header image
Este año se descubrieron 2.500 nuevas especies marinas
sábado, 20 de diciembre de 2008
ostional_costa_rica.jpgCenso Mundial de la Vida Marina
Medusas, pulpos y estrellas de mar enormes fueron hallados en el 2008 .Expertos urgen a unir conocimientos con tecnología para avanzar en estudios
nacion.com. El mar es mucho más rico y diverso de lo que se creía, tanto que solo en este año se descubrieron unas 2.500 nuevas especies.Así lo consigna el nuevo informe del Censo de la Vida Marina, estudio realizado por una red global de 2.000 investigadores de más de 82 países con el objetivo de completar, en el 2010, el inventario de todas las especies marinas de océanos y mares.
Solo en el 2008, los científicos informaron del descubrimiento de enormes pulpos que tienen 30 millones de años de antigüedad y son los “tatarabuelos” de todos los conocidos hoy en día. Muchos de estos pulpos emigraron hacia la Antártida y, como en esas oscuras profundidades no necesitan “defenderse”, algunas especies perdieron sus sacos de tinta, dijo la venezolana Patricia Miloslavich, científica de Universidad Simón Bolívar de Caracas.

A mitad de año, los expertos también revelaron la existencia de una alfombra de crustáceos pequeños sobre el lecho del golfo de México, así como de colonias de estrellas de mar gigantescas –de más de un metro de tamaño– frente a las costas de Nueva Zelanda, y hasta de una población de medusas multicores en Australia.

En las márgenes continentales de Portugal se hallaron grandes ostras, de más de 20 centímetros de diámetro, y, en el Pacífico, los biólogos marinos estadounidenses identificaron un sitio donde pululan los tiburones, al que bautizaron como “Café de tiburones blancos”.

Por si fuera poco, otra investigación europea llamó la atención sobre la vida microscópica marina. El documento demuestra que en un solo litro de agua salada se pueden detectar hasta 50.000 formas de bacterias distintas, muchas de las cuales podrían tener aplicaciones biomédicas o industriales, incluso algunas de ellas podrían ayudarnos a combatir el exceso de dióxido de carbono en la atmósfera.

El último reporte del Censo contabiliza la existencia de más de 250.000 nuevas especies, es decir, aparte de los peces, cetáceos, corales y algas que ya se conocían.

“Todas las especies marinas son muy diferentes y ponen en evidencia la enorme vastedad del mar y la urgencia que tenemos de aprender más sobre él”, dijo Ronald Keith O’Dor, director del Censo Marino.

¿Por qué estudiar el mar? Según coinciden los expertos, sobran las razones para estudiar el mar. Una de ellas es, precisamente, poder determinar el impacto de la actividad humana sobre las poblaciones marinas, con el propósito de predecir sus consecuencias en el futuro.

“Conocer las nuevas condiciones de los hábitats nos ayuda a comprender qué provocó la evolución de distintas especies”, dijo Ian Poiner, director ejecutivo del Australian Institute of Marine Science.

Por ejemplo, se cree que las especies invasoras marinas avanzan 50 kilómetros por década a causa del calentamiento global y esto augura una tasa de extinción de especies muy alta.

“La búsqueda apenas está empezando. Se calcula que solo el 5% de los océanos es regularmente visitado, y que en el 95% del océano su vida ha sido casi inexplorada. La mala noticia es que hay muchas especies que nunca conocimos y que ya desaparecieron”, comentó O’Dor.

El científico enfatiza que, aunque se conocen 16.000 especies de peces, se calcula que hay otras 4.000 especies por descubrir, muchas de ellas en los trópicos. Además, de las bacterias solo se han identificado 6.000 de hasta los 1.000 millones de bacterias útiles en medicina o biocombustibles.

“Es necesario conjugar el conocimiento científico y taxonómico de muchos países (especialmente, los europeos) con la tecnología disponible de otras potencias como Estados Unidos o Japón. Solo esa alianza nos permitirá avanzar en la investigación marina”, concluyó Carlos Duarte, investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España.
 
< Anterior   Siguiente >
Bloqueverde
Ingresar
Alianza de Redes Ambientales
banner.jpg
Municipios sin Transgénicos
mapainteractivo