header image
Municipalidad de Buenos Aires destruyó río y bosque en Térraba
jueves, 26 de febrero de 2009

cimg0043.jpgelpais.cr Los dirigentes de los indígenas de la comunidad de Térraba, en Buenos Aires de Puntarenas, debieron defender sus derechos ante la Sala Constitucional de Costa Rica porque la municipalidad les destruyó parte del río y el bosque.

 

El ciudadano Álvaro Chávez Madrigal, dueño de la propiedad, acusó que el 16 de setiembre del 2008, funcionarios municipals ingresaron a la propiedad de Chávez, “destruyendo y derribando el portón y cercas de madera, sin comunicación previa, pues no fueron comunicados de ningún acto administrativo o judicial que autorizara la presencia e intromisión de los personeros y la maquinaria que ingresó”.

 


Dijo que “han sustraído material del cauce del Río Grande de Térraba, utilizando maquinaria, fraguas, cargadores y vagonetas, tanto de la Municipalidad recurrida como de empresas privadas que trasladan la arena y la piedra que se extrae”.

 

Alegó que se actúa de manera agresiva e intensa, introduciendo gran cantidad de maquinaria, dando inicio desde las cuatro de la mañana hasta las 12 de la noche.

 

Adujo que se ha destruido bosque primario y secundario, han abierto caminos provocando la destrucción de la fauna local, toda vez que en la época lluviosa el río no inunda parte de su finca, lo que permite que los lagartos, iguanas y garrobos aniden y depositen sus huevos.

 

Añadió que ese evento natural y necesario no importó a los infractores, quienes destruyeron los huevos, y se complacían con ello.

Chávez argumentó ante la Sala IV que también se contamina el río, en razón de que parte del material es sustraído del caudal con el consecuente derramamiento de aceites y combustible.

 

Alegó que no existe ningún estudio técnico de impacto ambiental y mucho menos aprobación por parte de las instancias rectoras ambientales.

 

Chávez aseguró que por el contrario, existe un documento denominado Crónica, de fecha 16 de setiembre del 2008, emitida por la Unidad Técnica de Gestión Vial de la Municipalidad de Buenos Aires, que “con respecto a la situación de la fuente de material se tiene que existe acuerdo entre la Asociación de Desarrollo Integral Indígena de Térraba y la Municipalidad, está pendiente los permisos respectivos de SETENA por lo cual no es recomendable realizar ningún tipo de extracción de material”.

 

Aseguró que con los hechos acusados se ha violentado no solo el derecho a un ambiente sano y ecológicamente equilibrado, sino también a la tranquilidad e intimidad y el derecho de propiedad.

 

La Sala declaró parcialmente con lugar el recurso, únicamente, en contra de la Municipalidad de Buenos Aires de Puntarenas, y ordenó a Feliciano Álvarez Guevara, en su condición de Alcalde de la Municipalidad de Buenos Aires de Puntarenas, o a quien ejerza ese cargo, que se abstenga de incurrir en los hechos que generaron la estimatoria del presente recurso.

 

Además, condenó a la Municipalidad de Buenos Aires de Puntarenas al pago de las costas, daños y perjuicios ocasionados con los hechos que sirven de base a esta declaratoria, los que se liquidarán en ejecución de sentencia de lo contencioso administrativo.

 
< Anterior   Siguiente >
Bloqueverde
Ingresar
Alianza de Redes Ambientales
banner.jpg
Municipios sin Transgénicos
mapainteractivo