header image
Inicio arrow Noticias arrow Detectan nuevos daños ambientales en Fila Costeña
Detectan nuevos daños ambientales en Fila Costeña
miércoles, 27 de mayo de 2009
 Escrito por EDUARDO RAMÍREZ FLORES ( Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla ) Con una licencia de Viabilidad Ambiental otorgada por la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (SETENA) para supuestamente reparar el camino de una finca, la “Corporación Ecológica Sentimientos Verdes” ha talado y removido terrenos dentro de un bosque primario cercano a Punta Uvita –cantón de Osa-, a pesar de que existen desde noviembre pasado informes de atropellos al entorno montañoso.Los daños ambientales fueron corroborados por el Defensor Adjunto de los Habitantes –Daniel Soley- y funcionarios del Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC) –adscrito al Ministerio de Ambiente, Energía y Telecomunicaciones (MINAET)-, quienes inspeccionaron el lugar el 8 y 9 de mayo anterior.
También fue testigo del deterioro Jorge Lobo Segura, biólogo de la Universidad de Costa Rica (UCR) e investigador del Programa institucional Osa-Golfo Dulce, quien desde hace varios años estudia la degradación ambiental que sufre la cadena montañosa llamada Fila Costeña, la cual va paralela a la costa desde Dominical hasta Palmar Norte.Estas montañas han sido el escenario en los últimos años de un desordenado desarrollo inmobiliario y turístico, situación que ha generado enfrentamientos entre sectores ambientalistas, Municipalidad de Osa, desarrolladores, habitantes y organismos de fiscalización.La finca en mención está ubicada unos seis kilómetros al este de Punta Uvita y pertenece a la Corporación Ecológica Sentimientos Verdes, que en el Registro Nacional aparece con Karol Barboza Valverde como presidenta de la junta directiva y “apoderada generalísima”.Entretanto, el estadounidense Michael McGinnis, tiene un poder especial como desarrollador del proyecto y para gestionar todos los permisos concernientes a la reparación del camino. La Corporación tiene como fines “el comercio en general, agricultura, proyectos de reforestación y explotación (sic) recursos maderables, el corretaje de bienes raíces, rendir fianzas y garantías, podrá comprar, arrendar, traspasar todo tipo de bienes”.Para el biólogo Lobo Segura, lo más llamativo de la destrucción ambiental que se da en la mencionada propiedad de 38.8 hectáreas, es que cuenta con la licencia de Viabilidad Ambiental por parte de la SETENA, así como permisos municipales para la construcción del camino y de una casa.Mientras tanto, en relación con lo que vio en su visita a dicha finca, el defensor adjunto de los habitantes –Daniel Soley- aseguró que “el panorama fue desolador”.Por su parte, el alcalde de Osa –Alberto Cole- dijo que ese municipio no ha suspendido las obras de Sentimientos Verdes, pues cuenta con todos los permisos y su oficina verificó que el área autorizada no correspondía a bosque.DAÑOS DENUNCIADOSEn cuanto al impacto de las obras que observó a principios de mayo, el biólogo de la UCR –Lobo Segura- recordó que ya había hecho denuncias al respecto y estas fueron comprobadas por los funcionarios del Departamento de Auditoría y Seguimiento Ambiental de la SETENA, Víctor Guzmán Arguedas y Humberto Jiménez Villanueva, cuando hicieron una inspección del lugar el 20 de noviembre pasado.Dos meses antes (25-09-08), la Comisión Plenaria de la SETENA había aprobado la Viabilidad Ambiental para la reparación del camino en aquella finca, con la condición de depositar una garantía por $2.890 y nombrar el responsable ambiental de las obras.En el formulario D1 con que la SETENA autoriza la reparación de la vía, se especifica que esta tiene una longitud de 1098 metros y un ancho máximo de  4.8 metros. “El camino ya se encuentra construido y no afecta áreas de vocación forestal (...) y se ejecutará en dos meses calendario que pueden ser agosto o septiembre del presente año” (2008).

Según el acta de inspección redactada el 26 de noviembre, “existe un área sobre el camino que se extiende 16 metros demás de ancho, fuera de lo autorizado (...). Se evidenció afectación de flora, se contabilizó seis árboles cortados y vegetación menor”.
Dos días después, los inspectores de la SETENA pidieron por escrito al gerente de manejo de los recursos naturales del Área de Conservación Osa (ACOSA) –Carlos Madriz-, que certificara si el camino por reparar está dentro de un área de bosque natural y si el propietario de la finca tenía permiso para cortar árboles  vegetación menor.
Mientras tanto, en una denuncia que presentó el ACOSA ante la Fiscalía en Ciudad Cortés -el 28 de noviembre- contra Corporación Ecológica Sentimientos Verdes, se describen los daños dentro del bosque, y la “afectación de la zona de protección de una quebrada, ya que el sedimento (tierra) depositados en las pendientes del borde del camino, van a dar hacia el cauce de la quebrada”.

De igual manera, denunció que unos 25 árboles están marcados con pintura y en apariencia algunos “fueron envenenados, ya que se observan orificios en sus fustes, y sus ramas se encuentran totalmente secas, y otros hasta sus ramas han botado”.
Por todo lo anterior, “se solicita se dicten por parte de la Fiscalía de Osa las medidas URGENTES, en donde los señores se abstengan de realizar cualquier actividad dentro de la propiedad anteriormente denunciada”.

Pensé que con aquellas denuncias que hice en octubre y la inspección posterior de la SETENA esto se iba a parar; pero, “ahora que volvimos la construcción siguió, el camino está más avanzado y están haciendo una casa dentro del bosque”, cuestionó el biólogo Lobo Segura, quien enfatizó que la Ley Forestal no permite construir en áreas que son bosques.

En su opinión, la SETENA nunca debió dar permiso para reparar el camino que según la empresa Sentimientos Verdes existía; al darlo, se evidencia una falla en la inspección previa del sitio, dado que es boscoso.

PANORAMA DESOLADOR

Por su parte, el defensor adjunto, Daniel Soley, detalló que en el marco de auditoría ciudadana que realiza la Defensoría en aquella región y en atención de algunas denuncias que había recibido, aprovechó para conocer la situación de la finca de Sentimientos Verdes.

Allí se apersonó los días 8 y 9 de mayo a inspeccionar en compañía de tres funcionarios del SINAC-MINAET, de un topógrafo y del encargado de gestión ambiental de la Municipalidad de Osa. “Lo que encontramos fue devastador y desolador”, acotó.

Describió que en el lugar encontraron gran destrucción de bosque primario a lo largo de la mencionada trocha de más de un kilómetro; cortes de 90 grados en los terrenos y con árboles en esos bordes a punto de desbarrancarse; corta de árboles para hacer terrazas y construir una vivienda.

Soley agregó que si bien alrededor de la casa en construcción sí se dejaron los árboles,  “uno podría preguntarse si era para sombra o para no ser vistos desde el aire”.
Además de calificar la situación ambiental encontrada como triste y alarmante, “podría decir un montón de adjetivos más que no podrían expresar el sentimiento de las personas que estábamos allí. Lo contradictorio es que el destructor es una empresa que se llama Corporación Ecológica Sentimientos Verdes. Lo verde era lo que menos estaba quedando allí”.

Comentó que esa zona, además de ser de bosques primarios, es un área de protección, porque en ella están las fuentes de agua que abastecen a la comunidad de Uvita.

Tras destacar la labor de los funcionarios del SINAC-MINAET durante la inspección, Soley informó que el encargado de gestión ambiental de la Municipalidad de Osa reconoció el irrespeto que se daba al permiso concedido por la SETENA y se comprometió a paralizar las obras. Sin embargo, al martes 19 de mayo no había recibido ningún informe de que esto se hubiera dado.

Explicó que con el informe de inspección elaborado por el MINAET y las fotografías tomadas, envió la información al Tribunal Ambiental Administrativo, a la SETENA, a la Fiscalía, y a la Municipalidad de Osa, para que respondieran cuanto antes sobre esta denuncia.
Advirtió que para finales de mayo esa Defensoría rendiría un informe al respecto, con recomendaciones fortísimas, en las que pediremos que se establezcan las acciones del caso. Lo que aquí llama la atención es que si no hubiésemos ido a hacer esa inspección, esto no se revela. Porque ya había denuncias oportunas del MINAET desde noviembre y no ha habido una respuesta oportuna por parte de los órganos que les corresponde hacerlo”.

De acuerdo con Soley, lo que se evidencia en general es que existe una falta de coordinación institucional, lo cual sirve para que las municipalidades traten de justificar la destrucción de los bosques, “porque dicen que hay una viabilidad ambiental”.
En su criterio, en el cantón de Osa hay sectores vulnerables desde el punto de vista socioeconómico. Pero, a estos grupos no se les puede utilizar para tratar de justificar la destrucción del bosque.

Aclaró que también hay empresarios que sí quieren desarrollar obras conforme a las leyes, por lo que “no se les puede achacar lo que algunos corsarios ambientales están haciendo (...). Lo que sí podemos exigir es una acción más fuerte por parte de las autoridades”, en especial de la SETENA y de las municipalidades.

En cuanto a los profesionales que están a cargo de las obras, Soley aseguró que ellos saben qué se ha hecho y dónde. “Habrá que ver el grado de responsabilidad que tengan, sea por comisión o por omisión”.

Se intentó conocer en la SETENA las acciones que tomarán ante los daños ambientales ocasionados por la empresa Sentimientos Verdes, pero los funcionarios que habían denunciado dicha situación desde noviembre: Víctor Guzmán y Humberto Jiménez, se encontraban en gira fuera de San José.

De igual forma, desde el miércoles 20 se trató de conocer el criterio de la jerarca de esta Secretaría, Sonia Espinosa, pero no fue posible contactarla por estar en reuniones y tampoco devolvió las llamadas.

Una de las grandes interrogantes con este órgano, es cómo aprobaron una licencia de Viabilidad Ambiental a Sentimientos Verdes, si la reparación del supuesto camino en la finca era terreno de bosque y la Ley Forestal impide su tala, así como por qué si sus propios funcionarios habían informado desde noviembre del irrespeto al permiso que autorizaron, hasta la fecha no lo han cancelado.

Al cierre de esta edición (lunes 25), tampoco había atendido a la consulta de que medidas tomará, el Tribunal Ambiental Administrativo.

En relación con la Corporación Ecológica Sentimientos Verdes, este Semanario llamó al teléfono celular consignado en el permiso de viabilidad (D1) a Michael  McGinnis. Sin embargo, contestó una persona que dijo no ser el estadounidense y tampoco lo conocía. Asimismo, el número aportado para recibir notificaciones no pertenece a nadie, indica el mensaje de voz al marcarlo.

 
Alcalde de Osa:
Las obras continúan

“Las obras obviamente continúan, porque la municipalidad no tiene elementos para suspenderlas, habiéndole otorgado los permisos con base en el cumplimiento de todos los requisitos”, informó el alcalde de Osa, Alberto Cole.

No obstante, el funcionario dijo que la oficina de la alcadía dispuso levantar una investigación sobre el cumplimiento de los permisos que ese ayuntamiento otorgó.

Cole explicó que la Corporación Ecológica Sentimientos Verdes les entregó el permiso de la SETENA y que esa municipalidad realizó una inspección previa a su autorización, con el fin de verificar que el área donde se construiría no era bosque.

A pesar de lo anterior, después agregó que hicieron dos inspecciones posteriores con equipo de posicionamiento global (GPS), para precisar si coinciden los permisos con el tipo de área. Los resultados los conocería hasta el pasado viernes 22 de mayo.

Acerca de los daños que han denunciado algunas instituciones, alegó que les pidieron a estas informes para poder resolver cualquier situación que les corresponda.

 “Este es un país de derecho. Nosotros no podemos suspender, anular o clausurar una obra, si no hay un debido proceso, y si no hay fundamentos técnicos o legales para hacerlo. Si hay que hacerlo, lo haremos en su debido momento”, agregó.

Al preguntársele si conocía la denuncia que puso el Área de Conservación Osa ante la Fiscalía por los daños, aseveró que la desconocía.

En torno a esta problemática ambiental, Cole comentó que “me extraña el rigor con que se ven estas cosas; esto es cotidiano y normal no solo en Osa, sino en todo el país.
Nosotros estamos permanentemente velando porque se cumpla con lo que establece la ley. Lo que pasa es que para este cantón, cualquier cosa, cualquier construcción, cualquier situación, es satanizado”.

“No se puede –añadió- hablar de desarrollo en el cantón de Osa. La gente no tiene derecho aquí a construir nada, porque se revisa con lupa extremadamente todo, y al final es muy fácil decir que esta municipalidad es la culpable”.


HAY UN MAPA

El mapa muestra la ubicación de la finca de la Corporación Ecológica Sentimientos Verdes, ubicada en la Fila Costeña, una cadena montañosa que ha sufrido en los últimos años de un severo deterioro ambiental.
 
< Anterior   Siguiente >
Bloqueverde
Ingresar
Alianza de Redes Ambientales
banner.jpg
Municipios sin Transgénicos
mapainteractivo