header image
Proponen prohibir materiales radiactivos
miércoles, 11 de marzo de 2009

 

nuclear.png

 

Un proyecto de ley busca proteger a la población costarricense de los materiales radioactivos que se comercializarían con el TLC. 

Escrito por Eduardo Ramírez flores semanario.ucr.ac.cr Una reforma a la “Ley de armas y explosivos” para que se prohíba el uso de uranio y otros materiales radiactivos, fue planteada a la Asamblea Legislativa el pasado 5 de marzo por el diputado Alexánder Mora Mora, como parte de una iniciativa de grupos internacionales pacifistas.


La propuesta es para que en la mencionada ley (No.7530 de 1995) se incorpore un artículo 26 bis que diga: “Se prohíbe el comercio, trasiego, tránsito, producción, distribución o almacenamiento, así como su uso en perjuicio de la dignidad humana, del uranio en cualquiera de sus formas, enriquecido o empobrecido, así como cualquier otro tipo de uranio industrial y otros materiales, siempre y cuando sea utilizado con fines armamentistas”.

 

El legislador pidió al mandatario Óscar Arias que incluya la convocatoria de este proyecto –respaldado inicialmente por 36 congresistas-, para su discusión en las actuales sesiones extraordinarias.

 

Dicha iniciativa fue dada a conocer el pasado 6 de marzo en el panel “Una prohibición de armas de uranio en Costa Rica”, en el marco de la “Conferencia latinoamericana: armas de uranio”, celebrada en en la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

 

Esta actividad fue organizada por el Centro de Amigos para la Paz (CAP) y la Coalición Internacional para erradicar las Armas de Uranio Empobrecido (ICBUW, por sus siglas en inglés). Contó con participantes de diversas partes del mundo.

 

Algunos de los temas tratados durante los dos días (4 al 6 de marzo) fueron: La cara humana del uranio empobrecido, “Investigaciones recientes sobre veteranos de EE.UU. desde la primera guerra del Golfo hasta ahora: ¿dónde estamos?, Informe de Costa Rica sobre uranio empobrecido, y Resoluciones de Naciones Unidas sobre armas de uranio.

 

Uno de los participantes en la conferencia fue Herbert Reed, soldado estadounidense contaminado por el uranio empobrecido durante la llamada guerra del Golfo (1990-1991), entre el invasor de Kuwait: Irak, y una coalición de países que encabezó Estados Unidos. Reed ya estuvo antes en Costa Rica, para denunciar las consecuencias del uranio sobre la salud de las personas.

 

Cabe mencionar que el trasiego comercial del uranio y de armas o dispositivos que utilicen este metal radiactivo, está contemplado dentro del Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos que rige a partir de este año.

 

PORTILLO EN EL TLC

 

Damacio López, estadounidense de origen mexicano y director ejecutivo del Equipo Internacional de Estudio de Uranio Empobrecido, explicó a este Semanario que tiene varios años de visitar Costa Rica y hace unos tres meses se enteró de las listas de materiales peligrosos y sujetas de comercialización que se incorporaron al TLC.

 

Tras llevarse a Nuevo México, donde reside, la documentación al respecto y consultar con expertos en leyes y conocedores de las consecuencias del uranio, se dio cuenta del riesgo a que se expone la población costarricense, si se convierten en materia de comercio estos materiales químicos.

 

Por eso hizo contacto con el ICBUW (Coalición Internacional para Prohibir las Armas de Uranio) y con la costarricense Comisión Especial Dictaminadora de Derechos Humanos, para impulsar el proyecto mencionado.

López expresó inquietud por los alcances del TLC en este campo, porque Costa Rica se podría convertir en un fabricante de armas de este tipo o en un receptor de desechos radiactivos que no quieren almacenar en Estados Unidos.

 

Por otra parte, el activista recordó que hace dos años en Bélgica se aprobó una ley similar, aunque es el único país del mundo con una legislación así.

 

Mientras tanto, Massimo Zucchetti -ingeniero nuclear especializado en protección de radiaciones y participante en la conferencia- se refirió a los efectos perjudiciales que tienen las radiaciones del uranio sobre los seres humanos.

 

El experto es profesor de la Universidad Politécnica de Torino y ha estudiado desde hace años los trastornos que han sufrido los soldados de su país que participaron en la ocupación de Kosovo –Yugoslavia- en 1999, en donde 2.500 de ellos se enfermaron –de 20.000- y 167 de ellos ya murieron.

 

De acuerdo con Zucchetti, la exposición a materiales radiactivos como el uranio aumenta las probabilidades de que las personas contraigan distintas enfermedades, principalmente variedades de cáncer.

 

En el caso del uranio empobrecido, detalló que este produce radiaciones muy bajas e incluso pueden ser bloqueadas con una hoja de papel. Sin embargo, el contagio tiene lugar por las vías respiratorias y por la boca. Lo más común es que genere tipos de cáncer como el linfoma de Hodgkins, que ataca el sistema linfático; leucemia; y de pulmones.

 

La industria militar –por ejemplo- fabrica balas con este tipo de uranio y al desintegrarse el polvo se esparce por el ambiente y contamina los alimentos. Después de seis meses, las personas empiezan a sufrir las consecuencias.

 
< Anterior   Siguiente >
Bloqueverde
Ingresar
Alianza de Redes Ambientales
banner.jpg
Municipios sin Transgénicos
mapainteractivo