header image
Inicio arrow Temas arrow TLC (ALCA) arrow Bloque Verde en el camino del NO
Bloque Verde en el camino del NO
miércoles, 16 de mayo de 2007

 

Hoy lo más positivo es decir no

De la coyuntura nacional. El Tratado de Libre Comercio (TLC) estaba siendo derrotado por un dinámico, sólido y plural movimiento de resistencia que venía tomando la calle como único espacio de expresión y de lucha. Este escenario ha sido transformado con el referendo, que trae nuevos retos en la lucha contra el TLC. Creemos que estos retos deben ser asumidos con alegría, claridad y como una posibilidad de recorrer los barrios y comunidades del país para continuar informando sobre los nefastos efectos del TLC, pero también para seguir contribuyendo en la construcción del tejido social.


En este escenario, el poder Ejecutivo simplemente se vio acorralado por la imposibilidad, incluso acudiendo a maniobras ilegales, de hacer avanzar el TLC y su agenda de implementación en la Asamblea Legislativa. Ante la inminente convocatoria de un referéndum por iniciativa popular, se vio obligado a aceptar un mecanismo descartado y rechazado anteriormente, como su última y más arriesgada carta.

Hoy el referendo es una realidad y percibimos satisfacción en la población por esta oportunidad. Desde el Bloque Verde seguiremos trabajando para que esa satisfacción continúe traduciéndose en movilización activa y conciente en las calles, y participación masiva por el NO al TLC en el referéndum. Para nosotros, es la oportunidad de terminar de convencer a quienes todavía tienen dudas o necesitan más información, así como el momento de desplegar todo el potencial movilizador de nuestro movimiento.

Sabemos que esta lucha será desigual por la falta de equidad en el acceso a la información, a los medios y a los recursos económicos, especialmente por el poder económico de las transnacionales que se beneficiarían con el TLC y que muy probablemente apoyarán a los sectores político-empresariales comprometidos con el TLC. Nuestro movimiento ha sabido remontar esa desigualdad y convertirla en un criterio de dignificación de la democracia. Con alegría, fortaleza y estrategias de trabajo de los movimientos sociales y la sabiduría del pueblo costarricense seguiremos demostrando que son más fuertes que el poder económico. En ese sentido, la resistencia contra la minería, la explotación petrolera, la Ston Forestal, los transgénicos y muchas otras luchas del movimiento ecologista han demostrado que la estrategia de hablar con franqueza, compartiendo y discutiendo desde la verdad, siempre triunfa.

No nos asustan los miles de millones que están detrás de la campaña pro-TLC y que sirven para transmitir sus mentiras, eso no hace más que demostrarle a la gente que NO hay ambiente para el TLC.

Desde ya hacemos un llamado enérgico al TSE para que deje de lado su luna de miel con el Ejecutivo y le exigimos:- Que asegure que la votación se haga con la huella digital, - Que asegure la presencia de fiscales y observadores de cada tendencia en todas las mesas de votación, - Que garantice la equidad en la propaganda y en el acceso a los medios de comunicación. - Que garantice que no se repetirán las irregularidades que fueron denunciadas en las anteriores elecciones presidenciales.

Los partidos políticos tradicionales aplicarán sus típicas maniobras, mañas y fraudes en esta nueva instancia electoral. Este es un momento histórico para Costa Rica y para el mundo: No es una elección, es una consulta. Esto va mucho más allá de los partidos y estos, todos, tratarán de llevar agua a sus molinos. Reivindicamos éste como el momento histórico del movimiento social costarricense.

Evidentemente el NO es la posición más sólida. Quienes pensamos que el TLC no beneficia al país difícilmente cambiaríamos de opinión; por el contrario quienes aprueban el TLC tienden cada vez más hacia la duda, y eso se demuestra en las últimas encuestas. El frágil apoyo al TLC se ha formado a partir de una campaña publicitaria y no desde la discusión, el intercambio de ideas y el análisis de escenarios y modelos de país. Este, ha sido el trabajo realizado desde el movimiento social, desde los y las que decimos NO; este ha sido el trabajo llevado a la práctica en miles de foros, debates y demás actividades que han conformado la "campaña" del NO.

De igual modo exigimos al gobierno y a la Asamblea Legislativa retirar de la corriente parlamentaria el texto del TLC y los proyectos de ley de la agenda de implementación, como una señal de transparencia para el proceso de consulta del TLC. Rechazamos las manifestaciones de los diputados y diputadas pro TLC, así como de los hermanos Arias, sobre la necesidad de continuar con la discusión y posible aprobación de estas leyes. Creemos que esta agenda constituye el alma y el corazón del TLC y que, por esa razón debe detenerse su trámite inmediatamente, para que el referéndum sea de verdad una consulta a la población.

Si el gobierno insiste en tramitar estos proyectos estará burlándose del pueblo de Costa Rica, de manera que el movimiento social se verá en la necesidad de continuar manifestándose en las calles para defender el derecho del pueblo a ser consultado de forma transparente.

Del Bloque Verde

Nuestra fortaleza está en el trabajo local, en áreas rurales y urbanas, donde desde hace cuatro años hemos estado informando y discutiendo sobre el contenido del TLC y su agenda de implementación.

El Bloque Verde seguirá como un actor más, junto con las otras organizaciones, colectivos e instituciones que trabajan para erradicar el TLC y para construir conjuntamente un modelo de país sostenible y armonioso con el ambiente y su gente.

Nos comprometemos a movilizar a todas las organizaciones y comunidades con las que hemos trabajado. Con ellos y ellas compartimos una visión de mundo con justicia social y ambiental, materializada en las movilizaciones por la defensa de los recursos naturales. Creemos que esa experiencia y su compromiso serán insumos fundamentales para impulsar la campaña del NO.

La gente de las comunidades ecologistas organizados en los grupos han realizado cuatro plebiscitos municipales en Guácimo, Sarapiquí, San Ramón y Turrialba. Estas experiencias donde hemos movilizado a miles de pobladores locales nos han enseñado que con pocos recursos y mística la preocupación por el ambiente genera la participación de las comunidades locales en defensa de sus recursos. Esta capacidad de logística y movilización la pondremos al servicio del rechazo al TLC. Además promoveremos la retroalimentación con otras experiencias de consulta popular a nivel internacional como la que impulsó el referendo sobre el agua en Uruguay o la ampliación del canal en Panamá.

Sabemos que vamos a ganar en forma aplastante y por lo tanto trabajaremos fuertemente junto al movimiento popular costarricense para erradicar de nuestro país el TLC y su agenda de implementación.

Por eso, hoy lo más positivo es decir NO.

El Bloque Verde está constituido por organizaciones de base, comunitarias y ecologistas. Texto elaborado en forma colectiva con base en discusiones, sesiones grupales y encuentros del Bloque.

 
< Anterior   Siguiente >
Bloqueverde
Ingresar
Alianza de Redes Ambientales
banner.jpg
Municipios sin Transgénicos
mapainteractivo