header image
Habitantes de Siquirres piden respuestas a la Ministra Ávila
jueves, 18 de junio de 2009
 Escrito por Javier Córdoba Morales semanario.ucr.ac.cr Ministra de Salud afirma que los niveles de bromacil encontrados en el agua no son de riesgo para la salud humana.Las comunidades afectadas por la expansión piñera solicitaron a la Defensoría de los Habitantes que les ayuden a obtener respuestas de la Ministra de Salud, María Luisa Ávila, respecto de la contaminación del agua.La carta firmada por dirigentes de las comunidades de Herediana, La Francia, Cairo, Milano y Luisiana surge como reacción a las declaraciones que brindó Ávila a UNIVERSIDAD, tras conocerse que el Tribunal Ambiental cerró una de las plantaciones de la empresa Del Monte en Milano de Siquirres.En ese lugar,  un análisis del Instituto Regional de Estudios en Sustancias Tóxicas (IRET) de la Universidad Nacional determinó la presencia de 4,8 microgramos por litro del agroquímico  en el agua que abastece a la comunidad y en el cercano río Destierro.
Ante estos resultados, Ávila aseguró a este Semanario que estaba “sorprendida” por los resultados, pues el Ministerio de Salud lleva controles independientes sobre la cantidad de agroquímicos en estas aguas.Ante estas afirmaciones, las comunidades manifestaron su inquietud a la Defensoría de los Habitantes el 28 de mayo por la posible diferencia entre los muestreos de una y otra entidad.“Pedimos con todo respeto a la Defensoría de los Habitantes que  solicite de manera inmediata y con carácter urgente al Ministerio de Salud todos los muestreos en posesión de ese  Ministerio, y que esta entidad los haga públicos y entregue a las comunidades de Siquirres por medio de sus ASADAS (Asociaciones de Administradoras de Acueductos)”, dice la carta.

UNIVERSIDAD consultó a la jerarca de Salud, María Luisa Ávila, por los resultados mencionados en la publicación citada para conocer los análisis en poder del ministerio. Ella remitió la consulta a la doctora Marcela Vives, de la  Unidad de Servicios de Salud de Protección y Mejoramiento del Hábitat Humano.

Según indicó Vives, el último análisis conocido en ese ministerio antes del publicado por el Tribunal Ambiental, se realizó el 28 de agosto del año anterior, y fue realizado por el laboratorio CHEMLABS (Servicios de Análisis Ambiental).

Este estudio indicó entonces que en la naciente de Cairo-La Francia no había cantidades detectables de bromacil, mientras que en Milano se detectaron 0,33 microgramos por litro del químico.

En el caso de Cairo-La Francia, el análisis de la Universidad Nacional, realizado el 1 de abril de 2009, reporta 1,6 microgramos por litro del químico, lo que significa un aumento importante en ambas nacientes.

NO HAY RELACIÓN

En la carta, las comunidades piden además que se realice una Feria de la Salud, con la presencia de las universidades Nacional y de Costa Rica, en la que se examine a la población sobre los posibles padecimientos que el consumo de agua contaminada les produce.

“Consideramos de suma urgencia que el Ministerio de salud asuma su responsabilidad de estudiar los casos de enfermedades que la gente está relacionando con el consumo del agua contaminada, no solo en Siquirres sino en Buenos Aires de Puntarenas, Pital de San Carlos y Guatuso”, dice la carta.

Consultada por UNIVERSIDAD sobre si se ha realizado algún tipo de estudio certero para determinar la afectación de la exposición a químicos en estas comunidades, Ávila indicó que no se han diagnosticado problemas directamente relacionados.

“No existe nada que sea certero en esta vida, se sabe que son principalmente cáncer de tiroides, hígado y renal lo que ocasiona la exposición crónica a grandes cantidades de agroquímicos como bromacil, y malformaciones congénitas según los estudios en animales de experimentación. Pero esas no son las patologías que se aprecian en esas zonas, ni en el resto del país”, afirmó la ministra.

Ávila aseguró que se necesitan grandes cantidades de los químicos para producir efectos como los mencionados, ya que inclusive, en Estados Unidos se aceptan 90 microgramos por litro de agua para consumo humano.

Según la titular, los síntomas que la población afirma tener pueden tener múltiples causas, desde el clima hasta algunos hongos en la piel, aunque reconoció que el solo hecho de que se haya detectado alguna cantidad de químicos en el agua, afecta la salud mental de las personas.

“La afectación al bienestar y a la salud mental sin lugar a dudas si se da, si la gente tiene rasquiña y le dicen que es por el agua contaminada se lo terminan creyendo aunque sea un ácaro”, afirmó.

“En una visita un señor me dijo, “Vea doctora, usted dirá que eso no da cáncer, pero mi abuela dice que la vecina que murió del hígado fue por tomar de esa agua”, ¿Cómo convencerle de lo contrario?”, se preguntó.

La rectora del sector salud, aseguró que de darse algún tipo de síntomas de intoxicación, es deber de los médicos de la Caja Costarricense del Seguro Social en la zona reportar cualquier incidente.

Ávila aseguró que en algunos momentos se ha detectado hasta 16 microgramos por litro de bromacil en el agua, pero siempre se ha mantenido el suministro de agua potable por cisterna como medida preventiva.

La funcionaria se mostró preocupada por el manejo del agua que las personas recolectan de las cisternas, ya que una manipulación inadecuada podría generar brotes de diarrea, o bien recipientes sin tapa pueden convertirse en criaderos del mosquito que transmite el dengue.
Consultada sobre si hubo algún tipo de acción por parte del Ministerio de Salud al conocer los resultados del IRET, Ávila indicó que las sanciones son competencia de instancias judiciales y del Tribunal Ambiental, pero aseguró que ante este tipo de denuncias se giran órdenes sanitarias.

Añadió que se está trabajando en conjunto con Acueductos y Alcantarillados y el Tribunal Ambiental, para instalar una planta de tratamiento móvil, mientras se construye un definitiva, en la delimitación mejor de las áreas de retiro de la finca piñera y en la definición de “áreas de amortiguamiento”.

“Además con AyA se tiene todo listo para el nuevo acueducto, están los planos, el diseño, falta una contrapartida; y los ingenieros de AyA están evaluando lo que se debe hacer para tener una solución definitiva. Además la comisión que ordena la Sala IV ya empezó a trabajar”, manifestó.

¿Y LOS COMPROMISOS?

En junio del año 2008, la Cámara Nacional de Productores y Exportadores de Piña (CANAPEP) dio a conocer ante el gobierno y la prensa una serie de “compromisos ambientales”, para garantizar el bienestar a las comunidades y la naturaleza aledaña a las plantaciones.

Compromisos como el respeto a las zonas de retiro, el control en el uso de agroquímicos y del problema de la mosca, fueron parte de la lista que CANAPEP se comprometió a cumplir.
Sobre estos últimos, que fueron avalados por la Ministra de Salud, UNIVERSIDAD consultó a la titular si existe algún tipo de seguimiento al sector para su efectivo complimiento.

Ávila afirmó que sí cabe una llamada de atención al sector por parte del ministerio, pero remitió la consulta para más detalles a la directora del ambiente del Ministerio de Salud.

UNIVERSIDAD intentó conocer también el criterio de Abel Chaves, presidente de CANAPEP, respecto al cumplimiento de estos compromisos y el caso específico de la empresa Del Monte en Milano de Siquirres, pero al cierre de esta edición no hubo respuesta.
 
< Anterior   Siguiente >
Bloqueverde
Ingresar
Alianza de Redes Ambientales
banner.jpg
Municipios sin Transgénicos
mapainteractivo