1995 por la Convención Relativa a los Humedales de Importancia Internacional (RAMSAR). 

 
< Anterior   Siguiente >
Bloqueverde
Ingresar
Alianza de Redes Ambientales
banner.jpg
Municipios sin Transgénicos
mapainteractivo