header image
Inicio arrow Temas arrow Minería arrow Nueva alerta en Costa Rica y Nicaragua contra el proyecto minero Crucitas
Nueva alerta en Costa Rica y Nicaragua contra el proyecto minero Crucitas
martes, 29 de mayo de 2007

Proyecto no tiene permiso de explotación ya que fue anulado por la Sala Constitucional y no puede pedir otro permiso porque hay moratoria. Empresa pretende extraer oro de la roca dura sin tener permisos ambientales. Empresa afirma que el gobierno está a favor del proyecto y que quitará la moratoria minera. Grupos ambientales y diputados piden cuentas al gobierno.

Proyecto no tiene permiso de explotación y no puede solicitar un nuevo porque hay moratoria contra la minería metálica:

El 4 de enero del 2002, el señor Carlos Murillo presentó un recurso de amparo ante la Sala Constitucional, contra el presidente de la república Miguel Angel Rodríguez y la ministra del ambiente y energía Elizabeth Odio por otorgarle el permiso de explotación a la empresa Industrias Infinito. Ese recurso de amparo fue acogido y el 26 de noviembre del 2004 la sala constitucional mediante el voto nº 13414-04 anula la resolución R-578-2001 MINAE, del 17 de diciembre del 2001 que otorga la concesión de explotación minera a Industrias Infinito Sociedad Anónima.

La empresa minera Industrias Infinito, subsidiaria de Vanessa Venture, presenta ante la Sala Constitucional un recurso de adición y aclaración, sin embargo en diciembre del 2006 mediante resolución 1006-14421 la sala Constitucional ratifica la nulidad de la concesión minera.

Es decir el proyecto minero Crucitas de la canadiense Vanessa Venture no tiene permiso para explotar oro ni puede obtener un permiso nuevo porque en el 2002 mediante decreto se prohíbe la minería metálica en Costa Rica. En ese decreto, que está vigente, se dice que “todos los proyectos que estén en trámite ante Geología y Minas o ante SETENA se suspenden y todos los proyectos que tengan derechos adquiridos se respetan”.

El proyecto minero Crucitas estaba en ese momento tramitando la viabilidad ambiental ante la Secretaría Nacional Ambiental por lo que tanto SETENA como el departamento de Geología y Minas debieron suspender y archivar el proyecto, si no lo hicieron la responsabilidad es de los funcionarios que están en un claro desacato al decreto y a la resolución de la Sala Constitucional.

Los grupos ambientales han presentado incidente de nulidad ante SETENA, alegando que el trámite de la Viabilidad Ambiental debió suspenderse desde el mismo año 2002 y a la fecha no se ha suspendido. La SETENA ha manifestado mediante resolución 834-2007-SETENA, que la aplicación del decreto de moratoria minera no fue alegado oportunamente en los recursos que se plantearon contra el otorgamiento de la Viabilidad Ambiental y que por esa razón no resolvía la solicitud de nulidad de todo lo actuado, planteada por los sectores ambientalistas. Dicha resolución desconoce abiertamente un decreto que es de ACATAMIENTO OBLIGATORIO para todos los habitantes de la república, incluidas las instituciones del Estado, como es el caso de SETENA. También se le ha cuestionado a la Dirección de Geología y Minas que expliquen el por qué aún se mantienen en trámite las concesiones dada a Industrias Infinito.

En síntesis, la empresa minera Industrias Infinito subsidiaria de Vanessa Venture que pretende extraer oro en el Proyecto Crucitas no tiene permiso de explotación y no puede obtener ningún otro permiso ni de exploración ni de explotación porque está vigente la moratoria contra la minería metálica; los funcionarios de las instituciones que han seguido tramitando el proceso estarán enfrentando cargos por desacato ante los tribunales costarricenses.

Extracción de oro en roca dura sin permisos ambientales

El proyecto minero Crucitas de la empresa Vannessa Venture muestra en su página WEB (http://www.vannessaventures.com/s/Presentations.asp) una serie de datos y logros, que en lugar de crear seguridad, crean desconfianza en los inversionistas y en la población.

La empresa no cuenta con la totalidad del financiamiento para dar inicio a la construcción de la mina. En Enero del 2007, publicaron en Internet que el yacimiento Crucitas no tenía 700 mil onzas como lo habían puesto en el Estudio de Impacto Ambiental sino solo 194 mil onzas de oro en la saprofita. Esta información obstruyó los créditos bancarios y generó mucha desconfianza en los accionistas.

En la nueva presentación del proyecto incluso baja la cantidad de onzas en la saprofita a 171.000 pero aumenta en la roca dura en 517.000 onzas para un total de 688.000 onzas. En el Estudio de Impacto Ambiental presentado por la empresa minera plantea: “Durante el minado se extraerá mediante tajo del material superficial denominado saprolita, material que contiene los minerales de interés económico” y afirman que la producción anual será de 90.000 onzas.

Todo el estudio de impacto ambiental en las áreas físico, social, geológico, biológico, etc., todos los compromisos ambientales y sociales que la sustentan se presentaron con base en un yacimiento de oro de 700 mil onzas en la saprofita. A principios de año la empresa anuncia que tiene solo 194 mil y ahora que 171 mil onzas en saprolita.

Con base en estas declaraciones la Dirección de Geología y Minas ordenó una investigación interna de los estudios geológicos y de factibilidad que presentó la empresa al momento de solicitar el permiso de explotación. Este estudio aún no ha concluido pero toda esta historia de cientos de onzas más o menos ha creado una gran desconfianza porque o alguien mintió o alguien se equivocó.

Si ahora la empresa dice que hay menos oro entonces podría pensarse que lo que busca es pagar menos impuestos o explotar la roca dura, si Geología y Minas no puede determinar cuánto oro hay entonces no tiene la capacidad técnica para evaluar este tipo de proyectos.

En cualquier caso la empresa minera no puede bajo ninguna circunstancia explotar la roca dura porque para ello necesita presentar otro Estudio de Impacto Ambiental que contemple los impactos de esa nueva alternativa pero volvemos al primer punto, la empresa no cuenta con el permiso de explotación y por lo tanto su empeño en explotar este proyecto es infructuoso y engañoso para los inversionistas.

Nueva fase de exploraciones sin permisos y con mucha vigilancia:

La empresa minera necesita iniciar una nueva fase de exploración en Crucitas con el fin demostrar que hay suficiente oro incluyendo la roca dura. El problema es que para realizar estas perforaciones necesita permiso de la Dirección de Geología y Minas y también de la Secretaría Técnica Ambiental y de otras instancias. En enero del 2007, la empresa hizo una consulta ante el departamento de Geología y Minas y le indicaron que no podían realizar perforaciones mineras por no contar con los permisos. Por otra parte los grupos ambientales mantienen una permanente vigilancia para que estos estudios no se realicen de espaldas a las autoridades.

Grupos ambientales y diputados piden cuentas al gobierno.

Resulta que la empresa minera Industrias Infinito tiene conocimiento de las decisiones que va a tomar el gobierno de Costa Rica en materia de minería. En la presentación del proyecto afirman que el actual gobierno está a favor del desarrollo del proyecto minero y que pronto quitarán la moratoria minera.

El actual gobierno viene impulsando la protección al ambiente y ha recibido diversos premios en esta materia; la minería metálica es una de las actividades más destructivas del ambiente. El proyecto Crucitas se ubica en una región de una extraordinaria biodiversidad en donde se estarían afectando cientos de hectáreas de bosque y poniendo en peligro la gran cuenca del río San Juan. Alguien del poder ejecutivo debe dar explicaciones al respecto.

En la presentación Vanessa Venture propone el proceso de destrucción de cianuro CyPlus SO2, H2O2. Este proceso tiene como productos el isocianato y ácido sulfúrico. No explican que van a hacer con los metales pesados concentrados como el arsénico. Tampoco que van a hacer con los vertidos ácidos de este proceso.

En la presentación se plantea una serie de nuevas concesiones haciendo creer a los inversionistas que el proyecto tiene un gran futuro pero no es cierto, existen una gran cantidad de recursos interpuestos ante las resoluciones de las diversas instancias y una actitud de permanente fiscalización y vigilancia por grupos ambientales que no darán tregua hasta que la empresa se retire definitivamente.

Siguiendo con la tradicional cultura de protección al medio ambiente, se estará presentando un proyecto de ley para expropiar las tierras a la empresa minera, declararlas zona de protección y construir un centro de investigaciones científicas que conserven para siempre esa riquezas patrimonio del país.

FECON, UNION NORTE POR LA VIDA. Más información: Edgardo Araya Sibaja 461 0096 - 858 9525 Marco Tulio Araya Barboza 461 9090 - 389 4322
 
< Anterior   Siguiente >
Bloqueverde
Ingresar
Alianza de Redes Ambientales
banner.jpg
Municipios sin Transgénicos
mapainteractivo