header image
Inicio arrow Temas arrow Ambientales arrow ¡Obama petrolero!
¡Obama petrolero!
lunes, 06 de mayo de 2013
922746_498599103539330_917793373_n.jpgLa agenda oculta en Costa Rica

Mauricio Álvarez, Presidente FECON.Publicado en informa-tico.com

La visita de Barack Obama trae consigo las mismas presiones sobre la explotación de recursos naturales que se han ejercido desde el gobierno y las petroleras estadounidenses.

 

En los medios de prensa trascendió que la embajadora de Estados Unidos en  Costa Rica, Anne Andrew, presionará nuevamente por la firma del contrato  de la empresa estadounidense Mallon Oil Company. Dicha empresa se resiste a cumplir los requisitos ambientales que estableció la SETENA (resolución N° 165 -2011) para proseguir con la evaluación integral de su propuesta. Además, al no haber completado los trámites, según el Gobierno,  queda afectada  por la moratoria petrolera establecida por Decreto Ejecutivo 36693-MINAET.

Imperialismo petrolero. En nuestra historia las “petro –presiones” no son nuevas,  pues han sido responsables de la caída del gobierno de Alfredo Gonzales  Flores  (1914-1917) y el ascenso de la dictadura de los Tinoco. Como lo señalara el mismo presidente Gonzales Flores sobre la presión de  la compañía Costa Rica Oil Corporation: “mediante el empleo de cientos de miles de dólares , los referidos intereses americanos , representados en Costa Rica por Lincoln G. Valentine, con el fin de obtener que la codiciada concesión fuese aprobada por el congreso  y con el fin , además , de salvar ciertos obstáculos legales , sobornaron y corrompieron a los siguientes funcionarios: dos presidentes  sucesivos del congreso , varios diputado. Sobornaron al entonces ministro de la Guerra, Federico Tinoco, con quienes conspiraron  y planearon el derrocamiento  del gobierno constitucional  de la República, continuara oponiéndose a la concesión del congreso (Gonzales Flores, Alfredo. El Petróleo y la Política en Costa Rica, 1920)

Últimas décadas. La compañía petrolera Harken Energy – de la cual fue directivo y accionista George W. Bush y su familia-, que obtuvo una concesión petrolera (1999) en la zona del Caribe Centro y Sur, inició una serie de acciones legales y de presión, al habérsele rechazado su Estudio de Impacto Ambiental (resolución N° 0146-2002-SETENA) y como consecuencia le fue cancelado el contrato.  Esto a pesar de que, según cuentan,  algunos  funcionarios de la embajada de EE.UU.  “ofrecieron su ayuda” para aprobar sin dilaciones el Estudio de Impacto Ambiental. (Nov, 2001)

Como reacción, la petrolera anuncia en Estados Unidos que reclamará a Costa Rica $57.000 millones mediante un arbitraje ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias por Inversiones del Banco Mundial. Meses después, envía al exsenador Robert Torricelli para presionar por una indemnización. Otro gran aliado de las petroleas fue el ex -embajador John Danilovich, quien tuvo  varios encontronazos  con el  presidente de entonces  Abel Pacheco, los cuales  terminaron con la salida del diplomático. Dejándonos  varios meses sin embajador, hecho un poco desconocido para la opinión pública.

Concesiones que matan.  Cualquier parecido a la concesión de la pista San José – San Ramón es coincidencia. La  concesión de la Mallon Oil - pendiente la firma del contrato -tiene cláusulas que podrían calificarse como leoninas: la compañía tendría una exoneración de todos los impuestos presentes y futuros -salvo el impuesto de renta- pero sin la posibilidad de control contable especializado. Podría darse un paso forzado o expropiación de los predios que requiera; utilizar las aguas y materiales existentes.  Además, la compañía podría ceder (especular) libremente el contrato a otras empresas.

Como si fuera poco la Ley de Hidrocarburos (Art. 36) asegura que Costa Rica comprará el barril a precio de mercado, las regalías son insignificantes (Art.48) y la Dirección General de Hidrocarburos, instancia para la fiscalización, está desmantelada.

De insistir con la firma del contrato estaría en juego la entrega de  los hidrocarburos y el gas natural del 18 % del territorio nacional a la compañía estadounidense Mallon Oil por los próximos 20 años. Dentro de la concesión están incluidos los cantones de Matina, Siquirres, Guácimo, Pococí, Sarapiquí, San Carlos, Los Chiles, Grecia, Guatuso y Upala.

Ante la inminente presión petrolera y de sus emisarios es importante recordar que Costa Rica ha decidido basar su desarrollo en la conservación de los recursos naturales. Para ello, hemos llegado a un importante consenso en el que nuestro desarrollo no debe basarse en la industria extractiva, por su carácter contaminante y depredador, del planeta. Este consenso nace de la certeza de que nuestros bosques, humedales, mares, nuestra gente y la democracia valen más que el oro o el petróleo.

Esperemos que el gobierno sepa hacérselo entender al presidente Obama. 


 
< Anterior   Siguiente >
Bloqueverde
Ingresar
Alianza de Redes Ambientales
banner.jpg
Municipios sin Transgénicos
mapainteractivo