header image
Inicio arrow Temas arrow Minería arrow Minería a cielo abierto desata polémica en Costa Rica
Minería a cielo abierto desata polémica en Costa Rica
jueves, 13 de noviembre de 2008
Proyecto minero amenaza especies en extinción
crucitas.jpg
Por Alejandra Fernández Bonilla en www.informarn.nl Al igual que en otros lugares de Latinoamérica, la zona norte de Costa Rica se debate entre la explotación minera o la paz con la naturaleza. El dilema, en este caso, se ha transformado en un asunto judicial.
 
La Sala Constitucional no sólo ha dado curso a un recurso de amparo contra un decreto del presidente de Costa Rica, Oscar Arias, y de su ministro de Medio Ambiente, Roberto Dobles, quien beneficia la minería de oro a cielo abierto, sino que además ambos podrían ser acusados de prevaricación. Esta figura legal se presenta cuando un funcionario emite a sabiendas resoluciones que vulneran otras leyes.


El gobernante costarricense y el titular de Medio Ambiente decretaron como conveniencia nacional la tala de árboles en 191 hectáreas de bosque a favor de la empresa Industrias Infinito S.A. El área se encuentra a pocos kilómetros del río San Juan, en la frontera con Nicaragua. En la región existen especies vedadas como el Almendro amarillo, cuya tala también fue prohibida por la Sala Constitucional, debido a que sirve de alimento y lugar de anidación a la lapa verde, ave en vías de extinción.

La empresa Industrias Infinito es propiedad de la firma canadiense Vanesa Ventures, la cual se comprometió a reponer 50 árboles, por cada Almendro cortado en concepto de reparación por el daño producido.

El abogado y dirigente ecologista de la Asociación Norte por la Vida (UNOVIDA), Edgardo Araya, responsable de suspender los efectos del decreto, cree que "existe una serie de irregularidades en ese decreto y el más grave, y por el cual también la Fiscalía General de la República abrió una causa por el delito de prevaricato. Ese decreto establece expresamente que se requiere la eliminación de árboles del Almendro amarillo, mientras que decretos anteriores. Además, la propia Sala Constitucional dictaminó recientemente la tala de esos árboles. El decreto va directamente contra una orden de la Sala Constitucional que debe ser de acatamiento obligatorio para todos los costarricenses, incluyendo al Presidente de la República y al ministro de Medio Ambiente", explicó Araya.

El hecho ha cobrado dimensiones mayores, llegando incluso hasta el propio Congreso. La diputada Maureen Ballestero, del partido oficialista Liberación Nacional, quien preside la Comisión Legislativa de Medio Ambiente, señaló su disgusto por la aplicación de un decreto a una actividad, que para ella, no tiene nada de conveniencia nacional ni de utilidad pública. La diputada expresó su rechazo al instrumento utilizado por el Poder Ejecutivo para permitir la tala del bosque en la región de Las Crucitas y, además, condenó el mecanismo usado para la realización de esta actividad, que, a su juicio, no es la que el país requiere en estos momentos. Asimismo añadió que "ahora tendremos que esperar lo que señale la Sala Constitucional y ver que va a pasar".

El ministro de Medio Ambiente sostiene que todo se realizó según la ley, que se hicieron los estudios técnicos, se tomaron las previsiones e indemnizaciones, y que, además, según la Secretaría Técnica Ambiental (SETENA), el proyecto de explotación minera en Las Crucitas goza de las tres viabilidades: ambiental, social y económica. "La viabilidad no se la da el despacho del ministro, se la da la SETENA. En este caso especifico, los estudios indican que en la zona de Crucitas no hay anidación de lapa verde, por eso se creó el refugio de Maquenque, y que han analizado y revisado y mejorado los estudios relacionados con Crucitas", señala el ministro.
lapa-verdeok240.jpg
Un ejemplar de Lapa Verde
La pérdida del ecosistema
Científicos y biólogos no comparten el criterio del ministro Dobles. Tal es el caso de Olivier Chassot, director de investigación del Centro Científico Tropical (CCT), una ONG que se dedica a la investigación y conservación de los recursos naturales desde 1962. "Lo que realmente amenaza la supervivencia de la lapa verde en Costa Rica es la fragmentación y la pérdida de los hábitat de los ecosistemas naturales donde siempre han vivido. En los últimos cien años se eliminó prácticamente el 90% de su hábitat, y en estos momentos se restringe a una zona bastante pequeña, de unos 600 kilómetros cuadrados, en la zona norte del país", declaró Chassot.

De acuerdo con el científico, el proyecto minero Las Crucitas está ubicado en una zona de importancia para la lapa verde y para otras especies características de este tipo de ecosistema (bosques de la llanura Atlántica de Costa Rica). Donde se desarrolla el proyecto minero es necesaria la remoción de árboles para que puedan excavar en la búsqueda de oro. Esa es una actividad que perjudica fuertemente a la población de lapa verde de Almendro de montaña y, por supuesto, a todos los organismos que viven en esa zona (unas 400 especies de aves).

La diputada Ballestero mantiene la misma tesis que el investigador de la CCT sobre el peligro que corre la lapa verde y la conservación de su hábitat. "Estamos hablando de una especie designada en la lista roja por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), por lo que no podemos ser partícipes de la desaparición de una especie en un planeta que ya está enfermo.

Un estudio realizado durante 14 años (1994 - 2008) y elaborado por la CCT sobre la biología de la conservación de la lapa verde demostró la fragilidad del hábitat en el que vive esta ave. "Esto debido a la elevada deforestación que sufrió la zona norte de Costa Rica en las décadas de los ochenta y noventa, lo cual dejó menos de un 30 % del bosque en pie", según el informe. No obstante, el mismo estudio resalta el alto nivel de biodiversidad de los bosques centroamericanos donde habita la lapa verde.

El Informe de la CCT es contundente: aunque las lapas verdes disponen de la Reserva Biológica Indio Maíz, en Nicaragua, para desarrollarse, los científicos que participaron en el estudio insisten en que "cada día es más frecuente la incursión de madereros costarricense al otro lado del Río San Juan, y, por eso, la reserva tampoco está a salvo de las motosierras".

En estos 14 años de investigación científica, se identificaron el estado precario y frágil en que se encuentra la población de lapa verde, la cual se estima en 35 parejas reproductivas. Por lo que la menor modificación de sus condiciones de vida puede representar su desaparición.

"Si alguien tiene un informe debería remitirlo a la SETENA", así fue de enfático el ministro de Medio Ambiente ante la consulta de Radio Nederland. Asimismo, agregó que todas las actividades humanas generan impacto.

El ecologista y promotor del recurso de amparo dice tener pruebas de la anidación de lapas verdes en la zona. "Alfredo Arias, que vive hace 25 años en Crucitas, dice que podría conducir al ministro hasta cerca de la casa donde hay cinco palos de almendro con rastros de que hubo nido de lapa verde", indica Edgardo Araya.

Decreto de conveniencia nacional
Pero ¿por qué razón un país como Costa Rica, que dice tener un pacto con la naturaleza y proclama la paz con todos los seres vivos, puede declarar de conveniencia nacional un proyecto que elimina cientos de árboles, entre ellos el Almendro amarillo?

Para el ministro de Medio Ambiente, la justificación está en que el calificativo de "conveniencia nacional" está incorporado por la Ley Forestal, lo que le confiere un carácter legal.

La empresa minera en Crucitas creará 253 empleos directos, además de contribuir con obras sociales para los habitantes de la comunidad. Ese lugar es uno de los más retraso registran del territorio nacional, con uno de los menores índices de desarrollo social.

Para el dirigente ecologista, Edgardo Araya, lo que ha pasado es que la industria minera sustituye al Estado, que ha sido inoperante, especialmente, en lugares donde existe mucha pobreza, como en Las Crucitas".

A raíz del escándalo por los Almendros y por las lapas verdes, no ha faltado en la prensa quienes acusan al gobierno del doble discurso. Algunos apuntan que mientras el Premio Nobel visita Europa y Estados Unidos para promocionar su plan de Paz con la naturaleza, al Presidente no le tiembla la mano para autorizar actividades que causan destrucción en zonas con alta fragilidad, como lo han demostrado científicos nacionales y extranjeros.

Aún así el ministro Dobles defiende la decisión: "Costa Rica sigue siendo verde, y el hecho que se autorice en un territorio muy pequeño la actividad minera no quiere decir que la política cambie. No es un proyecto que impulse este gobierno, es un proyecto que ya había sido autorizado. Toda autorización por medio de una concesión genera deberes y obligaciones para el Estado y para la empresa. Si la empresa incumple, el Estado toma las acciones correspondientes. Si el Estado incumple, la empresa tomaría, me imagino, las acciones, que podría ser una demanda internacional por incumplimiento. Por otro lado, el país tendría un impacto en cuanto a la seguridad jurídica, dado que la concesión fue dada hace años.

El Director de Investigación de la CCT manifestó que el Corredor Biológico La Selva, entidad que agrupa a 25 organizaciones nacionales, habían entregado una carta oficial a los funcionarios del Ministerio de Medio Ambiente, con copia al ministro Dobles, para solicitar que no se autorizara la tala de los bosques. Sin embargo, este llamamiento no ha sido escuchado.

El problema oculto en toda esta disputa se reduce a un enfrentamiento entre quienes impulsan actividades de desarrollo para crear empleo y los que prefieren un desarrollo sostenible que evite la tala de árboles y los peligros de contaminación.

Por el momento la empresa ha suspendido la eliminación del resto de árboles. Las excavaciones en octubre del 2009.

Mientras se espera el fallo judicial, el Gobierno de Nicaragua pidió nuevamente al de Costa Rica la garantía de que la mina "Las Crucitas" no contaminará el cauce del río San Juan, en la frontera entre ambos países.

 
< Anterior   Siguiente >
Bloqueverde
Ingresar
Alianza de Redes Ambientales
banner.jpg
Municipios sin Transgénicos
mapainteractivo