header image
Inicio arrow Noticias arrow AyA conocía gravedad de contaminación con agroquímicos en el Caribe
AyA conocía gravedad de contaminación con agroquímicos en el Caribe
miércoles, 20 de mayo de 2009
Autoridades sanitarias de Costa Rica ocultaron información a usuarios
Carlos Salazar elpais.cr)Las medidas cautelares dictadas por el Tribunal Ambiental Administrativo (TAA), a la transnacional Del Monte, por contaminar fuentes de agua en el Caribe de Costa Rica, son similares a las recomendaciones de un estudio sobre el tema, entregado al Instituto de Acueductos y Alcantarillados (AyA).El TAA reveló que muestras de laboratorio confirman la alta presencia de bromacil y otros agroquímicos en aguas residuales que se descargan hacia el río Destierro y las nacientes de Milano, El Cairo y La Francia de Siquirres, Limón, donde se capta el agua para más de seis mil habitantes de estas comunidades.El Laboratorio de la Universidad Nacional (UNA), descubrió que el nivel del bromacil en las tomas de agua aumentó y supera en ocho veces el mínimo permitido en Estados Unidos.

Por ese motivo, que pone en peligro la salud de la población, el TAA dictó una serie de medidas cautelares a Del Monte, que algunas ya habían sido recomendadas por la empresa Hidrogeotecnia Ltda, en un estudio entregado a AyA el 23 de febrero anterior.

El estudio de Hidrogeotecnia, cuya existencia fue reconocida por el presidente de AyA, Ricardo Sancho, a este medio, propone que “las limitaciones en el uso del suelo que se establezcan deben considerar diferentes niveles de protección”.

“”Se recomienda establecer un área de máxima protección donde sólo se permitan actividades relacionadas con la extracción y aprovechamiento del agua y una segunda área de alta protección donde solo se permitan actividades que no generen ningún tipo de contaminante del acuífero”, dice el estudio en su página 120.

Medidas

El presidente del TAA, José Lino Chávez, informó en rueda de prensa que entre las medidas cautelares a Del Monte “se le ha pedido a la empresa estudios hidrogeológicos que permitan determinar las áreas de recarga”.

“Algo muy importante, es que se le está solicitando a la empresa la construcción de todos los sistemas de tratamiento de aguas residuales de la planta empacadora de piña”, precisó.

Dijo que Del Monte debe contar “con todas las autorizaciones y todos los requisitos y las aprobaciones de todas las entidades gubernamentales que tienen que dar todos los permisos correspondientes para que la empresa se ponga al día”.

Reclamó que todas esas obras debió haberlas hecho anteriormente, “y esa planta empacadora de la piña tiene que tener para contar con un sistema de tratamiento de sus aguas residuales”.

“Eso es parte de la medida cautelar, que la empresa se ponga al día con construir su sistema de tratamiento de aguas residuales”, insistió el juez ambiental.

Explicó que la medida cautelar no tiene un plazo establecido, por Ley el Tribunal Ambiental quita la medida cautelar cuando llegue a audiencia o el Tribunal compruebe que el medio ambiente o la salud humana no esté siendo afectada, ahí se podría levantar la medida cautelar”.

“Lo que establece la legislación de salud es que las empresas contratan un laboratorio debidamente certificado por el Ministerio de Salud y los resultados da ese laboratorio son los que le dicen al Estado, en este caso al Ministerio de Salud, que está bien o está mal, lamentablemente ese es el único control que tiene el Estado”, lamentó Chávez.

Precisamente, “uno de los cuestionamientos a lo interno, que nos hacíamos en el Tribunal Ambiental, era que cómo salía bien esta empresa piñera de la que hoy estamos ordenando el cierre si las comunidades vecinas se seguían abasteciendo con agua en cisterna, lo cual no calzaba en la lógica común”.

“Salieron los análisis de los laboratorios y la gente seguía tomando agua en cisterna, -lo cual es una barbaridad que costarricenses sigan tomando agua en cisterna-, y fue por eso que el laboratorio de la Universidad Nacional entró junto al Tribunal Ambiental a tomar un muestreo de improviso y salieron estos resultados”, explicó.

“Lógicamente estos muestreos van a seguir, el Tribunal va a seguir trabajando en conjunto con la Universidad Nacional y el Ministerio de Salud, llegando de improviso a revisar las aguas que utilizan esas empresas, porque creemos que lamentablemente es una de las formas para determinar si las aguas para consumo humano y para el ambiente están contaminadas o no”, informó.

Dijo que el tribunal va a seguir trabajando con la Universidad, “a pesar hay de que hay limitaciones, los reactivos que se utilizan por parte de la Universidad Nacional son caros”.

“Lo que hay que determinar es cuándo y la hora en que se tomaron estos análisis porque el nivel de químicos estaba muy bajo”.

Estudio

El “Estudio Hidrogeológico para la caracterización y delimitación de las zonas de recarga de las fuentes Milano y El Cairo”, citando un informe de 1996, asegura que en el 2007 otra investigación advirtió que las recomendaciones “no han sido respetadas”. La investigación analizó las cuencas de los ríos Destierro y Peje, que nutren esos acuíferos.

La investigación, dada a conocer en exclusiva por Nuestro País, resalta que las fuentes de agua de Milano y El Cairo, en Siquirres, Limón, en el Caribe, padecen la contaminación desde 1995.

El estudio recordó que desde el inicio de las plantaciones de piña en la zona caribeña alrededor de 1995, el AyA alertó sobre la posible contaminación de las fuentes que abastecen a Milano y El Cairo.

El peligro se debe a la cercanía de las plantaciones a las fuentes, e inclusive se generó un reporte sobre el uso del suelo, que ha sido ignorado.

Ya en el 2007 el Instituto Regional de Estudios en Sustancias Tóxicas (IRET), de la Universidad Nacional (UNA), confirmó la presencia del Bromacil, producto químico que se utiliza en la protección de las áreas de siembra de la piña.

El IRET confirmó además del Bromacil, la presencia de los agroquímicos Diurón y Tradimefón, por lo que AyA decide suspender el suministro de agua de las fuentes a las poblaciones y en su lugar envía camiones cisterna para su abastecimiento. Las localidades afectadas son El Cairo, La Francia, Milano y Luisiana.

El Estudio Hidrogeológico explica que el Bromacil es un herbicida para el control de malezas perennes y es usado en el cultivo de piña de la siembra en combinación con otros herbicidas como ametrina o diurón. En Costa Rica su uso ha sido autorizado para cítricos y piña.

Dicha sustancia es clasificada como relativamente persistente en el suelo (la vida media es de más de 100 días, pero hay reportes de más de 360 días), presenta una alta tendencia a la lixiviación y también ha sido detectada en aguas subterráneas en otros países.

Según el estudio, en la página 110, en el punto 7.2.9 Resumen de Propiedades del Bromacil, sobre la peligrosidad advierte que una exposición intensa o continua, pero no crónica, podría causar incapacidad temporal o posibles lesiones residuales, a menos de que se proporcione un rápido tratamiento médico.

En cuanto a la persistencia resalta que “su vida media en suelos es generalmente de 60 días, pero en ciertos casos puede llegar a ser mayor. Se une ligeramente a las partículas de suelo, por ello presenta una movilidad de moderada a muy alta en este medio. En suelos de zonas lluviosas o bajo riego intenso, se lixivia rápidamente y puede contaminar las aguas subterráneas”.

Entre tanto, define el área de captura de un manantial como la zona geográfica donde toda el agua que infiltra llega al punto de descarga. “Definiendo esta zona de captura se puede llegar a delimitar el área”, precisa el Estudio.

“Para reducir el riesgo de contaminación, toda actividad potencialmente contaminante debe ser controlada o limitada dentro de esa zona de protección. Para establecer la zona de protección con respecto al bromacil se debe tomar en cuenta el tiempo de flujo del contaminante desde la fuente de aplicación hasta el manantial, considerando el tiempo que tarda en atravesar la zona no saturada y el tiempo de viaje en el acuífero, en comparación con el tiempo de vida media del contaminante”, precisa el informe.

Los investigadores consideraron, sobre el particular, que para contar con unAñade que “considerando los valores críticos de todos los parámetros y el doble de la máxima vida media reportada del contaminante, indica que con una distancia de protección de entre 250 y 260 metros es posible evitar la llegada del contaminante Bromacil a las fuentes en estudio” de El Cairo y Milano.

Por otra parte, el Estudio destaca que los canales, numerosos en la zona, representan una especie de “atajo” entre los sitios de aplicación del bromacil y la toma o pozos de agua.

“Por un lado, el AyA reportó concentraciones muy altas de bromacil en el agua de canales en la zona (Bermúdez, comunicación oral, 2009). Por otro, los canales pueden descargar agua directamente al acuífero. En estos casos el espesor de la zona no saturada es de cero”, precisa el informe.

El Estudio resume que “tanto en la cuenca del río Peje como en la cuenca del río Destierro se realizan actividades agrícolas principalmente el cultivo de piña; en la cuenca del río Destierro el área de cultivo es de 5.90 kilómetros cuadrados, y corresponde a 11,4% del área total, en tanto que en la cuenca del río Peje “el área de cultivo es de 8,47 kilómetros cuadrados y corresponde a un 21.8% del área total”.

“La zona de cultivos para la cuenca del río Destierro aporta un 15% de la recarga al acuífero, lo cual equivale a 1043 milímetros al año, en tanto que la cuenca del río Peje la zona de cultivos aporta un 17% de la recarga al acuífero y corresponde a 1419 milímetros al año”, precisa el informe.

“De acuerdo con los resultados obtenidos en el cálculo de las áreas de protección para las nacientes de El Cairo y Milano, la presencia de bromacil en las muestras de agua en éstas fuentes se debe a que en una zona cercana a las nacientes, se ha aplicado este producto a una distancia menor a los 250 metros aguas arriba de las mismas en un tiempo menor a 720 días (dos años). La razón de la contaminación de las citadas fuentes proviene de la aplicación de bromacil en el tiempo y área señalada”, concluye el Estudio Hidrogeológico.
 
< Anterior   Siguiente >
Bloqueverde
Ingresar
Alianza de Redes Ambientales
banner.jpg
Municipios sin Transgénicos
mapainteractivo