header image
Fila costeña de Osa sufre por aumento de construcciones
lunes, 27 de octubre de 2008
Creció un 202% en último año.
 
Cámara de Construcción se muestra preocupada por daño ambiental  Alcalde de Osa ve con buenos ojos desarrollo de viviendas turísticas

nacion.com La Cámara Costarricense de la Construcción (CCC) denunció el levantamiento de residencias en el bosque de la fila costeña del cantón de Osa.
La Cámara señaló que esas viviendas están en la zona agrícola de Osa, misma que se ubica en la parte alta de la fila costeña.

Rodrigo Altmann, presidente de la Cámara, señaló que un número no precisado de casas se construyen amparadas en el Reglamento para el Control de Fraccionamiento y Urbanizaciones, que regula los parcelamientos agrícolas donde se construyen.

Este señala que las parcelas agrícolas no deberán ser menores a 5.000 metros cuadrados y las construcciones en ellas no pueden ser mayores al 10%.

“El esquema de parcelas agrícolas no exige una valoración de la Secretaría Técnica Nacional del Ambiente (Setena). Con una inspección municipal es suficiente”, dijo Altman.

Ante esta situación, la Junta Directiva de la Cámara elabora una “reforma urgente” al reglamento aplicado por el Instituto de Desarrollo Agrario (IDA).

“La propuesta es para que la parcela agrícola siga siendo para fines agrícolas, no una válvula de escape para brincarse un montón de procedimientos y requerimientos como se debe hacer”, dijo Altman.

Controles. El alcalde de Osa, Alberto Cole, señaló que la municipalidad está de acuerdo con ese tipo de desarrollo en el cantón.

“La Municipalidad ha visto con buenos ojos el cambio de uso del suelo que pasa de ser agrícola a ser destinado al desarrollo turístico y habitacional, dentro del marco de la legalidad”, dijo Cole.
El alcalde comentó que las construcciones han venido a generar empleo en sectores donde la agricultura y la ganadería no están siendo rentables para los habitantes de las comunidades vecinas.

“Hemos sido muy estrictos al regular las construcciones ahí. Prefiero eso mil veces antes que un potrero”, aseveró Cole.

En Osa los permisos de construcción crecieron 202%, pasando de menos de 100 por año a más de 735 entre enero del 2007 y hoy.

Cole agregó que las parcelas agrícolas no son del IDA y que un equipo de 12 inspectores revisan la zona con frecuencia para controlar las construcciones ilegales.

Carlos Bolaños, presidente ejecutivo del IDA, afirmó , por medio de la oficina de prensa, que investigará para saber si hay parceleros activos del instituto en estas condiciones y luego se referirá al caso.
 
< Anterior   Siguiente >
Bloqueverde
Ingresar
Alianza de Redes Ambientales
banner.jpg
Municipios sin Transgénicos
mapainteractivo