header image
Acusan a transnacional Del Monte de graves daños ambientales
martes, 14 de abril de 2009
 elpais.cr El Sindicato de Trabajadores de Plantaciones (Sitrap), aseguró que la las empresas bananeras y piñeras, de la región Caribe de Costa Rica, han causado tantos daños ambientales, que ya no los pueden ocultar.Carlos Arguedas Mora, Secretario de Salud Ocupacional y Medio Ambiente del Sindicato SITRAP, acusó a las transnacionales fruteras de manipular a empresas certificadoras y a diversas autoridades de salud y del ambiente.

“Estas empresas siempre han causado estos daños, lo denunciamos con la expansión bananera en los años 80, y hoy hacen lo mismo con la expansión de cultivos de piña”, aseguró.Arguedas aseguró que con la barrida ambiental realizada hace poco más de una semana se han confirmado las denuncias de violación a las leyes ambientales de nuestro país.
 
Un equipo de científicos de la Universidad Nacional y jueces del Tribunal Ambiental Administrativo realizaron una visita sorpresa a la Finca Babilonia, propiedad de la transnacional Del Monte, en Siquirres, en la región caribeña.

“La acción de estas barridas ambientales como se ha dado en llamar, tiene a Del Monte pegando brincos que rozan el cielo, La transnacional Del Monte reclamó públicamente al Tribunal Ambiental Administrativo (TAA), que no les notificara con antelación sobre la inspección que realizaron los jueces y científicos universitarios a una de sus fincas”, dijo Arguedas.

Aseguró que “los señores del Del Monte reclaman que no han sido avisados con tiempo. Es que en el pasado, en estos casos la empresa pone a todos sus empleados a  hacer una serie de trabajos cosméticos a fin de  dar la mejor imagen”, dijo.

Aseguró que el recorrido se hace guiado por un representante empresarial, “y como en este caso no fue así por eso están  dolidos. El descaro llega a hasta reclamar porque no se les avisó para hacer lo que siempre hacen, esconder evidencias”.

Indicó que “las justificaciones del representante  legal de Del Monte, Luís Gómez da son las mismas que siempre han dado; hay que solo recordar el daño  causado al Río Barbilla, que fue descubierto por el mismo Río en una de las crecidas donde tenían un botadero de bolsas contaminadas en las orillas del mismo.

Arguedas recordó que el SITRAP se vio obligado a realizar una denuncia internacional en la Televisión Noruega, y la Empresa debió remover 400 camiones de bolsas plásticas del lugar.

Luego “vinieron con estudiantes del Colegio de Batán, conjuntamente con el Ministerio del Ambiente, realizaron la siembra de unos cuantos árboles para decir que son protectores de la naturaleza. Esto tiene un nombre y se llama cinismo”.

“También los campesinos de San Pancracio, una comunidad de humildes campesinos, se vieron afectados por el dique que la mencionada empresa construyó lanzando el agua sobre sus viviendas, donde lo perdieron todo. Realizaron las acciones legales y  dicha Empresa ha sido condenada a pagar los daños a dichas familias, pero la multinacional  se niega a pagarles los daños sufridos”, denunció Arguedas.

La semana anterior, el TAA, adscrito al Ministerio del Ambiente (Minaet), encontró en finca La Babilonia una serie de irregularidades como el irrespeto de las distancias que deben estar ubicados los cultivos de piña de las fuentes de agua como quebradas y riachuelos.

El TAA aseguró que detectó la invasión de las zonas de protección en numerosos puntos a lo largo de las quebradas La Estrella, América y La Colombiana, que son tributarias del río Destierro, que a su vez desemboca en el Parismina, y el irrespeto a los 15 metros de protección que deben dejarse entre las quebradas y las plantaciones.

Igualmente, se observaron múltiples canales de desfogue en las plantaciones que van directo a todas estas quebradas sin que tengan trampas para los sedimentos ni ningún tipo de tratamiento de aguas antes de llegar a los cuerpos de agua”, precisó el informe oficial.

Además, los canales se abren cada 10 metros a lo largo de la plantación, por lo que son miles de ellos los que existen en esta finca de 600 hectáreas plantadas de piña, informaron los jueces del TAA.

“En nombre de la Asociacion Ambientalista de Protección de Cuencas del Cantón de Siquirres y de la Secretaría de Salud Ocupacional y medio Ambiente del Sindicato SITRAP, queremos hacer reconocimiento público al Tribunal Ambiental Administrativo, a la Universidad Nacional y Ministerio de Salud y a los científicos que han participado en dichas Barridas Ambientales, por la labor que han realizado”, añadió Arguedas.

Resaltó también que “como organizaciones que  venimos denunciando los atropellos que estas empresas hacen a nuestras legislación, nos ponemos a las ordenes para  ayudar en lo que sea posible a fin de que las barridas que se han iniciado  continúen y se fortalezcan para bien de nuestras comunidades  y de los trabajadores”.
 
< Anterior   Siguiente >
Bloqueverde
Ingresar
Alianza de Redes Ambientales
banner.jpg
Municipios sin Transgénicos
mapainteractivo