header image
Derechos de consumidores frente a los transgénicos
jueves, 08 de enero de 2009

711513471_f0f0bd5cbf_m.jpgLuis Nautilio Trejos Chaverri informa-tico.com En temas de tanta relevancia y delicada protección, no puede concebirse que la Administración Pública intervenga una vez que el daño ha sido causado, por cuanto los daños pueden resultar irreversibles y de muy grandes proporciones. La obligación del Estado de regular la producción y comercialización de los alimentos transgénicos así como de emitir las políticas de seguridad alimentaria y bioseguridad es ineludible y obedece al resguardo de los intereses de los consumidores.

 


La participación de los consumidores como vigilantes del cumplimiento del marco normativo vigente que regula la producción y comercialización de alimentos es necesaria para la efectiva tutela de los derechos de los consumidores.
 
El primer paso para participar efectivamente es la información oportuna y veraz. En temas de tanta relevancia y delicada protección, no puede concebirse que la Administración Pública intervenga una vez que el daño ha sido causado, por cuanto los daños pueden resultar irreversibles y de muy grandes proporciones. La obligación del Estado de regular la producción y comercialización de los alimentos transgénicos así como de emitir las políticas de seguridad alimentaria y bioseguridad es ineludible y obedece al resguardo de los intereses de los consumidores.

 

Habitamos una "Aldea Global", donde priva el principio de libre comercio y la publicidad influye significativamente en las decisiones de todos los grupos de la sociedad. Surge la pregunta de cómo pueden  encontrar adecuada protección la libertad y los derechos humanos, dentro de los cuales se encuentran los derechos de los consumidores. Pareciera que la llave para dominar al mundo es la información. Y, justamente, vivimos en la era del conocimiento donde la información se traduce en poder, y el que la posee puede enfrentarse eficientemente a los cambios que acontecen a diario.
 

El progreso de las ciencias y la técnica han permitido el afloramiento de una nueva revolución: la Revolución Biotecnológica. Los proyectos genoma derivados del conocimiento profundo de las formas de vida, acarrean una serie de procesos que permiten intercambiar información genética en forma selectiva entre seres vivos, pertenezcan o no a un mismo reino de la naturaleza, de acuerdo con las necesidades o intereses que decidan los seres humanos que están involucrados en esta nueva ciencia-negocio, lo que ha generado cambios importantes en el ámbito de la producción mundial de alimentos, sucumbiendo la naturaleza de estos y generando un aumento de los riesgos existentes.

 
La biotecnología agrícola es la propuesta tecnológica de vanguardia en el campo de la agricultura, la cual se ha mostrado como la panacea para los problemas de escasez y hambre (desnutrición) en el mundo, de la misma forma en que se impulsó la llamada "Revolución Verde". A través de la biotecnología agrícola se ha logrado vencer una restricción que la naturaleza había mantenido durante toda su evolución en el intercambio de genes, es decir, cuando este intercambio se producía solamente entre organismos que pertenecían a la misma especie.

 

Ahora, como en el pasado, son los países desarrollados los que, mayoritariamente, investigan, desarrollan e incentivan la generación de nuevas técnicas que les permitan obtener productos nuevos, dentro de los cuales algunos no cuentan con todas las pruebas necesarias, que le garanticen a los consumidores la protección de su salud y del medio ambiente. Con el neoliberalismo se unieron las compañías transnacionales a estas grandes investigaciones y desarrollos biotecnológicos de los países con mayor poder económico.
 

Juntos han defendido la posición de que tales productos agrícolas genéticamente modificados son esencialmente equivalentes a los convencionales. La defensa de los que apoyan la equivalencia de estos alimentos tiene dos basamentos fundamentales: por un lado está la defensa del libre comercio entre los países y los intereses económicos representados en las grandes transnacionales que procuran la participación en más y mejores mercados para comercializar sus productos biotecnológicos. Y, en segundo lugar, se encuentra el aspecto del avance tecnológico en relación con la economía del consumidor. Argumentan que la nueva biotecnología abarata los costos de producción, optimizando la producción en beneficio del consumidor final quién podrá adquirir un alimento a un precio más asequible.
 

Por otra parte, existe un sector importante de países liderado por la Unión Europea (UE) que se oponen a ese principio de equivalencia y se niegan a considerar de manera semejante a los alimentos transgénicos, en comparación con los convencionales, los fitomejorados y los orgánicos. Para este segundo grupo de países, no cabe duda que en cada uno de los ciclos biológicos de esas categorías de alimentos existan diferencias irrefutables.
 

Así, se amparan en los derechos de los consumidores, a quiénes se les debe informar adecuadamente sobre todo el ciclo biológico de los alimentos (desde el origen de la semilla puesta en la tierra hasta que el alimento llega a la mesa de los consumidores), que son ofrecidos en los mercados internacionales, nacionales y locales, especialmente, si se trata de alimentos que han sido sometidos a procesos biotecnológicos, todo lo cual debe constar de previo a su comercialización en la etiqueta.
 

Por esas razones, el eje de las creaciones biotecnológicas gira en torno al consumidor quien ya es el principal destinatario de esos nuevos productos en los mercados de todo el mundo. En Costa Rica, los consumidores poseen derechos que les permitirán defender sus intereses. El principal es el derecho a la información completa, oportuna y veraz. Sin embargo, la disponibilidad para agruparse y organizarse les facilitará velar por que se respeten los demás derechos que poseen.
 

El mayor reto lo tiene la Administración Pública la cual está obligada a velar por el respeto de todos los derechos de los consumidores costarricenses.
 

El análisis de los mecanismos de protección de los derechos de los consumidores costarricenses frente a la inmersión avisada o no, en el mercado nacional y local, de los alimentos transgénicos se configura en el objetivo fundamental de este artículo.
 

Definiciones importantes
 

A.- Por alimentos (e ingredientes alimentarios) transgénicos se entiende aquellos que son, contienen o se derivan de organismos genéticamente modificados, así como aquellos que fueron sometidos a la ingeniería genética y obtenidos por medio de la tecnología de genes, pero que no los contienen. Y cuando se habla de organismo transgénico (OGMs), se debe entender cualquier organismo modificado resultante de la inserción, delección, rearreglo, manipulación del ADN o ARN, por medio de técnicas de ingeniería genética. Según la definición de la Organización de la Alimentación y Agricultura de la Organización de Naciones Unidas (FAO) los cultivos transgénicos o biotecnológicos son "aquellos alimentos que han sido manipulados genéticamente, eliminando o añadiendo genes, de la misma especie o de otras distintas."

 
B.- Por "biotecnología moderna" se entiende "la aplicación de técnicas in vitro de ácido nucleico, incluidos el ácido desoxirribonucleico (ADN) recombinante y la inyección directa de ácido nucleico en células u orgánulos; o la fusión de células más allá de la familia taxonómica que superan las barreras fisiológicas naturales de la reproducción o de la recombinación y que no son técnicas utilizadas en la reproducción y selección tradicional" (Artículo 3.h del Protocolo de Cartagena).

 
C.- El término "calidad" de los alimentos incluye todos aquellos atributos que influyen en el valor de un producto para los consumidores. Esto puede incluir atributos positivos como un sabor o apariencia agradables, pero también negativos, como el que un alimento esté mal elaborado o represente una amenaza para la salud.

 
D.- El término "inocuidad" de los alimentos se refiere a las amenazas o riesgos para la salud humana.

 
E.- El término "Bioseguridad" se refiere al conjunto de normas, mecanismos y medidas para garantizar la seguridad para la salud y el ambiente en la investigación, desarrollo, producción, aplicación, liberación e introducción de organismos genéticamente modificados por medio de ingeniería genética, material genético manipulado pordichas técnicas. Comprende los siguientes niveles: laboratorio, experimentación de campo o liberación intencional al ambiente y comercialización de los productos.

 

Luis Nautilio Trejos Chaverri es abogado. Magíster en Administración y Derecho Municipales. UCR-Universidad Nacional de Córdoba, Argentina. Su Tesis de Licenciatura en Derecho (UCR) se titula: "Biotecnología y Derechos del Consumidor: Énfasis en alimentos transgénicos". 2002. Este artículo es la introducción de uno más extenso titulado "DERECHOS DE LOS CONSUMIDORES COSTARRICENSES FRENTE A LOS ALIMENTOS TRANSGÉNICOS"

 
< Anterior   Siguiente >
Bloqueverde
Ingresar
Alianza de Redes Ambientales
banner.jpg
Municipios sin Transgénicos
mapainteractivo