header image
Inicio arrow Temas arrow Ambientales arrow ¡A que cortás un árbol!
¡A que cortás un árbol!
lunes, 24 de noviembre de 2008

talas_bosque_3.jpg

 

Flora Fernández "Corte un árbol" no es una campaña, pero es más efectiva que las campañas de reforestación.  Es parte de la contra-cultura tica.

Si las canoas se llenan de hojas, el consejo siempre es "corte ese árbol porque las hojas le van a seguir atascando las canoas" en lugar de aconsejar mantener limpias las canoas y de paso prevenir el dengue.

Cuando el árbol está cerca de la acera o de la casa, el consejo es el mismo: "corte ese árbol porque las raíces van a levantar la acera o dañarán las tuberías".

 

Si el árbol le ofrece un espectáculo hermoso por la cantidad de aves o mariposas que lo visitan, también el consejo es "corte ese árbol porque tapa la vista"… ¡cuando el árbol es la vista!

 

Y si el árbol da mucha sombra, también aconsejan cortarlo en lugar de podarlo y mantenerlo bien cuidado.  Si el árbol enferma, en lugar de buscar asesoría para curarlo, el remedio es cortarlo y si florece cada año entonces para que no "ensucie" con flores, "lo mejor" es cortarlo.

 

En caso que un árbol autóctono crezca sin haber sido invitado, probablemente de semillas que dejan caer los pájaros o las lleva el viento y no es considerado un "árbol fino" como el güitite o guarumo, también el consejo es cortarlo.  Lo peor es que a veces los sustituyen por especies dañinas como laurel de la India que atraen zanates u otros que acidifican la tierra y afectan el entorno.

 

Hasta los ambientalistas cayeron en la trampa de defender sólo los almendros  en Las Crucitas, cuando todos los árboles de un bosque primario son valiosísimos.

 

En Alemania, para la fabricación de relojes de cucú y péndulo, antes de cortar un árbol siembran y cuidan varios nuevos arbolitos.  Muchas veces cortan solo las ramas más gruesas, fortaleciendo con ello el árbol y evitando cortarlo entero.

 

En Costa Rica el colmo de la campaña de deforestación llega en diciembre cuando cortan un arbolito vivo de ciprés, y probablemente muchos los transportarán en carros con la calcomanía "A que sembrás un árbol" o la de carbono neutral. 

 

Si lo que desean es que la casa huela a "navidad" lo mejor es conseguir un cohombro, usar quemadores con aromas de ciprés, pino, vainilla o canela o recortar varias veces durante el mes ramitas de ciprés fresco en lugar de tener el cadáver de un árbol que pierde el aroma muy rápido y de feria, para comenzar el año en enero, ensucian aún más con el árbol seco que tiran en las aceras para que otros se hagan cargo. 

 
< Anterior   Siguiente >
Bloqueverde
Ingresar
Alianza de Redes Ambientales
banner.jpg
Municipios sin Transgénicos
mapainteractivo