header image
Nuevo decreto permitirá patentar conocimiento tradicional indígena
viernes, 28 de noviembre de 2008

sorbon.jpgelpais.cr   El legislador del Partido Frente Amplio, José Merino del Río, aseguró que el gobierno de Costa Rica prepara una burla más a comunidades indígenas, al Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), y a la Sala Constitucional.

 
Denunció que el 26 de noviembre de 2008 los ministros de Comercio Exterior, Justicia y Ambiente, Energía y Telecomunicaciones enviaron a la Comisión Nacional de Asuntos Indígenas (CONAI) un borrador de "reglamento" al artículo 78.6 de la Ley de Biodiversidad, para que esta entidad remita una copia a las asociaciones de desarrollo indígenas del país.

 

Según advirtió el diputado José Merino del Río del Partido Frente Amplio, este reglamento pretende que las invenciones derivadas del conocimiento tradicional de los pueblos indígenas sobre los usos de la biodiversidad puedan ser patentados con base en la Ley de Patentes.

 
Es decir, se trata del mismo cambio a la Ley de Biodiversidad que intentaron introducir a través del proyecto de "Ley Escoba" de la agenda de implementación del Tratado de Libre Comercio (TLC), y que tuvieron que sacar de ese proyecto, porque la Sala IV determinó que afectaba los derechos de los pueblos indígenas y debía ser consultado con base en el Convenio 169 de la OIT.

 
"Como no pudieron imponer esta reforma a través del debate democrático en el Parlamento, ahora tratan de "pasarla por la cocina", mediante un decretazo del Poder Ejecutivo, que pretende distorsionar y dejar sin efecto la protección legal para los pueblos indígenas", añadió el diputado Merino.


Para el legislador, se trata de un reglamento ilegal e inconstitucional que violenta las obligaciones asumidas por Costa Rica en el Convenio de Diversidad Biológica sobre la protección del conocimiento tradicional de los pueblos indígenas.


Sin embargo, la maniobra del Gobierno es clara: pretenden aprobar este reglamento ilegal en diciembre para incluirlo en la certificación del TLC, a sabiendas de que los tribunales de justicia podrían tardar varios años en anularlo.


"Lo más grave es que esta maniobra se quiere hacer burlando el procedimiento de consulta a los pueblos indígenas establecido en el Convenio 169", agregó.


"El envío por un plazo corto de una carta a las asociaciones de desarrollo a través de la CONAI, no puede ser tenido como una consulta adecuada hecha de buena fe como lo exige el Convenio", dijo Merino.
 

El legislador del Frente Amplio dijo que "tiene que haber información previa, tiempo para deliberar y participación directa de las comunidades. Es una arbitrariedad más del Gobierno", señaló Merino del Río.

 
Por último, indicó que "esto es una prueba de que la agenda de implementación del TLC no ha terminado como lo anunció con bombos y platillos el Ministro de Comercio Exterior. Por el contrario, siguen apareciendo nuevas imposiciones para modificar ilegítimamente la legislación nacional en perjuicio de nuestra biodiversidad y los derechos de los pueblos indígenas".

 
< Anterior   Siguiente >
Bloqueverde
Ingresar
Alianza de Redes Ambientales
banner.jpg
Municipios sin Transgénicos
mapainteractivo