header image
Inicio arrow Temas arrow Energía arrow Opciones a la geotermia en parques nacionales
Opciones a la geotermia en parques nacionales
viernes, 06 de julio de 2007

 

Rolando Portilla P. Durante los últimos años,  personas y grupos ambientalistas hemos sostenido una enorme lucha por mantener los Parques Nacionales y las Reservas Biológicas como zonas dedicadas a la conservación de nuestra biodiversidad, lográndose en gran medida por esa lucha evitar la construcción de proyectos de infraestructura comercial o industrial en dichas áreas ( carreteras, turismo masivo, minería, hidroeléctricas, geotermia, petróleo)

 
Y no ha sido esta una lucha dogmática ni romántica, por el contrario,  nuestras posiciones han sido muy bien fundamentadas, tanto técnica, legal, social, ecológica y filosóficamente.

Consideramos que los parques nacionales son áreas cuyo objetivo es la preservación y no el desarrollo comercial o industrial,  zonas en donde el desconocimiento nos  obliga a aplicar el principio precautorio y a no intervenir ecosistemas que apenas estamos empezando a conocer, en aras de salvaguardar recursos biológicos y genéticos para el futuro. Nos preocupa también que se establezcan  peligrosos  precedentes que conlleven a una explotación masiva y generalizada de los parques nacionales.

Con respecto a la geotermia,  aunque representa  una fuente importante como  energía base o firme para el sistema,  no dependemos necesariamente de ella. En esta línea, me permito señalar algunas opciones al desarrollo geotérmico dentro de  parques nacionales:

1.    Desarrollo de algunos proyectos hidroeléctricos con embalse de regulación mensual o estacional, que sean capaces de operar en la base sobre todo  durante la temporada de verano.

2.     Desarrollo de geotermia fuera de parques nacionales, incluyendo esquemas  con pozos direccionados desde fuera de los parques o bien proyectos de baja entalpía.

3.      Importación de electricidad desde Centroamérica,  Sur América, México entre otros.

4.      Uso de  algunas plantas térmicas para cubrir un porcentaje de ese potencial.

5.      Utilización en el  mediano o largo plazo (10 – 20 años), de otras fuentes  no  convencionales como la energía solar, la biomasa, el hidrógeno, energías marinas, eólicas marinas  u otras que nos permitan complementar o satisfacer la demanda eléctrica nacional sin tener que explotar nuestros parques nacionales.

6.   Redefinición de límites de parques nacionales : esta opción ya está prevista en nuestra legislación y podría  ser aplicada a casos muy  específicos y  justificados y se evitaría efectuar peligrosas aperturas generalizadas.

Por supuesto que todas esas opciones implican impactos o consecuencias, pero el enorme valor ecológico, socioeconómico e intangible de nuestros parques nacionales justifica  la aceptación de los costos ambientales ligados a algunas de las opciones. 

Permitir la  geotermia dentro de los parques nacionales tendría consecuencias ambientales y socioproductivas a corto y mediano plazo sumamente serias. Me atrevo a afirmar que las consecuencias de  esta apertura  son   mucho más nocivas  que efectuar desarrollos con  plantas térmicas o de carbón. Esto porque hablamos en el fondo del inicio de  la degradación o destrucción progresiva de nuestros parques nacionales.

Es fundamental entonces que el ICE y el MINAE se aboquen a estudiar estas u otras opciones y que no se parta como es usual de la premisa de la necesaria apertura y explotación de los recursos en parques nacionales para satisfacer la demanda.

No debemos explotarlo todo y deberíamos ser capaces de  proteger  y rescatar al menos ese 12 % de nuestro territorio, esa riqueza ecológica  invaluable, como legado para las futuras generaciones, como fuente de crecimiento   económico, social, mental y espiritual de nuestra sociedad.

 
< Anterior   Siguiente >
Bloqueverde
Ingresar
Alianza de Redes Ambientales
banner.jpg
Municipios sin Transgénicos
mapainteractivo