header image
Piñeras traen dinero a costa de los recursos naturales
miércoles, 29 de abril de 2009
 Por Nayira Moreno (CRH) Actualmente en nuestro país existen 26 empresas piñeras transnacionales que son investigadas por daños ambientales en el Tribunal Ambiental Nacional.Diferentes grupos de vecinos de Limón, específicamente las comunidades de Milano, La Perla, El Cairo y Siquirrees son quienes se han visto más afectados por esta práctica.Una de las principales denuncias es la creciente deforestación para la producción de campos de cultivo de la piña que, para el 2007, se estima fue de 41 mil hectáreas.
Durante el pasado marzo de este año, líderes de Organizaciones ecologistas de Asia, Africa, Latinoamérica y Europa, en calidad de miembros del Movimiento Mundial por los Bosques visitaron nuestro país con el objetivo de analizar la expansión del monocultivo de la piña, así como el manejo de bosques comunitarios y las consecuencias ambientales de este cultivo.
 
Para los miembros de esta organización, la comunidad de Milano es la más afectada de la zona de Limón, gracias a la instalación de la planta de producción norteamericana Fresh del Monte, además de que las producciones de otros cultivos se han sustituido por el monocultivo de la piña.

Para los habitantes de estas comunidades, es visible la alta mortalidad de peces en los estanques que funcionan como destino de desecho de estas plantas de producción. Además del cambio en el uso de suelos y la tala de árboles para la expansión del monocultivo de país. Esto genera la pérdida de especies protegidas como el cedro, caobilla y el gavilán.

¿Agua limpia?

Los resultados realizados por un laboratorio químico, apuntan que el agua de esta región posee sustancias como Hexazinone y Bromacil, en más de 1,6mg, cuando lo permitido por las autoridades internacionales es de solo 0,5mg.

El bromacil es un herbicida que se utiliza en la producción piñera a gran escala, el cual tiene la capacidad de infiltrarse fácilmente en el suelo y diluirse en los mantos acuíferos.

Además es calificado como posiblemente cancerígeno por la EPA (la Agencia de Protección Ambiental de EEUU) y se ha demostrado por la misma el alto nivel de toxicidad que tiene para los peces.

Estas sustancias viajan a través de canales y drenajes propios de la plantación, que directa o indirectamente llegan a los nacimientos de agua que anteriormente servían a los pobladores como abastecimiento de agua potable y actualmente solo sirven para lavar ropa, el baño y otras actividades domésticas.

Es por este motivo que desde el año 2007, los vecinos de estas comunidades son abastecidos del servicio de agua por medio de camiones cisternas. Y a pesar de que la comunidad tiene una asociación de manejo de aguas, con la responsabilidad de manejar el servicio pluvial, ésta no cumple con sus obligaciones de proveer agua segura, y por la evidente contaminación se ven obligados a comprarle agua a los tanqueros.

Enfermedades respiratorias

Como consecuencia al uso masivo de pesticidas y herbicidas, la aparición de enfermedades dérmicas, respiratorias y estomacales ha aumentado considerablemente afectando directamente a los niños.
Encargados del centro de salud local indicaron que posterior al inicio de las plantaciones de piña se han incrementado los casos de asma, bronquitis crónica, dolor de cabeza, irritación de ojos, así como frecuentes casos de abortos no deseados.

Mientras tanto las personas de estas comunidades esperarán la resolución del Tribunal Ambiental, guardando la fe de que las irregularidades se corregirán prontamente. ¿Será posible?
 
< Anterior   Siguiente >
Bloqueverde
Ingresar
Alianza de Redes Ambientales
banner.jpg
Municipios sin Transgénicos
mapainteractivo