header image
Inicio arrow Temas arrow Agrobiodiversidad arrow Sentencia de la Sala sobre moscas producidas por desechos de las piñeras
Sentencia de la Sala sobre moscas producidas por desechos de las piñeras
domingo, 12 de octubre de 2008
Adjunto texto de una sentencia de este año de la Sala sobre moscas hematofagas (chupa sangre).

Texto de la sentencia * 050142350007CO * Exp: 05-014235-0007-CO Res. Nº 2008-005689

SALA CONSTITUCIONAL DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA. San José, a las trece horas y cinco minutos del once de abril del dos mil ocho.

Recurso de amparo interpuesto por RUTH SOLANO VÁSQUEZ , portadora de la cédula de identidad No. 1-446-869 y OTROS , a favor de LA ASOCIACIÓN JUSTICIA PARA LA NATURALEZA , contra EL MINISTERIO DE AGRICULTURA Y GANADERÍA, EL MINISTERIO DE AMBIENTE Y ENERGÍA, EL MINISTERIO DE SALUD, LA SECRETARÍA TÉCNICA NACIONAL AMBIENTAL, LAS MUNICIPALIDADES DE GUÁCIMO, POCOCÍ Y SIQUIRRES, LOS REPRESENTANTES LEGALES DE LAS EMPRESAS PIÑA FRUT DEL GRUPO ACÓN S.A., PIÑAS DEL BOSQUE S.A., SEBASTOPOL S.A. y LA FINCA BABILONIA DEL GRUPO FRUTEX S.A.. Asimismo interviene MARCO MACHORE LEVY, como COADYUVANTE ACTIVO.

RESULTANDO:

1.- Por escrito recibido en la Secretaría de la Sala a las 17:33 hrs. del 3 de noviembre del 2005 (visible a folios 1-70), los recurrentes interpusieron recurso de amparo y manifestaron que las autoridades recurridas han omitido fiscalizar de manera continua, oportuna y eficiente la masiva extensión del cultivo de piña desarrollada por las empresas recurridas en las zonas de Guácimo, Pococí  y Siquirres, lo cual ha provocado graves problemas de diversa índole, a saber: a) Aquellos que afectan la salud, tanto de los trabajadores como de las personas que viven en esas áreas, causados por el uso indiscriminado de sustancias químicas, tanto para fumigar las plantaciones como para quemar los rastrojos o desechos originados por esa actividad productiva -como, por ejemplo, el paraguat, que es altamente tóxico y que fue recomendado por el propio Ministerio de Agricultura y Ganadería para tratar los desechos-, lo cual no sólo ocasiona olores insoportables, principalmente, durante las horas nocturnas y padecimientos tales como alergias, asma, entre otros, sino, también, intoxicación como consecuencia del vertido de los residuos de dichas sustancias en las aguas de los ríos Santa Clara y Cinco Estrellas, lo cual, a su vez, produce una contaminación de las fuentes de agua para todas aquellas comunidades que se abastecen de las mismas, tanto para su consumo, como para sus propias actividades productivas; b) del informe No. 00701-2004-DHR de la Defensoría de los Habitantes, se desprende que existe un nexo de causalidad entre los deficientes métodos de recolección, tratamiento y disposición final del rastrojo o desecho de la piña, con la proliferación de la mosca Stomoxys Calcitrans o "mosca picadora o de establo", al grado de considerarlo una plaga que ocasiona graves daños a las personas que tiene ganado, ya que, éste pierde, dramáticamente, de peso al serle sustraída la sangre por la mosca al menos durante tres veces al día, lo cual reduce la producción de leche y carne, con el agravante que no obstante en ese informe se le recomienda a los Ministerios de Salud y de Agricultura y Ganadería adoptar una serie de medidas para solucionar este problema, a la fecha, la situación más bien se ha agravado; c) se han otorgado los permisos sanitarios de funcionamiento a empresas que no han presentado un estudio de impacto ambiental para sustentar la factibilidad del proyecto, con el agravante que tampoco se ha podido fiscalizar el cumplimiento de los planes de manejo de desechos sólidos y líquidos; de plagas; de la plantación; de resultados del monitoreo de los pozos y de los ríos dentro del área del proyecto, y de preparación y conservación del suelo -si es que existen-, ya que, al no contar con expedientes en la Secretaría Técnica Nacional Ambiental, se desconoce si están respaldados por una garantía ambiental y, por ende, si son objeto de control por medio del regente ambiental, tal y como lo informa la Secretaría General de ese órgano y d) se pretende extender la producción piñera en la parte sur del Cantón de Guácimo, a pesar de la gran cantidad de nacientes de agua que allí se encuentran. De este modo, consideraron que las conductas impugnadas han prohijado el desarrollo de una actividad productiva no sustentable, pues aunque ha generado muchas fuentes de empleo, las consecuencias derivadas de un uso irracional de los recursos naturales ya ha empezado a manifestarse a través de los hechos descritos con anterioridad, con los daños irreversibles que ocasiona al ambiente y a la salud de las personas que, de forma directa o indirecta, se ven afectadas por el fenómeno descrito. Estimaron vulnerado lo dispuesto en el numeral 50 de la Constitución Política. Solicitaron que se declare con lugar el recurso planteado.

2.- Por resolución de las 07:49 hrs. del 18 de noviembre del 2005 (visible a folios 381-387), se le dio curso al proceso y se requirieron los informes a las autoridades recurridas.

3.- Informó, Alexander Arana Ruiz, en su condición de Apoderado Especial de Piña Frut S.A. (visible a folios 415-433), que, efectivamente, algunas fincas en la zona dedicadas al cultivo del banano han pasado a ser plantaciones de piña. Sin embargo, adujo que existe un control de parte de los ministerios y dependencias recurridas. Indicó, que su representada posee permiso de funcionamiento otorgado por el Ministerio de Salud, totalmente, en regla y previo cumplimiento de la normativa y requisitos establecidos.  Además,  señaló que, tal y como consta en el oficio No. ARSP-PAH-124 del pasado 18 de febrero del 2005, del Área de Salud de Pococí, la empresa cuenta con condiciones físicas y sanitarias modernas y altos estándares de inocuidad, asepsia y de protección a los trabajadores, reúne las condiciones físicas y sanitarias exigidas por la legislación, los equipos de aplicación de plaguicidas son automáticos y aplicados mediante tractor, cuya cabina con aire acondicionado se encuentra aislada del exterior, sin requerir de otros trabajadores para la aplicación y los productos utilizados están debidamente registrados. Añadió, que la finca está certificada por normas internacionales como ISO 14001 y EUREP-GAP. Asimismo, cuenta con programas de salud ocupacional y planes de emergencia, así como de manejo de desechos sólidos y líquidos. Refirió, además, que no ha recibido denuncias por parte de vecinos u otras autoridades. Sostuvo, que el Ministerio de Salud ha realizado a sus trabajadores exámenes de colinesteraza para comprobar si existe intoxicación por agroquímicos, resultando todos estos negativos; es decir, libre de la presencia de sustancias agroquímicas. Manifestó, que mediante el oficio del Área Rectora de Salud de Pococí No, RHA DARSP-265-05 se certificó que en la base de datos de Vigilancia Epidemiológica, la empresa Piña Frut no tiene registro de intoxicaciones con agroquímicos. Explicó, que como parte de las medidas preventivas, se dan cursos a los trabajadores acerca de la manipulación, clasificación, uso de etiquetas, medidas de prevención, higiene disposición de desechos, salud, seguridad y bienestar laboral, triple lavado y centro de acopio. Reiteró, que al contar su representada con un Sistema de Gestión Ambiental bajo la norma ISO 14001 y con certificaciones de EUREP-GAP, se realizan auditorias externas de manera periódica que velan no sólo por la calidad del producto final, sino, más aún, por la calidad de los procesos, involucrando el impacto ambiental y la protección de la salud humana, tanto de trabajadores como de la población en general. Afirmó, que no existe mal manejo de desechos sólidos y líquidos ni se ha talado árboles o irrespetado las zona protectoras. La finca es de vocación agrícola y ha estado dedicada a esa actividad por más de cincuenta años, por lo que el cultivo de la piña no produjo deforestación actualmente, ni cuando se dedicó a otros cultivos. En cuanto al cargo de irrespeto de las zonas protectoras, éste es totalmente infundado, pues más bien su representada vela por su protección, respeta las distancias, legalmente, establecidas, amén de proveerlas de cobertura vegetal. Acerca de la entrega de bitácoras, indicó que la recurrente no es clara en cuanto al alcance o contenido de la supuesta omisión. Empero, las bitácoras son revisadas por autoridades públicas y auditores ambientales externos. Refirió, que su representada sí maneja, adecuadamente, las técnicas de cultivo y tratamiento de desechos sólidos y líquidos. Su mandante es respetuosa de la normativa ambiental, lo que se demuestra tanto por la inexistencia de denuncias en su contra como por el otorgamiento de los permisos de funcionamiento y las certificaciones internacionales. Explicó, que por supuesto que se trata de una situación dinámica, en el sentido que, constantemente, se realizan revisiones por parte de tales autoridades públicas y de los auditores ambientales, por lo que el cumplimiento se verifica con la debida frecuencia para asegurar que sus acciones son compatibles con el medio ambiente y no le son lesivas. Añadió, que según oficio del Ministerio de Salud de fecha 21 de febrero del 2005, su representada cuenta con permisos sanitarios de funcionamiento, ha cumplido con los trámites legales solicitados, posee alta tecnología de procesos y adecuados estándares de inocuidad. En consecuencia, afirmó que su representada cuenta con estudios ambientales y permiso de funcionamiento otorgado por el Ministerio de Salud. Las autoridades competentes, para el otorgamiento y renovación de esos permisos vigilan, supervisan y dan constante seguimiento, tanto en la finca como a eventuales denuncias, que cabe destacar no ha habido ninguna. En cuanto a procedimientos en materia de manejo integrado de plagas, aplicación de agroquímicos, manejo de desechos sólidos y líquidos, la empresa los aplica en forma estricta y su cumplimiento forma parte de las exigencias para el otorgamiento de los permisos y de las certificaciones internacionales con que cuenta, entre éstas TESCO, EUREP- GAP e ISO 14001. No es cierto que la actividad realizada por su representada se deje por la libre por parte de las autoridades, las cuales -por el contrario-, ejercen una constante vigilancia, por lo que sí se realiza dentro del marco normativo. De ahí que, cuente con los respectivos permisos, previo cumplimiento de todos los requisitos establecidos legalmente. Señaló, que su representada tiene establecidos los procedimientos para asegurar la protección del ambiente. De este modo, en cuanto al manejo de desechos líquidos, su representada tiene establecido un "Plan de Manejo de Desechos Líquidos", el cual toma en cuenta la legislación relacionada, dentro del marco del permiso de funcionamiento vigente y tiene previstos los procesos entre los cuales se encuentra la reutilización de aguas de lavado, devolución de desechos a proveedores, utilización de trampas de sólidos, lechos de infiltración, etc. Su implementación es permanente y se revisa mediante su aplicación y otras variables a fin de lograr una mejora permanente. De manera tal, que es falso que las aguas residuales se descarguen en ríos u otros cuerpos de agua. La empresa cuenta además con análisis bacteriológicos de aguas que demuestran que no existe contaminación, como lo demuestran los análisis de agua. De otra parte, adujo que la empresa recurrida hace un adecuado manejo de los desechos sólidos, a través de un "Plan de Manejo de Desechos Sólidos" cuya última revisión data de agosto del 2005. Dicho plan es conforme con la legislación vigente, considera las fuentes de generación de los residuos sólidos y su correcta disposición, desde la devolución al proveedor para reciclaje, reincorporación al suelo de material vegetal y sistemas de tratamiento. Asimismo, en cuanto a basura tradicional, indicó que ésta se dispone a través del servicio municipal. Explicó, que el manejo del rastrojo se hace conforme a las prácticas y recomendaciones de acatamiento obligatorio giradas por el Ministerio de Agricultura y Ganadería. Sostuvo, que la actividad de la empresa está, debidamente, regulada y cuenta con los permisos legales; motivo por el cual no es lesiva de la garantía constitucional consagrada en el artículo 50 de nuestra Constitución Política. Por el contrario, desde un inicio, ha tenido como uno de sus principios orientadores la protección del ambiente, la vida, el bienestar y la salud de todos aquellos sujetos que directa o, indirectamente, están involucrados en su área, incluyendo a las comunidades vecinas. Prueba de esto es que no existe contaminación, ni afectación a la salud o el ambiente, de donde resulta que no existen denuncias.  Aún en materia de la supuesta erosión, la empresa es la más interesada en evitarla, no sólo porque afecta a sus procesos productivos, sino por el efecto que podría tener a futuro. Por tal motivo, ha establecido un "Procedimiento para la Gestión del Uso de los Suelos en Piña", que procura la conservación de los suelos y la prevención de la erosión, mediante la creación y mantenimiento de condiciones favorables para el desarrollo de los cultivos. En materia de prevención de la erosión, se determina para cada área las medidas atinentes, con el manejo de variables que permitan la conservación de los suelos, como el diseño y orientación de canales y la utilización de cobertura vegetal; incluyendo el control de erosión en los drenajes. En lo que respecta a cobertura vegetal, indicó que debe de tomarse en cuenta que, conforme el cultivo de piña crece, va cerrando los espacios entre plantas e hileras, de manera que se cubre el suelo y con eso se evita que la lluvia golpee el suelo, lo que disminuye la erosión. Los canales mantienen la vegetación natural y en los que no exista, se determina qué especies deben incorporarse para proveerlos de cobertura. Asimismo, manifestó que en las riberas de los ríos se ha respetado la legislación, procediendo a reforestar con especies nativas. En lo tocante al problema de la mosca, indicó que debe de considerarse que ninguna de las declaraciones, pese a haber relación directa, prueba, fehacientemente, la responsabilidad de su representada, para lo cual tendría que demostrarse que, efectivamente, hay mal manejo y que el origen del problema se sitúa en su finca, mediante métodos científicos o técnicos, o bien, la inspección y comprobación de una autoridad pública. Los recurrentes podrían eventualmente tener dicho problema, pero su sola afirmación no comprueba el origen ni la atribución de responsabilidad que se hace a su poderdante. En contraste a dicha imputación, su representada sigue los procedimientos establecidos por el Ministerio de Agricultura y Ganadería, tal y como se desprende de la copia del libro de actas que se lleva para dejar constancia de las acciones ejecutadas para evitar o mitigar el problema de la mosca, el cual se encuentra autorizado por la Dirección de Protección Fitosanitaria del Ministerio de Agricultura. En él se establecen los procedimientos aplicados conforme a las recomendaciones de los funcionarios, así como las acciones preventivas que se llevan a cabo y el seguimiento que se dan a tales recomendaciones. Sobre el mismo tema, manifestó que la empresa ejecuta las acciones contenidas en el "Instructivo para Manejo de Rastrojo en el Cultivo de Piña", dentro de las cuales se encuentra la incorporación de los residuos del cultivo al suelo, preferentemente, a la aplicación de cualquier producto químico. Indicó, que cuando el Ministerio de Agricultura y Ganadería estima que esa acción no es suficiente y ordena la aplicación de productos como el paraquat, se hace en las dosis y siguiendo los procedimientos recomendados.  Además, adujo que su representada no ha desviado ninguna quebrada. Las que existen tienen el curso que siempre han tenido, aún desde antes de la compra de la finca. En lo que respecta a los malos olores, no existe reporte, ni denuncia alguna por esa situación. Los productos se aplican siguiendo los procedimientos adecuados y en los ciclos y dosis recomendados. En todo caso, afirmó que los agroquímicos no pueden ser inoloros por razones de seguridad, por lo que, eventualmente, pueden ser percibidos sin que eso signifique que exista contaminación; además, indicó que no se aplican, permanentemente. La empresa también ha establecido un "Procedimiento para la Fertilización y el Control Fitosanitario en el Cultivo de la Piña ", para la protección laboral y ambiental pertinentes, conforme a la normativa aplicable. En el mencionado procedimiento se establece que los procesos deben realizarse "(...) siguiendo los principios de la agricultura sostenible y el manejo integrado de plagas (MIP) (...)" siendo que "(...) Se define la Agricultura Sostenible como aquella agricultura capaz de abastecer las necesidades alimentarias del presente sin poner en peligro el abastecimiento de alimentos de generaciones futuras (...) pretende sustituir el modelo de agricultura productiva poco preocupada por las exigencias de protección del medio ambiente, por otro en el que los fines sean la producción agraria a largo plazo y la variable medioambiental se considere un factor de producción tan importante como tierra, capital, trabajo (...)".   De otra parte, indicó que no se han irrespetado las distancias establecidas por ley, sobre zonas de amortiguamiento, protección de los ríos, reforestación en áreas de amortiguamiento, establecimiento de cercas vivas en límites con calles principales y en las perimetrales de la finca, manejo de áreas de amortiguamiento en comunidades y protección de canales, entre otras labores. Solicitó que se desestime el recurso.

4.-  Informó bajo juramento, Gerardo Fuentes González, en su condición de Alcalde Municipal de Guácimo (visible a folios 544-545 y 1083-1084), de modo expreso, lo siguiente: “(…) Piñera el Bosque, Piñera SEBASTOPOL y Piñales del Caribe, perteneciente esta última al Grupo Acón; hemos de indicar que en el caso de las dos primeras cuentan con la respectiva licencia municipal, siendo que en el caso de Piñales del Caribe, esta no solo paga a esta Municipalidad impuesto de bienes inmuebles, siendo que sin embargo cuenta con los permisos de funcionamiento al día (…)”. Sin embargo, explicó que en el trámite de obtención de la licencia, su representada se limita a verificar el cumplimiento de los requisitos ordinarios. Lo anterior, toda vez que, las condiciones de tipo sanitario y ambientales, le corresponden otorgarlas al Ministerio de Salud. La municipalidad se limita a verificar que el permiso de funcionamiento haya sido otorgado para la actividad agrícola que se solicita y a favor de la empresa que los requiere. Las empresas que se dedican a una actividad como la piñera, deben cumplir con estándares de calidad, tratamiento y manipulación del producto. Finalmente, manifestó, de modo expreso, lo siguiente: “(…) mediante remisión de copias certificadas del respectivo expediente administrativo se acredita que la Municipalidad de Guácimo en el trámite de otorgamiento de las Licencias otorgadas a: SEBASTOPOL y Piñera del Bosque, a (sic) requerido a dichas empresas la presentación de los requisitos requeridos por Ley, siendo de interés para el objeto del recurso que se ventila, los permisos de funcionamiento, emitidos por el Ministerio de Salud, los cuales según prueba requerida, se encuentran al día en las tres empresas que residen en este cantón (…)”. Solicitó que se declare sin lugar el recurso planteado.

5.- Informó bajo juramento, Manuel Hernández Rivera, en su condición de Alcalde de la Municipalidad de Pococí (visible a folios 547-548), que, efectivamente, se han desarrollado en ciertas zonas del Cantón de Pococí grandes extensiones de cultivo de piña, sobre las cuales desconoce si se ha llevado a cabo o no fiscalización alguna de parte de las autoridades que regulan la materia. Explicó, que su representada no ha tenido ninguna participación en materia de autorización o fiscalización de permisos, pues eso es competencia de los ministerios recurridos. Solicitó que se desestime el recurso planteado.

6.- Informó bajo juramento, Sandra Guadamuz Quirós, en su condición de Presidenta del Concejo Municipal de Pococí (visible a folios 552-553), en similares términos a lo manifestado por el Alcalde de esa misma Corporación. Añadió, que dicho Concejo ha coordinado con diferentes grupos organizados de la zona. De este modo, indicó que de conformidad con el Acuerdo No. 186, tomando en la Sesión Extraordinaria del Concejo No. 33 del 17 de mayo del 2005, se dispuso formar una Comisión interinstitucional con el propósito de dar seguimiento a los problemas alegados, la cual se encuentra conformada por personeros de diversas instituciones involucradas en dicha problemática, miembros de la comunidad, los municipios donde se encuentran sembradíos de piña y el Defensor de la Habitantes. Solicitó que se declare sin lugar el recurso.

7.- Informaron bajo juramento, María del Rocío Sáenz Madrigal, en su condición de Ministra, Nora Luz Barrero Escobar, en su condición de Directora del Área Rectora de Salud de Pococí y Gilbert Alexander Salas López, en su condición de Director del Área Rectora de Salud de Guácimo, todos del Ministerio de Salud (visible a folios 568-576). De este modo y, en lo que respecta al cantón de Pococí, indicaron que en el sistema de vigilancia epidemiológica del Área Rectora de Salud de Pococí del Ministerio de Salud, a la fecha, no se habían reportado casos de intoxicaciones por plaguicidas en la finca de piña denominada Piña Frut S.A.. Asimismo, indicaron que en los servicios médicos de la Clínica de Roxana, Emergencias del Hospital de Guápiles no se han reportado casos de intoxicaciones. Apuntaron, que el sistema de vigilancia epidemiológica abarca todos los EBAIS del cantón de Pococí. Además, a la fecha, las Áreas Rectoras de Salud recurridas no han recibido denuncias de vecinos o de trabajadores, por problemas que les ocasione la actividad piñera. Por lo anterior, se puede decir que no se tiene reporte de intoxicaciones y daños a la salud de éstos últimos. Añadieron, que el Ministerio de Salud vigila, constantemente, la realización de los exámenes médicos y de colinesterasa que se le realiza a los trabajadores que manipulan plaguicidas, en especial los organofosforados y carbamatos. En las visitas que se realizan a las fincas piñeras, igualmente, se supervisan los equipos de protección personal que se les brinda a los trabajadores y trabajadoras de todos los procesos. Apuntaron, que las fincas piñeras cuentan con certificaciones de EUREP-GAP y Planes de salud Ocupacional, Atención de Emergencias y Manejo de desechos, mismos que son solicitados de acuerdo al procedimiento denominado “Guía para la presentación del Plan de Salud Ocupacional y Atención de Emergencias, publicado en la gaceta 234 del 4 de diciembre del 2003”. Manifestaron, que en la empresa en mención las aplicaciones de plaguicidas y fertilizantes se realizan con equipos automatizados (spray boom), en los que solo se requiere la presencia del conductor del tractor, minimizando la presencia de personas a la exposición de dichas sustancias, siendo que las aplicaciones se realizan cuando no existe personal en el campo. Además, por ser equipo que puede colocarse a escasos centímetros del follaje de la planta de piña, la deriva producida es casi cero, lo que no afecta el traslado de sustancias químicas hacia otros sitios por acción del viento. En lo tocante a la contaminación de las fuentes de agua, manifestaron que el Área de Salud no tiene reportes ni denuncias en cuanto a ese aspecto se refiere. Igualmente, indicaron que no poseen reportes epidemiológicos que confirmen que las personas vecinas a la piñera “Piña Frut” y que utilizan aguas de los ríos y quebradas, se contaminaron o intoxicaron por utilizar aguas de los ríos de la zona (Río Santa Clara). Refirieron, que ese Ministerio regula y controla que la empresa en mención cumpla con lo que establece la Ley Forestal en cuanto a las distancias que deben de existir de las instalaciones y el cultivo a las orillas de ríos y quebradas. Apuntaron, que la empresa se encuentra reforestando todas las áreas no productivas. Señalaron, que la empresa citada realiza actividad de recolección de aguas residuales del sistema de tratamiento de agroquímicos, las cuales son aplicadas en las áreas de preparación del terreno para siembra. En cuanto a los presuntos daños producidos  por la proliferación de la mosca stomoxys calcitrans, apuntaron que tal vector afecta la ganadería local y que los controles los realiza el Ministerio de Agricultura y Ganadería, ente encargado de la salud animal en el país. Sin embargo, afirmaron que tanto el Ministerio de Agricultura y Ganadería como la empresa Piña Frut realizan esfuerzos y mantienen controles físicos y químicos para minimizar la aparición de la mosca señalada. En lo tocante a la fiscalización y control de los desechos sólidos y líquidos indicaron que la empresa, a través del Ministerio de Salud, ha establecido los planes de manejo de desechos y en visitas realizadas se ha constatado que los mismos están siendo implementados y que son de mejora continua. Explicaron, que la empresa Piña Frut no realiza presentación de reportes operacionales, ya que, ésta no tiene vertido a fuentes de agua. Además, indicaron que la finca utiliza sistemas cerrados o sea, sin salida al exterior y que recolectan las aguas residuales para luego utilizarlas en las aplicaciones de plaguicidas en el campo. Por ende, manifestaron que no es cierto que no se lleve a cabo una labor de fiscalización y control de desechos, dado que, como se dijo, dicha empresa posee un plan de manejo de desechos. En lo que respecta al otorgamiento de permisos de funcionamiento sin cumplir con trámites (Estudios de impacto ambiental), señalaron que el Reglamento General sobre Procedimientos de Evaluación de Impacto Ambiental se publicó en la Gaceta 125 del 28 de junio del 2004. Sin embargo, indicaron que con anterioridad a esa fecha existen fincas que realizaron un cambio de actividad, ya que, pasaron de ser bananeras a ser piñeras manteniendo las instalaciones en los sitios que estaban aprobadas para las bananeras, siendo la empresa Piña Frut una de éstas. Lo anterior, toda vez que, su actividad empezó en el año 2001 e inició tramites de ubicación ante este Ministerio en el año 2002. En consecuencia, indicaron que dicha actividad fue establecida y puesta en operación antes de la publicación de dicho reglamento, por lo que la Ley no es retroactiva y, tal y como lo establece dicho marco legal, sólo aplica a proyectos nuevos que se van a instalar, más no a los que se encuentran instalados y operan, como en el caso en mención. Por lo tanto, explicaron que a dicha finca se le otorgó el Permiso Sanitario de Funcionamiento en total apego a la legislación vigente al momento que las empresas lo solicitaron, quedando claro que debieron cumplir con la legislación conexa a la Ley General de Salud tal y como los trámites de ubicación, construcción de sus instalaciones, bodegas de plaguicidas, duchas, vestidores y lavanderías, sistemas de tratamiento para aguas residuales, etc. Bajo tales consideraciones, estimaron que e debe rechazar dicha afirmación, ya que, al parecer no se tiene la información suficiente o se desconoce la aplicación de la ley por parte de los presentadores del recurso de amparo. En cuanto a la falta de control y monitoreo de las aguas de los pozos de las fincas piñeras, manifestaron que no es cierto lo acusado respecto a la contaminación, dado que, se tienen los reportes de la calidad de las aguas para consumo humano y proceso realizados por laboratorios de prestigio nacional, lo cual indica que se tiene control y se monitorean dichas aguas. Además, se realizan inspecciones en las que se valora la ubicación y la operación de los pozos y tanques para agua. A mayor abundamiento y, de conformidad con el informe elaborado por Omar Bravo Salazar y Eduardo Villareal Salguera, de la Unidad de Protección al Ambiente Humano del Área Rectora de Salud de Guácimo, destacaron que el desarrollo de esta actividad se ha venido realizando cumpliendo con los requisitos exigidos tanto en la Ley General de Salud como en otras leyes. En forma periódica los funcionarios de protección al Ambiente Humano realizan visitas de inspección y control de esta actividad. En lo referente al otorgamiento de Permisos Sanitario de Funcionamiento indicaron, que las empresas ubicadas en el cantón de Guácimo cuentan con dicho permiso. De previo a otorgar el mismo, esta Dirección de Área ha verificado el cumplimiento de los requisitos como son la presentación ante SETENA de la solicitud de la viabilidad del Proyecto, además de la autorización otorgada por el INVU a través del Arquitecto Francisco Mora Protti, Director a.i. de Urbanismo, el cual autoriza mediante el No. Oficio PU-C-AT-2488-2005, el uso conforme solicitado para la instalación de un galerón para el proceso y empaque de piña en la propiedad con catastro N° L-163842-94, ubicada en el distrito de Guácimo, cantón de Guácimo, lo anterior con relación a la empresa Agroindustrial Ticoverde S.A., ubicada en la perla de Guácimo. Añadieron, que las empresas Agrícola Gilacu S.A., Agroindustrial Piña del Bosque S.A., Piñales del Caribe S.A., Técnicas Agrícolas Sebastopol S.A., cuentan con Permiso Sanitario de Funcionamiento vigente, por cuanto han cumplido con los requisitos que establece la Ley General de Salud y otras Leyes conexas. En consecuencia, manifestaron que se tiene por demostrado que esa instancia ha sido sumamente cuidadosa y respetuosa en los lineamientos y requisitos establecidos para la instalación previa y el funcionamiento de las empresas piñeras cuestionadas. En éstas últimas, se evidencia el uso de equipos de seguridad para los trabajadores piñeros, así como equipos de aplicación de agroquímicos automatizados,  los cuales minorizan la exposición del personal a la presencia de las sustancias químicas. Asimismo, se observan áreas de reforestación y protección de fuentes de agua, sistemas de tratamiento de desechos sólidos y líquidos y las condiciones físico sanitarias de las instalaciones con que cuentan las piñeras, así como la protección de pozos y tanques de almacenamiento de agua para consumo humano. De la misma manera, indicaron que ante el conocimiento de dos casos de intoxicación reportados en el sistema de Vigilancia Epidemiológica, esa Área de Salud procedió con la celeridad requerida a realizar la investigación correspondiente. De otra parte, afirmaron que se ha mantenido, mediante el reporte operacional de aguas residuales, el control de las descargas a los afluentes, cumpliendo con los parámetros establecidos en el reglamento sobre Vertido, Uso y Rehúso de Aguas Residuales. Manifestaron, que no es cierto que se haya permitido la generación de contaminación de aguas para consumo humano. Indicaron que, en todo caso, no existe registro de denuncias algunas en esa Área. Solicitaron que se desestime el recurso planteado.

8.- Informó bajo juramento, Carlos Manuel Rodríguez Echandi, en su condición de Ministro de Ambiente y Energía (visible a folios 668-670), que en virtud que la investigación requerida debe realizarse con el rigor que este caso amerita -lo cual incluye el conocimiento efectivo de las fechas en que han dado inicio las labores de siembra y comercialización de piña en las zonas de Guácimo, Siquirres y Pococí-, ha girado las instrucciones necesarias para verificar esos detalles que permitan informar, adecuadamente, a la Sala, la situación de cada una de las empresas involucradas y las acciones que se tomarán en cada una de éstas, según su grado de cumplimiento con las normas vigentes. Explicó, que de conformidad con lo indicado por la Secretaría Técnica Nacional Ambiental, solamente una de las empresas recurridas cuenta con expediente de evaluación de impacto ambiental. Indicó, que de acuerdo con la normativa vigente, a partir del año 1995, todo proyecto, obra o actividad requiere de dicha evaluación, según lo que establezca la reglamentación respectiva. Manifestó, que al existir dos reglamentos de procedimientos de Evaluación de Impacto Ambiental, uno del año 1997 y otro del año 2004, se hace necesario que el Ministerio de Salud certifique la fecha en que las empresas recurridas iniciaron funciones, situación que pueden informar también las municipalidades de la zona. Indicó, que en virtud de lo anterior se está convocando a una reunión urgente para el día 6 de diciembre del 2005. Sobre la presunta contaminación a las fuentes de agua de la zona, señaló que se procedió a realizar la respectiva consulta en el Departamento de Aguas de este Ministerio. Así, según lo indicado por dicho Departamento, de las empresas recurridas, únicamente, Standard Frut Company de Costa Rica tiene otorgada la concesión de aprovechamiento de aguas de varios pozos, así como el permiso de drenaje agrícola, permiso que también se otorgó a la sociedad Sebastopol S.A. Por ende, afirmó que el resto de empresas recurridas no tienen otorgado ni en trámite, concesión de aprovechamiento de aguas ni permiso de drenaje agrícola. De otra parte, explicó que en dicho Departamento no se registran denuncias por prácticas que pongan en riesgo el recurso hídrico en la zona o afectación a las nacientes y no existen registros u estudios de oficio, que demuestren la existencia de nacientes u otras fuentes de agua. Por estos motivos, según se informa en el oficio No. IMN- DA 3113-05, ese Departamento estaría realizando, próximamente, las valoraciones de campo correspondientes para determinar la existencia de tal problema y, en caso afirmativo, proponer las medidas correspondientes para corregirlo. En virtud del mandato de la Sala, reiteró que para el día 6 de diciembre del 2005 se convocó a las instancias recurridas con el fin de dar inicio a las acciones de coordinación, investigación y toma de decisiones en este trascendente asunto. Solicitó que se desestime el recurso planteado.

9.- Informaron bajo juramento, Rodolfo Coto Pacheco, en su condición de Ministro y Luis Alfredo Montes Pico, en su condición de Gerente de Vigilancia y Control de Plagas del Servicio Sanitario del Estado, ambos del Ministerio de Agricultura y Ganadería (visible a folios 673-678), que desde 1987 en la Región Brunca, 1990 en la Región Huetar  Norte y 1996 en la Región Huetar Atlántica de Costa Rica, se han presentado brotes de moscas que atacan a los animales domésticos.  Explicaron, que en cada una de esas regiones se hizo un análisis de la situación y estudios del problema, llegándose a determinar la presencia de poblaciones de moscas que se reproducen en los desechos orgánicos en estado de descomposición. Como resultado del diagnóstico, en todos los casos se detectó la presencia, tanto de la mosca doméstica Musca doméstica L., como la mosca del establo Stomoxys calcitrans L y la mosca del cuero Haematobia irratans L., estas dos últimas denominadas, también, moscas hematófagas, que se alimentan de sangre, llegando a afectar, principalmente, a los animales domésticos. Indicaron, que uno de los medios propicios para la reproducción de estas moscas y otros insectos, es la exposición a campo abierto de desechos orgánicos, tanto de origen vegetal como de origen animal. Manifestaron, que luego del análisis de la situación en su oportunidad y, en cada caso, se emitieron las recomendaciones pertinentes para disminuir las poblaciones de la Stomoxys calcitrans, la cual es la mayor causante del problema. Estas recomendaciones se hicieron de acuerdo a lo indicado por el especialista y, posteriormente, se han agregado algunas modificaciones, según su experiencia de campo. Durante estos años, la Dirección General de Sanidad Vegetal antes y ahora el Servicio Fitosanitario del Estado, a través de la Gerencia de Vigilancia y Control de Plagas, ha invertido una gran cantidad de recursos económicos y humanos, tanto en la vigilancia permanente de la plaga como en las medidas de control, las cuales, en la mayoría de los casos, han surtido el efecto deseado; salvo en las épocas donde ha sido, físicamente, imposible la aplicación de las medidas recomendadas. La proliferación de plagas agrícolas se presenta cuando las condiciones agroclimáticas se hacen propicias y no siempre el control de las mismas es eficiente si durante el proceso de control interfieren condiciones climáticas adversas. Manifestaron, que desde el año 1987 hasta el presente, las poblaciones de la mosca no se habían incrementado, significativamente, debido a lo siguiente: a) Por la oportuna aplicación de las medidas recomendadas, b) porque el área del cultivo de la piña era menor y c) debido a que las condiciones climáticas se presentaron más o menos estables. Sin embargo, apuntaron que el área actual de 26,500 hectáreas de piña, sobrepasa en mucho la del año 2003 donde eran, aproximadamente, unas 8,000 hectáreas. Además, señalaron que durante el presente año, las precipitaciones han sobrepasado todos los pronósticos, debido a la gran cantidad de huracanes y tormentas tropicales que se presentaron. Bajo condiciones de excesiva humedad, por mucho que se quiera, es imposible el tratamiento e incorporación oportuna de los desechos orgánicos, que es la medida más importante para el control de esta plaga; máxime que las mayores áreas están ubicadas en zonas de alta humedad, (Zona Norte y Región Atlántica) lo cual ha incidido en la proliferación de la plaga. Sin embargo, indicaron que lo anterior no significa que el Ministerio y el Servicio Fitosanitario del Estado no hayan estado cumpliendo con sus competencias y funciones encomendadas por Ley. Explicaron, que debido a la dinámica de la plaga en cuestión, se encuentran en proceso de realizar una serie de acciones tendentes a combatir dicha problemática, a saber: emisión de folletos con recomendaciones de manejo de la plaga, donde se han incluido algunas modificaciones; establecimiento de un laboratorio de producción de organismos para el control biológico de la Stomoxys calcitrans( L), en las instalaciones de la Estación Experimental Los Diamantes en Guápiles, reproducción de los controles biológicos Sphalangia cameroni y Pachicrepoides sp y apoyo al proyecto denominado Manejo Sostenible del Rastrojo de Piña y su Reconversión productiva de la Empresa Pulpas de Celulosa de Centroamérica. En virtud de lo anterior, indicaron que, tal y como se puede observar en las recomendaciones de diferentes años, en ninguna de ellas se menciona el producto Paraquat como manifiestan los recurrentes. Reiteraron, que no es cierto que hayan omitido fiscalizar, continuamente, las áreas de reproducción de moscas, competencia de su institución. Explicaron, que continúan ejerciendo el control de la plaga y que se encuentran en la mejor disposición de seguir investigando para lograr mejores soluciones a futuro. Solicitaron que se declare sin lugar el recurso.

10.- Informó bajo juramento, Miguel Quirós León, en su condición de Alcalde de la Municipalidad de Siquirres (visible a folios 723-724 y 1135-1136), que en el cantón de Siquirres se encuentra la empresa agrícola de piña denominada Agroindustrial Babilonia. Explicó, que conforme lo regula la Ley No. 7176, Ley de Tarifas de Impuestos del Cantón de Siquirres, en su artículo 14, la actividad de la agricultura en el cantón de Siquirres estará sujeta a la obtención de una licencia y pago de un impuesto. De este modo, indicó que en el trámite de obtención de la licencia respectiva, la Municipalidad se limita a verificar el cumplimiento de los requisitos ordinarios para la obtención de cualquier tipo de licencia. Señaló que entre tales requisitos se encuentra el permiso de funcionamiento, el cual, sin embargo, le corresponde otorgarlo al Ministerio de Salud. Adujo, que, en el caso particular, la Municipalidad recurrida ha solicitado a la empresa Agroindustrial Babilonia los requisitos de ley (entre éstos el permiso sanitario de funcionamiento), previo otorgamiento de la correspondiente licencia. Solicitó que se desestime el recurso planteado.

11.- Informó bajo juramento, Jorge Rojas Soto, en su condición de Secretario General ad hoc de la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (visible a folios 726- 729), que no le consta a esta entidad la alegada omisión de las otras Adminis traciones demandadas de sus deberes de fiscalización de los cultivos de piña. En cuanto a la declaración de los recurrentes que se han otorgado permisos sanitarios de funcionamiento sin que se hayan aprobado estudios de impacto ambiental, indicó que mediante el oficio No. SG-1563-2005-SETENTA del 7 de julio del 2005, se informó que, hasta el momento de la emisión de dicho acto, únicamente, figuraba en esta dependencia un expediente dedicado, específicamente, a la plantación de piña en los cantones de Guácimo y Pococí (expediente de la Standard Fruit Compaña Nº 104-1999- SETENA). Explicó, que desde el momento en que se emitió el citado oficio, ingresaron dos expedientes más de proyectos piñeros en tales cantones, a saber. El expediente No. 1046-2005-SETENA de Plantación de Piña - Agroindustrial Ticoverde y el No. 1336-2005-SETENA, de Planta Empacadora de Piña. Añadió, que mediante resolución No. 2941-2005- SETENA del 26 de octubre del 2005, se le solicitó al proyecto de siembra de piña la elaboración de un EsIA. Asimismo, indicó que mediante la resolución No. 2998-2005-SETENA del 28 de octubre pasado, se demandó al último proyecto (de empacado), la realización de un Plan de Gestión Ambiental. Estos dos últi mos expedientes obran en poder de esta dependencia y se continuará adelante con el procedimiento de evaluación de impacto ambiental. Agregó, que no le consta a la Secretaría recurrida la existencia de planes de plantación de piña en la región sur del cantón de Guácimo, por lo que se necesitaría contar con datos más específicos para proceder a buscarlos en la base de datos. En lo tocante a las medidas que adopta la Sala para prevenir riesgos o evitar daños, indicó que existe un solo expediente que cuenta con licencia (viabilidad) ambiental para la siembra de piña en la zona en cuestión (expediente No. 104-1999-SETENA). Manifestó, que el control que esa dependencia ejerce en cuanto al cumplimiento de los compromisos ambienta les se regula en los artículos 26 y 71 y siguientes del Reglamento General sobre los Procedimientos de Evaluación de Impacto Ambiental, el cual, a su vez, establece la garan tía ambiental y la figura del responsable ambiental. De otra parte, apuntó que durante un tiempo el proyecto no presentó informes regenciales. Sin embargo, indicó que el día 14 de julio del 2005 se realizó una inspección en el área del proyecto, cuyos resultados constan en la resolución No. 1905-2005- SETENA del 4 de agosto pasado. De conformidad con dicha resolución se desprende que la empresa desarrolladora del proyecto cuenta con las cer tificaciones ISO 14001, Eurep Good Agricultura Practices (EUREP-GAP), ISO 9001, SA 8000 (responsabilidad social) y PRIMOS LAP (certificación de auditoría de empresas). Asimismo, señaló que existen registros de cada una de las labores realizadas tomando en cuenta diversos indicadores ambientales, entre los cuales se encuentran lo siguientes: derra mes de agroquímicos, análisis de laboratorio, recolección y disposición de dese chos sólidos, salud ocupacional, coberturas vegetales, etc. Aunado a lo anterior, refirió que se han realizado es fuerzos importantes para prevenir la erosión superficial. Además, se ha cuidado el área de protección de los ríos y se ha realizado un inventario biológico. Explicó, que la inspección practicada no encontró turbidez en los ríos causada por sedimentos u otros que produjeran contaminación, ni desvío de los mismos. No se encontraron moscas, zancudos u otros, debido al manejo integrado de plagas. Asimismo, indicó que existe un registro que evidencia el control de la proliferación de plagas, el cual, a su vez, ha ayudado a mejorar la calidad de la plantación. Apuntó, que la citada resolución determinó llamar a rendir cuentas a la empresa que ejerce la re gencia ambiental. También requirió la presentación de un informe regencial conso lidado en un plazo de diez días, el cual, efectivamente, se presentó el 23 de agosto del 2005 e incluye, entre otros, un análisis químico y bacteriológico del agua, un cuadro resumen de la gestión ambiental, un proce dimiento y consideraciones técnicas para el control de la mosca stomoxys calcl trans. Solicitó que se declare sin lugar el recurso planteado.

12.- Informó, Rafael Ángel Gutiérrez Acuña, en su condición de Apoderado Generalísimo sin límite de suma de Agroindustrial Piñas del Bosque S.A. (visible a folios 730-752), que su representada es una empresa con personalidad jurídica propia, distinta de la de Standard Fruit Company. Sin embargo, indicó que en el recurso se le asimila como si se tratara de una misma persona jurídica; lo cual es independiente de las relaciones comerciales existentes entre una y otra. Refirió, que se apersonó a contestar el traslado, a pesar que su mandante no fue notificada en los términos del párrafo segundo del artículo 61 de la Ley de Jurisdicción Constitucional, lo que pudo haber provocado una nulidad absoluta de dicho acto. Estimó, que la empresa recurrida no ha lesionado o amenazado el ambiente, ni en el pasado ni actualmente, por cuanto sus acciones -por el contrario- son compatibles con la protección de éste. En concordancia, sus acciones se enmarcan dentro de la normativa ambiental y, por tal motivo, sí cuenta con estudio de impacto ambiental, con la correspondiente viabilidad ambiental otorgada por la SETENA (expediente No. 104-99) y el respectivo permiso de funcionamiento del Ministerio de Salud (No. 257-2001). Además, explicó que dicha empresa es objeto de permanente supervisión y seguimiento por las autoridades competentes, entre éstas el Ministerio de Salud y el Ministerio de Agricultura y Ganadería, SETENA, cuyas recomendaciones atiende estrictamente. Cuenta además con certificaciones a nivel nacional e internacional como lo son IS0 14001 (Sistema de Gestión Ambiental) y EUREP-GAP, entre otras. Indicó, que no cierto que no exista control por parte de las autoridades gubernamentales. Además, en lo que a su representada concierne, periódicamente, se realizan inspecciones, tal y como lo demuestra mediante copia certificada del oficio de la SETENA No. SG (DAP) S87-2005, en donde el Departamento de Administración de Proyectos ha analizado el Informe de Regencia Ambiental, el cual cumple con los requisitos exigidos por la Secretaría, sin que se comuniquen objeciones por lo que debe -como labor continua en el proyecto- " (...) Proseguir con la labor de seguimiento y control ambiental de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica del Ambiente (...)". Adicionalmente, en cuanto al tema del uso de agroquímicos, su representada, igualmente, ha puesto en práctica, desde hace varios años, un Sistema de Gestión Ambiental bajo la norma ISO 14001 y cuenta con certificaciones de EUREP-GAP que permite el ingreso de la fruta a uno de los mercados más exigentes como lo es el europeo, no sólo desde el punto de vista de la calidad, sino más aún, en materia del uso de agroquímicos y protección al ambiente, así como de protección a los trabajadores. Señaló, que lo anterior es fruto de las acciones protectoras del ambiental que ejecuta su representada, con una férrea protección de la vida y la salud de las personas, entre las que se encuentra el Programa de Gestión Ambiental. Añadió, que no existe reporte alguno de intoxicaciones, ni en la finca, ni en las comunidades aledañas. Asimismo, señaló que los trabajadores cuentan con equipo de protección y, en ningún caso, se ha producido contaminación, toda vez que, el Área Rectora de Salud no ha recibido denuncias en ese sentido. Además, constantemente, se realizan los exámenes pertinentes para determinar si hay intoxicación, resultando todos negativos. Tampoco existe mal manejo de los desechos sólidos y líquidos. Lo mismo cabe decir respecto de la imputación genérica que se hace de una supuesta tala de árboles e irrespeto a las zonas protectoras. En cuanto a la entrega de bitácoras, refirió que siempre han estado a disposición de las autoridades competentes y de los auditores ambientales independientes. Apuntó, que de conformidad con el oficio del Ministerio de Salud de fecha 21 de febrero del 2005, la empresa recurrida cuenta con permisos sanitarios de funcionamiento, ha cumplido con los trámites legales solicitados, posee alta tecnología de procesos y adecuados estándares de inocuidad . Como parte de las exigencias para el otorgamiento y renovación de tales permisos, es objeto de frecuente supervisión, seguimiento y asesoría de las autoridades competentes, entre otras SETENA (supervisión de regencia ambiental y viabilidad ambiental), Ministerio de Salud (permiso de funcionamiento) y Ministerio de Agricultura. Asimismo, tiene establecidos estrictos procedimientos en materia de manejo integrado de plagas, selección y tratamiento de semillas, aplicación de agroquímicos y bomba de espalda, aplicación de nematicidas, preparación de mezclas, aplicación de agroquímicos, para regular los periodos de reingreso luego de la aplicación de productos para la protección de los cultivos, para el manejo de los desechos sólidos y líquidos, procedimiento de gestión de agua, preparación de suelos y otros. De otra parte y, en lo tocante al manejo de desechos líquidos, la empresa tiene establecido un procedimiento ("Procedimiento para el Manejo de Desechos Sólidos y Líquidos'), cuyo principal objetivo es la mitigación de impactos potenciales, asegurando que la recolección, acopio y disposición de los desechos generados en las operaciones de la finca, se efectúen en forma segura para el ambiente. Propiamente, en cuanto al manejo de desechos líquidos, las aguas se liberan, previamente, de cualquier sólido u otro agente contaminante mediante sistemas de pre-tratamiento y se evita la descarga de desechos en suelos o en los pisos de plantas empacadoras, entre otras acciones. Conforme al "Procedimiento de Gestión de Agua" el objetivo primordial lo constituye la protección del recurso hídrico, la salud de la familia y las comunidades vecinas, mediante un adecuado y seguro manejo de las aguas residuales y desechos líquidos, el cual establece frecuencias mínimas de muestreo, análisis de aguas residuales y de presentación de reportes operacionales; límites máximos permisibles para vertidos en plantas empacadoras, lagunas de trincheras y de aguas negras. Agregó, que la empresa cuenta, además, con análisis bacteriológicos de aguas que demuestran que no existe contaminación. En ese sentido, por ejemplo, se adjunta copia del resultado de análisis emitido en agosto del 2005, mediante el cual el Centro de Investigación en Contaminación Ambiental, Laboratorio de Análisis de Plaguicidas de la Universidad de Costa Rica, reporta que en muestras compuestas de agua de empacadora, tomada a la salida de la planta, no se detectó la presencia de plaguicidas. Dentro de los procedimientos establecidos, además de los análisis mencionados, constantemente, se monitorean los pozos de agua. Por ende, afirmó que resulta, absolutamente, falso que las aguas residuales se descarguen en ríos u otras fuentes naturales de agua. Además, apuntó que su representada lleva a cabo un correcto manejo de los desechos sólidos. De ahí que, a la fecha, no ha existido ni existe ninguna denuncia por mal manejo. En lo tocante al manejo del rastrojo, manifestó que se siguen los procedimientos y recomendaciones emitidas por el Ministerio de Agricultura y Ganadería, el cual, supervisa constantemente. Añadió, que tal y como se desprende del documento titulado "Preparación de Tierra", incluso se ejecutan prácticas que exceden el mínimo de las recomendaciones del Ministerio mencionado, toda vez que, no sólo se deseca el material de rastrojo, sino que se tritura, se repasa y se reincorpora al terreno, de manera tal que no hay contaminación por cuanto ni siquiera se traslada el material desecado, sino que se utiliza en el mismo terreno. Asimismo, refirió que cada vez que se hace un control mecánico de la mosca, se notifica al Ministerio de Agricultura y Ganadería, que es el que otorga los permisos respectivos y se realizan, entre otras acciones, muestreos de la presencia de éstas. Manifestó, que el uso del paraquat es restringido, dándose preferencia a otras prácticas, como las descritas arriba. Explicó, que se trata de un producto autorizado por el Ministerio supra citado, el cual se utiliza para disecar la planta de piña e iniciar el proceso de derribo. Las áreas son tratadas cada tres años y las dosis utilizadas son las permitidas. Su utilización es necesaria para el control de la mosca y de acatamiento obligatorio de acuerdo con las potestades del Ministerio de Agricultura y Ganadería. A mayor abundamiento, indicó que de acuerdo con los protocolos de aplicación y las prácticas establecidas por la empresa, se toman todas las medidas para los trabajadores, siendo la aplicación mecánica y automatizada, de manera tal que los trabajadores no tienen contacto con el producto, toda vez que, se hace mediante bombas en tractores cuya cabina es aislada (aire acondicionado). De otra parte, afirmó que no hay posibilidad alguna de contaminación de las fuentes de agua o comunidades vecinas, por cuanto se respetan los retiros establecidos por ley, existen barreras naturales que impiden el efecto deriva y se toman todas las previsiones necesarias para prevenirla. Aseveró, que en el libro de actas, debidamente, legalizado por la Dirección de Protección Fitosanitaria del Ministerio de Agricultura y Ganadería (utilizado para llevar a cabo el control sobre los desechos de restrojos del cultivo de piña, las boletas de seguimiento fitosanitarios, muestreos y cédulas de aplicación) consta que la finca "(...) se apega a todas las recomendaciones que nuestro departamento indique (Protección Fitosanitaria del MAG) (...)" , que " (...) no se encontró en la visita al campo larvas, pupas ni adultas (de la mosca) la finca o empresa está realizando todas las labores recomendadas (...)", que el "(...) esfuerzo de la empresa es notable (...)", que "(...) las poblaciones (de moscas) se encuentran muy bajas y el ganado se encuentra tranquilo y alimentándose. Los ganaderos de esas comunidades manifiestan tranquilidad por el control y la vigilancia de esta empresa y del trabajo en conjunto (...) ". Incluso, manifestó que en una visita realizada, recientemente, el 4 de noviembre del presente año, los funcionarios fitosanitarios del Ministerio de Agricultura y Ganadería dejaron constancia que "(...) la finca no tiene problemas de moscas y se mantiene la fitosanidad (...)". Reiteró que su representada no ha contaminado ningún río, afluente, fuente o naciente de agua. Entre sus políticas está cumplir en todo momento con las leyes y regulaciones aplicables, tomar todas las medidas factibles para promover la protección de la salud, seguridad y el ambiente y progresar, continuamente, hacia el logro de los objetivos de la empresa. En todas sus operaciones el objetivo es prevenir efectos adversos en la salud, seguridad y el medio ambiente. Indicó, que la empresa recurrida utiliza prácticas de agricultura sostenible y métodos de manejo integrado de plagas que emplean enfoques biológicos y culturales para el control de plagas y enfermedades. Además, utiliza productos de protección de cultivos solo cuando son necesarios, siempre con el cuidado apropiado y de acuerdo a las leyes aplicables. En ese sentido, adujo que no utiliza ningún producto prohibido por la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos o por la Unión Europea. Aclaró, que su representada no ha contaminado, dado que, ni siquiera colinda con el Río Cinco Estrellas. No existe mal manejo de los desechos sólidos, pues, por el contrario sigue las recomendaciones brindadas por el Ministerio de Agricultura y Ganadería a fin de evitar o mitigar el problema de la mosca. Añadió, que las evaluaciones del Ministerio supra citado hechas en la finca han sido favorables y lo continúan siendo, hasta la más reciente visita el pasado 04 de noviembre del presente año. Manifestó, que aun cuando se aporte una declaración jurada, no se establece un nexo de causalidad entre la supuesta pérdida de peso del ganado y las acciones de la empresa. En todo caso, afirmó que la empresa que representa ha establecido los procedimientos apropiados para el control de la mosca, de modo que no es posible atribuirle responsabilidad directa en el referido hecho. Por el contrario, recalcó que  realiza constantes evaluaciones, ejecuta prácticas necesarias para el control de la mosca y tiene procedimientos para el manejo integrado de plagas. Asimismo, señaló que no existen denuncias o reportes por malos olores en la finca, incluyendo agroquímicos. En todo caso, manifestó que en la finca sólo se aplican agroquímicos, legalmente, autorizados, en ciclos y dosis permitidas, por lo que no existe ni se ha producido contaminación. Sin embargo, explicó que no puede obviarse el hecho que los agroquímicos despiden olor como una medida de seguridad o repelencia. Solicitó que se desestime el recurso planteado.

13.- Mediante líbelo presentado en la Secretaría de la Sala a las 10:05 hrs. del 21 de diciembre del 2005 (visible a folios 1187-1190), Rafael Ángel Gutiérrez Acuña, en su condición de Apoderado Generalísimo sin límite de suma de Agroindustrial Piñas del Bosque S.A. se refirió a los informes rendidos por las autoridades públicas recurridas. Explicó, que tales informes son contestes en afirmar que su representada actúa a derecho, con incuestionable respeto a la normativa ambiental y con un evidente cumplimiento de los principios y deberes que en la materia se ha impuesto dentro de su política de protección al ambiente; razón que se aprecia en las certificaciones que a nivel nacional e internacional ha obtenido. Indicó, que tal y como lo señala el Ministro en su informe, la citada empresa tiene otorgada concesión de aprovechamiento de aguas y permiso de drenaje agrícola. Asimismo, el informe de SETENA consigna que su proyecto tiene licencia (viabilidad) ambiental para la siembra de piña y que, conforme al Reglamento General sobre los Procedimientos de Evaluación de Impacto Ambiental, cuenta con garantía ambiental y un responsable ambiental.  En punto al último informe de regencia, agrega SETENA que su empresa " (...) cuenta con las certificaciones ISO 14001, Eurep Good Agricultural Practices (EUREP-GAP), ISO 9001, SA 8000 (responsabilidad social), y PRIMOS LAP (certificación de auditoría de empresas). Existen registros de cada una de las labores realizadas tomando en cuenta diversos indicadores ambientales, entre los cuales se encuentran: derrames de agroquímicos, análisis de laboratorio, recolección y disposición de desechos sólidos, salud ocupacional, coberturas vegetales, etc. Se han realizado esfuerzos importantes para prevenir la erosión superficial. Además se ha cuidado el área de protección de los ríos y se ha realizado un inventario biológico. La inspección practicada no encontró turbidez en los ríos causada por sedimentos u otros que produjeran contaminación, ni desvío de los mismos. No se encontraron moscas, zancudos u otros, debido al manejo integrado de plagas. Existe un registro que evidencia el control de la proliferación de plagas y ayudando a mejorar la calidad de la plantación (...)" . De otra parte, la Ministra de Salud afirmó que no se han reportado casos de intoxicación, ni reportes de problemas que provoquen la actividad piñera, además que vigila, constantemente, la realización de exámenes médicos y de colinesterasa que se efectúan a los trabajadores. Añadió, que la empresas en general, incluida la que representa, "(...) cuentan con certificaciones EUREPGAP y Planes de Salud Ocupacional, Atención de Emergencias y Manejo de desechos, mismos que son solicitados de acuerdo al procedimiento: Guía para la presentación del Plan de Salud Ocupacional y Atención de Emergencias, publicado en la gaceta (sic) 234 del 4 de diciembre del 2003 (...)" . En cuanto al informe suministrado por el señor Ministro de Agricultura y Ganadería, indicó que resulta claro que ese órgano ha ejercido el debido control y emitido las recomendaciones para el control de la mosca, las cuales, a su vez, han sido cumplidas a cabalidad por su representada.

14.- Mediante líbelo presentado en la Secretaría de la Sala a las 13:31 hrs. del 19 de enero del 2006 (visible a folios 1205-1210), Jorge Acón Sánchez, en su condición de Apoderado Generalísimo sin límite de suma de Piña Frut S.A. indicó que los informes que, conforme al artículo 44 de la Ley de la Jurisdicción Constitucional, han sido rendidos por las instituciones públicas recurridas, son coincidentes en eximir a su representada respecto de la eventual violación del derecho a un ambiente sano y, por el contrario, reafirman que la citada empresa ha cumplido con la ley y con los compromisos que en la materia justamente siempre han guiado su actividad. Apuntó, que el informe brindado por la Ministra es abundante en hechos que confirman su cumplimiento de la normativa ambiental y de salud. En ese sentido, citó, de modo expreso, lo que al respecto señaló la mencionada autoridad: “(…) 1- En el sistema de vigilancia epidemiológica del Área Rectora de Salud de Pococí no hay reportes de casos de intoxicación por plaguicidas en la finca Piña Fruit; ni los hay en los servicios de emergencia de la Clínica de Roxana, ni en Emergencias del Hospital de Guápiles (folio 569). 2- No hay denuncias de vecinos ni trabajadores. 3- El Ministerio de salud realiza una constante vigilancia de los exámenes médicos y de colinesterasa que se realiza a los trabajadores. 4- La finca cuentan (sic) con certificaciones a nivel internacional (EUREPGAP, etc.) y planes de salud ocupacional, atención de emergencias y manejo de desechos, los cuales solicita el Ministerio conforme al procedimiento Guía para la presentación del Plan de Salud Ocupacional y Atención de Emergencias (f. 570). 5.- (…) .Cabe agregar que en la empresa en mención, las aplicaciones de plaguicidas y fertilizantes se realizan con equipos automatizados (spray boom), en los que solo se requiere la presencia del conductor del tractor, minimizando la presencia de personas (…) Además por ser equipo que puede colocarse a escasos centímetros del follaje de la planta de piña, la deriva producida es casi cero, lo que no afecta el traslado de sustancias químicas hacia otros sitios por acción del viento. 6- No se tiene reportes ni denuncias de contaminación de aguas (…) e igualmente no se tiene reportes epidemiológicos que confirmen que las personas vecinas a la piñera 'Piña Frut' que utilizan aguas de los ríos y quebradas se contaminaron y/o intoxicación por utilizar aguas de los ríos de la zona (Río Santa Clara). 7- Asimismo, se indica que (…) este Ministerio regula y controla que la empresa en mención, cumpla con lo que establece la Ley Forestal en cuanto a las distancias que deben existir de las instalaciones y el cultivo a las orillas de ríos y quebradas, la empresa está reforestando de (sic) todas las áreas no productivas (...) (f.571). 8- (...) La empresa en mención realiza actividad e (sic) recolección de aguas residuales del sistema de tratamiento de agroquímicos mismas que son aplicadas en las áreas de preparación de terreno para siembra (...) 9- (...) este Ministerio da fe que el MAG y la empresa Piña Frut realizan esfuerzos y mantienen controles físicos y químicos para minimizar la aparición de la mosca Calcitrans (...). 10- (...) En cuanto al manejo de desechos sólidos y líquidos la empresa a través del Ministerio de Salud ha establecido los planes de manejo de desechos y en visitas realizadas se ha constatado que los mismos están siendo implementados y que son de mejora continua (...) 11- (...) Cabe indicar que la empresa Piña Fruit, no realiza presentación de reportes operaciones (sic: operacionales) ya que la misma no tiene vertido a fuentes de agua. Además la finca utiliza sistemas cerrados, o sea sin salida al exterior y que recolectan las aguas residuales para luego utilizarlas en las aplicaciones de plaguicidas en el campo (...). 12- Sobre los permisos de funcionamiento, dice el citado informe: (...) es importante indicar que el Reglamento General sobre Procedimientos de Evaluación de Impacto Ambiental se publicó en la gaceta (sic) 125 del 28 de junio del 2004, sin embargo anterior a esta fecha existen fincas que realizaron un cambio de actividad ya que pasaron de ser bananeras a ser piñeras manteniendo las instalaciones en los sitios que estaban aprobadas para las bananeras, y la empresa Piña Fruit es una de ellas, ya que ésta inició actividad en el año 2001 e inició trámites de ubicación ante este Ministerio en el año 2002, por tanto fue establecida y puestas (sic) en operación antes de la publicación de dicho reglamento por lo que la Ley no es retroactiva y tal y como lo establece dicho marco legal solo aplica a proyectos nuevos que se van a instalar no a los ya instalados y operando como el caso en mención (...) (f.572). 13- (…) Por lo tanto queda claro que ha (sic) dicha finca se le otorgó el Permiso Sanitario de Funcionamiento en total apego a la Legislación Vigente al momento de que las empresas lo solicitaron, quedando claro que debieron cumplir con la legislación conexa a la Ley General de Salud (...)". En consecuencia, reiteró que la empresa recurrida ha cumplido con los trámites legales solicitados, posee alta tecnología de procesos y adecuados estándares de inocuidad. Solicitó que se declare sin lugar el recurso planteado.

15.- El Presidente del Concejo Municipal de Guácimo, el Representante Legal de SEBASTOPOL S.A. y el Representante Legal de Agroindustrial Babilonia S.A., no rindieron los informes requeridos mediante resolución de las 07:49 hrs. del 18 de noviembre del 2005 (constancia visible a folio 1247).

16.- Mediante líbelo presentado en la Secretaría de la Sala a las 08:10 hrs. del 12 de junio del 2006 (visible a folios 1261-1264), Marco Machote Levy, solicitó que se le tuviera como coadyuvante activo del presente proceso de amparo. Manifestó que los pobladores de las comunidades de Guácimo, Pococí y Siquirres son afectados por partida doble por las plantaciones de piña, ya que, a la incidencia en los pobladores de la aspersión aérea, hay que añadir los impactos sobre las fuentes de agua superficiales y subterráneas, particularmente, sobre los pozos artesanales de los vecinos y pobladores. Explicó, que la situación actual exige la necesidad, tal y como prevé la Ley Orgánica del Ambiente (artículo 17), del sometimiento a Estudio de Impacto Ambiental del proceso de expansión de las piñeras, teniendo en cuenta, además, que la superficie sobre la que se está actuando aconseja algo más que prudencia en la aplicación de ciertos elementos químicos. Indicó, que los estudios de impacto ambiental, tramitados en forma y contenido, resultan un instrumento normativo imprescindible en la legislación ambiental cuando los proyectos tienen un impacto apreciable sobre el medio ambiente a la hora de analizar las propuestas de los promotores, pretendiendo con eso informar, de una manera general, de los conflictos planteados, de determinadas alternativas y de las medidas correctoras necesarias, abriendo así trámite de audiencia a todas las partes afectadas. Agregó, que tanto el método utilizado, como los compuestos tóxicos utilizados por las fincas piñeras, con o sin medidas correctoras, son un peligro para el medio ambiente y para las personas, dado que, se trata de unos componentes tóxicos no selectivos, nocivos y persistentes, lo que significa que se acumulan en la cadena trófica con graves consecuencias para el medio ambiente. Asimismo, señaló que tales compuestos, tanto por su propia naturaleza como por el método elegido, no discriminan áreas afectando por igual a fuentes de agua superficiales como subterráneas, a las que contamina por contacto directo o por escorrentía. Manifestó, que la incapacidad y la falta de previsión han llevado a las autoridades recurridas a la necesidad de adoptar medidas excepcionales que podrían haberse, perfectamente, evitado con una planificación adecuada y una temporalización de las soluciones que no tuviera el impacto que están suponiendo las plantaciones piñeras sobre el medio ambiente y que hubiera significado paliar, o evitar, los daños sobre la población. En todo caso, refirió que el ordenamiento jurídico contempla otros mecanismos para tutelar dichos bienes respecto de esa misma actividad. En ese sentido, explicó que existe la evaluación de impacto ambiental a la que deben estar sometidas todas aquellas actividades, potencialmente, dañinas del ambiente, tal y como lo prescribe el artículo el artículo 17 de la Ley Orgánica del Ambiente No. 7554. Añadió, que en el caso específico de la agricultura, el Reglamento de la Secretaria Técnica Nacional Ambiental, exige una evaluación del impacto ambiental como requisito para su autorización. Así, indicó que el artículo 4°, inciso 2° del Reglamento General sobre Procedimientos de Evaluación de Impacto Ambiental, dispone que las actividades contempladas en el anexo 2° están sujetas a trámite de obtención de viabilidad (licencia) ambiental ante la SETENA. De este modo, señaló que en la introducción del anexo citado se indica lo siguiente: "(…) En cumplimiento de lo establecido por el articulo 17 de la Ley Orgánica del Ambiente, aquellas actividades para las cuales no existe una ley especifica que ordene la realización de una EIA, o que sean susceptibles de alterar o destruir elementos del ambiente, o generar residuos, materiales tóxicos o peligrosos, la SETENA, en conjunto con una Comisión Mixta de apoyo técnico, ha elaborado una lista de actividades, obras o proyectos que estarían sujetas al proceso de EIA de previo al inicio de sus actividades. De forma corta, dicha lista, se asigna como la lista de EIA. 2. Base de referencia para la lista de EIA. A fin de obtener un patrón de referencia estandarizado, ampliamente reconocido, se ha utilizado como base para la elaboración del listado de EIA, la clasificación industrial Uniforme de las Actividades Económicas (CIIU-versión 3 del año 2000), promovido por la Comisión de Estadística de las Naciones Unidas, desde hace más de tres décadas. Además de la CIIU, la SETENA, ha integrado aquellas otras actividades, obras o proyectos, que requieren de un proceso de EIA de previo al inicio de actividades, considerando la experiencia desarrollada por mas de diez años en EIA en Costa Rica, y el criterio técnico de experto de la Comisión Mixta que elaboró la lista de EIA. En la medida de lo posible, la SETENA y la Comisión Mixta, han mantenido la estructura jerárquica de categorías, divisiones, grupos y clases que incluye la CIIU3, de forma tal que el usuario pueda tener un fácil acceso y manejo de la lista de EIA. 3. Categorización general según Impacto Ambiental Potencial (IAP). La categorización general de las actividades, obras o proyectos según su IAP que aquí se presenta, fue elaborada por  SETENA y la Comisión Mixta, según una metodología técnica de ordenamiento sistemático de las actividades, obras o proyectos enlistados, en función de la naturaleza de su proceso productivo, y de sus efectos ambientales combinados, acumulativos o individuales. Este ordenamiento define las siguientes categorías: Categoría A: Alto Impacto Ambiental Potencial. Categoría B: Moderado Impacto Ambiental Potencial. Esta categoría, se subdivide a su vez en dos categorías menores a saber: Subcategoría B1: Moderado -Alto Impacto Potencial, y Subcategoría B2: Moderado -Bajo Impacto Ambiental Potencial Categoría C: Bajo Impacto Ambiental Potencial (…)” . Adujo, que dentro de la categoría: agricultura ganadería, caza y silvicultura, se incluye la división: agricultura, ganadería, caza y actividades conexas, la cual, a su vez, describe la actividad de servicios de fumigación agrícola aérea. De acuerdo a lo que señala la matriz, las grandes empresas son categoría A, las medianas empresas están en la categoría B1 y las pequeñas en categoría B2.  Solicitó que se declare con lugar el recurso planteado.

17.- Mediante líbelo presentado en la Secretaría de la Sala a las 15:05 hrs. del 1° de marzo del 2007 (visible a folios 1268-1273), la recurrente manifestó que, curiosamente, existe una gran coincidencia entre lo informado por el Ministerio de Salud y la empresa Piña Frut S.A. Estimó, que la posición asumida por el Ministerio citado ha sido para proteger el funcionamiento de las empresas piñeras a las cuales les ha sido otorgado el permiso sanitario de funcionamiento. Acusó, que se llevó a cabo un análisis de escritorio, omitiendo realizar una inspección de campo a fin de verificar si lo denunciado se ajusta o no con la verdad real de los hechos que se han venido presentando en el Caribe Norte de nuestro país. De ahí que, solicita que se lleve a cabo una inspección en el lugar de los hechos con el propósito de constatar que los problemas denunciados en el presente proceso existen en verdad. Indicó, que contrario a lo manifestado por las autoridades municipales, éstas, también, tienen el deber de fiscalizar y velar por el bienestar de los habitantes de cada cantón. Asimismo, solicitó que se verifique si las prevenciones hechas a las autoridades recurridas en la resolución de curso han sido cumplidas, sobre todo, en lo que respecta el informe requerido al Ministerio del Ambiente y Energía. Lo anterior, dado que, luego de revisar el expediente, no encontraron informe alguno sobre las zonas altas ubicadas al sur de Guácimo, donde hay una serie de acuíferos que estarían siendo afectados si se continúa con la expansión piñera en esa zona. De otra parte, manifestó que han detectado que las comunicaciones que realizó el Ministerio del Ambiente y Energía para el cumplimiento de las prevenciones indicadas por esta Sala, fueron enviadas al Área de Conservación La Amistad Caribe, cuando, en realidad, la región donde se están presentando los problemas y daños ambientales alegados se encuentran en el Área de Conservación Tortuguero, por lo que solicita a esa Honorable Sala que se haga la prevención correspondiente al Ministerio del Ambiente y Energía. A mayor abundamiento, afirmó que, únicamente, la empresa demandada Agroindustrial de Babilonia S.A., antiguamente, denominada Agropecuaria Los Novillos S.A., se encuentra dentro del Área de Conservación La Amistad Caribe. Pese a eso, adujo que esa Área, a la fecha, no ha brindado ningún informe en relación con el funcionamiento de dicha piñera, razón por la cual solicita que se le haga la prevención pertinente, bajo los apercibimientos de ley en caso de omisión. Asimismo, aportó un mapa de la zona ubicada al sur de Guácimo, donde se indican los acuíferos existentes en esa zona. Mapa anterior que fue elaborado por el Área de Conservación Tortuguero y está en manos del Ministerio de Ambiente y Energía, tal y como se desprende del propio documento. Finalmente, solicitó que se proceda a notificar a la sociedades co-demandadas SEBASTOPOL S.A. y Agroindustrial de Babilonia S.A., en las direcciones aportadas para tales efectos. Solicitó que se declare con lugar el recurso planteado.

18.- Mediante resolución de las 14:37 hrs. del 8 de mayo del 2007 (visible a folio 1280), se le solicitó al Registro de Personas Jurídicas del Registro Nacional, que certificara el nombre del represente legal y el domicilio legal de las empresas Sebastopol, S.A. y Agroindustrial de Babilonia, S.A.

19.- Mediante líbelo presentado en la Secretaría de la Sala a las 15:35 hrs. del 28 de mayo del 2007 (visible a folios 1281-1282), la recurrente Solano Vasquez acusó que en las últimas semanas se han presentado una serie de acontecimientos en las partes altas de Guácimo, específicamente, en la parte sur donde se ubican una serie de nacientes que abastecen de agua a diferentes poblaciones de la zona dentro de la propiedad de Hacienda Las Delicias S.A.. Adujo, que en dicha propiedad se están realizando una serie de movimientos de tierra, lo cual demuestra una desobediencia a lo dispuesto por el Tribunal Constitucional en la resolución de curso de las 07:59 hrs. del 18 de noviembre del 2005, toda vez que, en ésta última, se ordenó a las instituciones involucradas en el presente proceso, tomar todas aquellas medidas pertinentes a fin de evitar que se provocaran más daños en perjuicio del ambiente.

20.- Mediante líbelo presentado en la Secretaría de la Sala a las 10:26 hrs. del 1° de junio del 2007 (visible a folios 1288-1294), la Directora de la Dirección de Servicios Registrales del Registro Nacional cumplió con la prevención efectuada por la Sala mediante resolución de las 14:37 hrs. del 8 de mayo del 2007.

21.- Por resolución de las 15:08 hrs. del 7 de junio del 2007 (visible a folio 1295), este Tribunal Constitucional dispuso lo siguiente: “(…) Visto el escrito presentado por la recurrente RUTH SOLANO VASQUEZ, cédula de identidad número 0104460869, visible a folios 1281- 1282 del expediente número 05- 014235-0007-CO, en el que acusa desobediencia a lo ordenado por esta Sala en la resolución de curso de este proceso -visible a folios 381- 387-, pues según afirma, en la Hacienda Las Delicias S. A. se están realizando movimientos de tierra, que ponen en peligro una serie de nacientes que abastecen de agua diferentes comunidades de la zona; se confiere audiencia por TRES DIAS al Ministro del Ambiente y Energía, al Presidente de la Secretaría Técnica Nacional Ambiental y a los Alcaldes Muncipales de Siquirres, Guácimo y Pococí, contado a partir de la notificación de esta resolución, para que se refieran a los hechos y omisiones que se acusan.  De otra parte,  notifíquese el auto de traslado de este proceso a Gabriel Lewis Navarro, en su condición de Presidente con facultades de apoderado generalísimo sin límite de suma de Frutas de Exportación Frutex, S. A. -sociedad a la que se fusionó Agroindustrial de Babilonia S. A.-, en Barrio La California, de Pollo Kentucky 100 metros oeste y 75 sur, casa a mano derecha de Esqui- Vol, y a Luis Manuel Echeverría, portador de la cédula de identidad 1- 512-503, o a Daniel Coen Riba, portador de la cédula de identidad número 9- 045-768, en condición de presidente y Vicepresidente con facultades de apoderado generalísimo sin límite de suma de Sebastopol, S. A., en San José, calle 21, Nº 630 (…)”.

22.- Mediante resolución de las 13:39 hrs. del 19 de junio del 2007 (visible a folio 1297), se requirió al Director de Personas Jurídicas del Registro Nacional, como prueba para mejor resolver, una certificación del domicilio legal de la sociedad denominada SEBASTOPOL S.A..

23.- Mediante líbelo presentado en la Secretaría de la Sala el 29 de junio del 2007 (visible a folios 1299-1300), la Directora de la Dirección de Servicios Registrales del Registro Nacional cumplió con la prevención efectuada por la Sala mediante resolución de las 13:39 hrs. del 19 de junio del 2007.

24.- Informó bajo juramento, Edgar Cambronero Herrera, en su condición de Alcalde de la Municipalidad de Siquirres (visible a folio 1304), que la Hacienda Las Delicias no se ubica en ese cantón.

25.- Informó bajo juramento, Gerardo Fuentes González, en su condición de Alcalde Municipal de Guácimo (visible a folios 1307-1310), que su representada no ha autorizado movimiento de tierra alguno en la Hacienda Las Delicias. Sostuvo, que de conformidad con una inspección realizada por funcionarios municipales, se logró verificar que en ese inmueble no se cultiva, ni produce piña. Tampoco se ha otorgado ningún permiso de construcción, sea para casa de habitación, edificios, fábricas, etc.; siendo que los únicos permisos que se han dado son para corrales de ganado.

26.- Informó bajo juramento, Tatiana Cruz Ramírez, en su condición de Secretaria General de la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (visible a folio 1316), que dicha institución ha otorgado la respectiva viabilidad a Agroindustrial Babilonia S.A. para un tanque de autoconsumo (expediente No. 1048-2005- SETENA) y, posteriormente, a FRUTEX S.A. para la utilización de agua de pozo. De este modo, adujo, de modo expreso, lo siguiente: “(…) desde la fecha del oficio que cumplió con el informe requerido por la Sala (SG-2985-2005-SETENA, del 24 de noviembre del 2005), hasta el presente, no se ha otorgado viabilidad ambiental para realizar movimientos de tierra para el cultivo de piña, en los lugares señalados por la Sala, ni a FRUTEX S.A., ni a Agroindustrial Babilonia S.A. ni a Hacienda Las Delicias S.A., ni a Sebastopol S.A. (…)”.

27.- Informó, César Antonio Bonete Castells, en su condición de Apoderado Generalísimo sin límite de suma de Frutas de Exportación Frutex, S.A. (visible a folios 1329-1335), que no existe movimientos de tierra, alteración al ecosistema o afectación alguna al medio ambiente, nacientes de agua u otros por parte de funcionarios de dicha empresa. Adujo, que no pueden desobedecer una directriz u orden impuesta en una resolución que no les había sido comunicada con anterioridad. En todo caso, manifestó que en dicha resolución la Sala Constitucional no prohibió la actividad agrícola en la Zona Atlántica. En consecuencia, rechazó el cargo imputado por la recurrente, con respecto a las actividades realizadas en las fincas que hoy pertenecen a su representada. Reiteró, que no existe movimiento alguno de tierras en dicha propiedad ni se han afectado nacientes o mantos acuíferos; situación que se puede verificar de conformidad con una inspección realizada por funcionarios del Área de Conservación Tortuguero del Ministerio de Ambiente (Informe No. ACTo-GMURN-PMF-258-07 del 13 de junio del 2007). Añadió, que su representada, en estricta concordancia con el “Manual de Procedimientos de la Secretaría Técnica Nacional Ambiental” y apego a la normativa constitucional, legal y reglamentaria vigente que rige la materia ambiental desde el 16 de julio de 2007, presentó ante esa autoridad el formulario denominado Evaluación Ambiental D1, el Estudio de Impacto Ambiental, la Declaración Jurada de Compromisos Ambientales, documentación legal y técnica y documentos técnicos complementarios, en aras de lograr en su momento oportuno, el otorgamiento de la Viabilidad Ambiental del Proyecto “Cambio de actividad ganadera a agrícola de piña bajo el Sistema Agroconservacionista”, según el expediente administrativo Nº 0823-07-SETENA. Agregó, en las propiedades de su representada no existe captaciones de agua ni nacientes de las cuales se abastezcan las comunidades de la zona.

28.- Informó, César Antonio Bonete Castells, en su condición de Apoderado Generalísimo sin límite de suma de Frutas de Exportación Frutex, S. A. (visible a folios 1389-1405), que el desarrollo del cultivo de la piña por parte de su representada se ha originado mediante los procedimientos y prácticas agrícolas vigentes en el país desde hace más de tres décadas, en procura de lograr un equilibrio entre el medio ambiente y la producción. En consecuencia, negó que la empresa recurrida haya causado un impacto negativo en el medio ambiente. Sostuvo, que su representada cuenta con el Permiso Sanitario de Funcionamiento, permisos de construcción y con el asesoramiento ambiental y técnico oportuno, en aras de operar y funcionar de acuerdo a la normativa legal y reglamentaria que rige la materia. Igualmente, aplica procedimientos para el tratamiento de aguas residuales, las cuales se depositan en áreas de barbecho. Asimismo, indicó que los desechos sólidos son tratados mediante procesos que procuran la protección del ambiente, los desechos orgánicos son enterrados y los inorgánicos se desechan mediante la recolección de basura municipal, así como por reciclaje. Afirmó, que las fincas respetan la zona de protección, inclusive colindan o están cubiertas por bosques, existiendo una barrera natural. Igualmente, se cumple con un eficiente manejo de desechos y respeto de dichas zonas, toda vez que, los encargados de dichas fincas o plantaciones cuentan con un procedimiento para el uso racional de agroquímicos, salvaguardando la protección del medio ambiente y, por ende, la del trabajador. En ese sentido, añadió que no han habido personas intoxicadas en la finca Babilonia. Negó que se haya talado o irrespetado las zonas de protección, dado que, por el contrario,   muchos sectores aledaños a los ríos y quebradas contiguos o relacionados con las fincas, están protegidos por una barrera natural o masa boscosa. Apuntó, que la empresa recurrida cuenta, a su vez, con la certificación EUREP-GAP y otras más de índole internacional. Explicó, que al ser la piña un producto de exportación, tanto, internacionalmente, con a nivel nacional, se les exigen una serie de condiciones y requisitos, los cuales comprometen a la empresa a un adecuado y buen manejo de los recursos naturales y de los desechos sólidos y líquidos. Explicó, que tales condiciones y requisitos resultan evidenciados con el certificado de EUREP-GAP y los diferentes requisitos como lo son el Plan para evitar la erosión del suelto, el Plan de Gestión Ambiental, el FEAP de la Planta Empacadora, entre otros. Agregó, que la empresa cuenta con políticas ambientales y permiso sanitario de funcionamiento otorgado por el Ministerio de Salud, el cual está vigente a la fecha. Además, se ha cumplido con el FEAP de la planta empacadora y la consecuente tramitología ante la Secretaría Técnica Nacional Ambiental, así como todos los permisos y patentes de la Municipalidad de Siquirres. Agregó, que la actividad ejercida por su representada ha sido fiscalizada por las autoridades gubernamentales. Al respecto, indicó que el Servicio Fitosanitario del Estado realiza un control arduo para evitar la propagación de plagas y otras enfermedades. Asimismo, manifestó que se fiscalizan las aplicaciones de productos químicos destinados a usos agrícolas y cualquier otra denuncia de su competencia que surgiere. Señaló, que la empresa recurrida cuenta con planes de manejo de desechos, tanto líquidos como sólidos. Así, las aguas residuales de la finca, en ningún momento, son tiradas al río sino a las áreas de barbecho. De igual forma, existen análisis de agua que comprueban que no existe toxicidad por desfogue de aguas residuales. Tampoco existen denuncias en contra de su representada. Apuntó, que se cumple, además, todo lo relativo al procedimiento para el tratamiento de desechos sólidos del cultivo de la piña aprobado por el Ministerio de Agricultura y Ganadería. Explicó, que los desechos sólidos biodegradables provenientes de la cosecha de piña se entierran (artículo 20 de la Ley de Protección Fitosanitaria No. 7664), tal y como se consigna en la bitácora que se lleva al efecto. Asimismo, indicó que su representada no aparece involucrada en los informes de la Defensoría de los Habitantes de la República. Indicó que el Río Cinco Estrellas no colinda con ninguna de las fincas de la empresa. Finalmente, adujo que siempre se ha acatado lo dispuesto en el Decreto Ejecutivo Nº 26042-S-MINAE, razón por la cual en dicha finca no se utiliza ningún producto químico que produzca una coloración celeste con espuma. Solicitó que se desestime el recurso planteado.

29.- Informó bajo juramento, Enrique Alfaro Vargas, en su condición de Alcalde Municipal de Pococí (visible a folios 1406-1408 y 1414-1416), que si bien es cierto en otro momento la Municipalidad no ejercía un oportuno control sobre las plantaciones de piña, en épocas recientes su representada ha venido realizando un control en materia de certificados de uso de suelo. Así, explicó que la Ley de Impuestos Muncipales del Cantón (Ley No. 8582), obliga a las empresas productoras de piña a contar con su respectiva patente municipal para operar en el cantón, lo cual permite realizar un control mucho más efectivo sobre tal actividad. Indicó, que en ese año la Corporación recurrida, para la emisión de los citados certificados de usos de suelo, inició con la aplicación de los estudios hidrogeológicos y de clasificación de suelos elaborados con ocasión del Plan Regulador del Cantón. Incluso, manifestó que se ordenó la realización de un inventario de las actividades piñeras autorizadas y no autorizadas por la Corporación Municipal, a efecto de tomar las medidas que correspondan y mantener una vigilancia y control constante sobre las mismas. De igual forma, señaló que giró la orden al encargado de Saneamiento Ambiental de esa Corporación para que inspeccione y rinda informe sobre el proceso de recolección, tratamiento y disposición final, tanto de desechos o rastrojos, como de las sustancias agroquímicas que están siendo utilizadas por las empresas productoras de piña. Solicitó que se declare sin lugar el recurso planteado.

30.- El Ministro de Ambiente y Energía y el Presidente y Vicepresidente de SEBASTOPOL S.A., no rindieron los informes requeridos (constancia a folio 1418).

31.- En la substanciación del proceso se han observado las prescripciones de ley.

Redacta el Magistrado Jinesta Lobo ; y,

CONSIDERANDO:

I.- SOBRE LA SOLICITUD DE COADYUVANCIA. Mediante escrito visible a folios 1261-1264, Marco Machore Levy solicitó que se le tuviera como coadyuvante activo en el presente proceso. Sobre este particular, el numeral 34, párrafo 3°, de la Ley de la Jurisdicción Constitucional, estipula que quien posea un interés legítimo en el proceso puede intervenir, sea en su perfil activo o pasivo, como coadyuvante. En el caso concreto, según lo indicado por el gestionante, la actividad piñera desarrollada por las empresas recurridas en los cantones de Guácimo, Pococí y Siquirres de Limón, afecta, flagrantemente, lo dispuesto en el numeral 50 de la Constitución Política. En consecuencia, resulta admisible su solicitud de coadyuvancia activa.

II.- OBJETO DEL RECURSO. Los recurrentes aducen vulnerado el derecho a la salud y el derecho a obtener un ambiente sano y, ecológicamente, equilibrado consagrados, respectivamente, en los numerales 21 y 50 de la Constitución Política, toda vez que, en su criterio, las empresas y autoridades públicas recurridas incurren, concretamente, en las siguientes infracciones: a) las empresas Piña Frut S.A., Piñas del Bosque S.A., SEBASTOPOL S.A. y la finca Babilonia del Grupo FRUTEX S.A., utilizan sustancias químicas que afectan no sólo la salud de los trabajadores y vecinos de Pococí, Guácimo y Siquirres, sino, también, los Ríos Santa Clara y Cinco Estrellas, así como el resto de fuentes de agua ahí ubicadas; b) el Ministerio de Agricultura y Ganadería no ha tomado las medidas necesarias a fin de combatir la plaga de la mosca denominada stomoxys calcitrans , a pesar que la Defensoría de los Habitantes, a través del informe No. 00701-2004-DHR, señaló el nexo de causalidad que existe entre los desechos de la piña, la proliferación de ese insecto y la afectación al ganado de la zona; c) las autoridades recurridas, en general, no han fiscalizado la actividad piñera desarrollada por las empresas recurridas, dado que, por ejemplo, ninguna de éstas últimas, actualmente, cuenta con estudios de impacto ambiental para su funcionamiento y d) a pesar de la gran cantidad de nacientes de agua que se ubican en el cantón de Guácimo, se pretende extender la producción piñera en dicha zona.

III.- HECHOS PROBADOS. De relevancia para dirimir el presente recurso de amparo, se tienen por acreditados los siguientes:

1. El 30 de noviembre del 2001 , el Ministerio de Salud otorgó Permiso Sanitario de Funcionamiento a la empresa Piñas del Bosque S.A. para el cultivo y comercialización de piña, por un período de cinco años (visible a folio 644).

2. El 28 de junio del 2002 , las autoridades de la Dirección de Servicios de Protección Fitosanitaria del Ministerio de Agricultura y Ganadería hicieron formal apertura de un libro de inspección en la finca Babilonia de la empresa Frutas de Exportación FRUTEX S.A.. En adelante, dichas autoridades inspeccionaron y emitieron las correspondientes recomendaciones a dicha empresa en las siguientes fechas: 11 de septiembre del 2002, 5 de junio, 23 de julio, 24 de septiembre y 24 de octubre, todas del 2003, 14 de enero y 8 de septiembre del 2004, 4 de mayo, 29 de julio y 17 de noviembre, todas del 2005 (visible a folios 72-81 del expediente No. 2/ prueba aportada por los representantes de la empresa FRUTEX S.A.).  

3. Desde el mes de septiembre del 2002 , el Departamento de Vigilancia y Control de Plagas de la Región Huetar Atlántica del Ministerio de Agricultura y Ganadería hizo formal apertura de un libro de actas, debidamente, sellado y firmado para anotar las recomendaciones y acuerdos relacionados con la empresa Piñas del Bosque S.A., así como para dar fiel seguimiento a la proliferación de la mosca denominada stomoxis calcitrans (visible a folio 950).

4. El 6 de marzo del 2003 , el Ministerio de Salud otorgó Permiso Sanitario de Funcionamiento a la empresa Frutas de Exportación FRUTEX S.A. (finca Babilonia) para el cultivo y comercialización de piña, por un período de cinco años (visible a folio 48, del expediente No. 2/ prueba aportada por los representantes de la empresa FRUTEX S.A.). 

5. El 18 de junio del 2003 , la entonces Diputada María Elena Núñez Chavez presentó una denuncia ante la Ministra de Salud por el presunto brote de moscas stomoxys calcitrans en los cantones de Siquirres, Guácimo y Pococí (visible a folios 208- 209).

6. El 3 de noviembre del 2003 , los Ganaderos de Guácimo y Pococí denunciaron ante la Defensoría de los Habitantes que desde el 2001 se veían afectados por un brote de mosca stomoxys calcitrans (visible a folio 235).

7. El 25 de noviembre del 2003 , el Ministerio de Salud otorgó Permiso Sanitario de Funcionamiento a la empresa SEBASTOPOL S.A. por un período de cinco años (visible a folios 649 y 1109).

8. En el Informe Final de Recomendaciones de la Defensoría de los Habitantes No. 00701-2004-DHR de fecha 26 de enero del 2004 , elaborado con ocasión de una denuncia formulada por la entonces Diputada María Elena Núñez Chavez con respecto a la proliferación de la mosca stomoxys calcitrans en las zonas de Pococí, Guácimo y Siquirres, se dispuso, de modo expreso, lo siguiente: “(…) EFECTOS NEGATIVOS SOBRE LA REPRODUCCIÓN GANADERA: La mosca Stomoxys caslcitrans no convive con el ganado, ella se alimenta de la sangre de los animales y se retira a lugares sombreados. Busca alimentarse por lo menos 3 veces al día de la sangre para madurar sus huevos. Un ataque de mosca del establo es notable en los potreros, ya que los animales se aislan, se amontonan, hay un rabeo constante (movimientos de rabo o cola), se forman paseaderos en los potreros productos del ataque del insecto, alteran su sistema nervioso (agresividad), rompen cercas de alambre, no permite el ordeño, no se alimentan con tranquilidad, pierden peso y por ende la reducción en la producción de carne y leche (…) Concluida la investigación, se ha constatado los siguientes hechos: 1- Que el rastrojo o desechos resultantes de la cosecha de piña dejados en el campo de cultivo constituyen las fuentes de reproducción de la mosca cuyo nombre científico es Stomoxys Calcitrans, insecto que ocasiona problemas en la salud a la población humana y animal pecuaria. 2- Que los brotes se han registrado periódicamente en numerosos centros de población de las regiones Norte, Pacífico Sur y Atlántica del país sin que la plaga se hubiera podido erradicar. 3- Que como parte de las medidas técnicas recomendadas por el Ministerio de Agricultura y Ganadería para la eliminación o control del insecto, se ha considerado la práctica de quemas en los campos de cultivos y el uso de herbicidas quemantes como el Paraquat. Con fundamento en lo expuesto la Defensoría de los Habitantes realiza las siguientes consideraciones: UNICO: El problema generado por la denominada mosca estabulada, picadora o de establo ha sido consistentemente denunciado ante esta Defensoría desde el año de 1996, lo cual demuestra que las acciones o gestiones de las instancias competentes han sido insuficientes para erradicar la plaga y solucionar el problema que afecta la producción pecuaria y la salud humana. De acuerdo con la información consignada en los expedientes números 1091-23-96, 2768-23-27 y de la documentación aportada a la presente investigación, ha quedado plenamente demostrado la relación de causalidad entre el inapropiado manejo del rastrojo de piña y la proliferación del insecto en las zonas de cultivo de dicho producto tales como San Carlos, Grecia, Corredores, Buenos Aries, Guácimo y Pococí, sin que por las dimensiones del problema y la extensión que cubre se hubiera declarado el combate de la plaga como en su ocasión fuera recomendado por esta Defensoría al Ministerio de Agricultura y Ganadería (…) EL DEFENSOR DE LOS HABITANTES DE LA REPÚBLICA RECOMIENDA. AL MINISTRO DE AGRICULTURA Y GANADERÍA. 1.- Declarar el estado de combate de la plaga de las mosca Stomoxis Calcitrans en las zonas críticas que ya han sido identificadas o que se justifique según los nuevos brotes y llevar a cabo las gestiones de emergencia que estipula la Ley de Protección Fitosanitaria, lo cual incluye la recolección y el tratamiento apropiado fuera de los campos de cultivo. 2.- Sustituir las recomendaciones de quemas y aplicación de agrotóxicos en los campos de cultivo por las técnicas de control biológico u otra alternativa ambientalmente más conveniente. En caso de que estas no resulten suficientes deberá considerar la necesidad de obligar a los productores a la instalación de centros de acopio, almacenamiento y tratamiento especializado para evitar que los rastrojos se mantengan y quemen los campos (…)”. (visible a folios 210-220).

9. El 8 de junio del 2004 , la Asociación de Desarrollo Pro Mejoras de Parismina de Guácimo denunció ante el Ministerio de Salud la expansión de proyectos de siembra de piña en dicha zona (visible a folios 239-240).

10.                    El  27 de agosto del 2004 , el Ministerio de Salud le otorgó Permiso Sanitario de Funcionamiento a la empresa Piña Frut S.A. para el cultivo y comercialización de piña, por un plazo de cinco años (visible a folio 436).

11.                    Por memorial de 13 de octubre del 2004 , la Comisión Ambiental en Defensa de los Recursos Naturales del cantón de Guácimo le manifestó a los Ministros de Agricultura y Ganadería, Salud y Ambiente y Energía, así como al Defensor de los Habitantes, su preocupación por la expansión de la actividad piñera en ese cantón (visible a folios 254- 256).

12.                    Durante el año 2004 , la Gerencia de Vigilancia y Control de Plagas del Servicio Fitosanitario del Estado del Ministerio de Agricultura y Ganadería, realizó una serie de inspecciones con el fin de determinar las principales fuentes que generan problemas de mosca stomoxys calcitrans en los cantones de Siquirres, Pococí y Guácimo. De este modo, en la empresa Piñas del Bosque se llevaron a cabo 31 inspecciones, en la empresa del Grupo Acón, 8 inspecciones y en SEBASTOPOL S.A., y la finca Babilonia, 7 inspecciones. Asimismo, en dicha oportunidad, se determinó la existencia de un 25.56% de área afectada por la citada mosca y un 37.93% de área controlada (visible a folios 697-701).

13.                     Mediante el oficio de la Unidad de Protección al Ambiente Humano del Área de Salud de Pococí No. ARSP-PAH-124-05 de 18 de  febrero del 2005 , se le informó a la Directora de esa Área Rectora de Salud que en dicho cantón, únicamente, se encuentra ubicada la finca Piña Frut dedicada a la siembra y exportación de piña, concretamente, en San Antonio de Roxana, la cual, a su vez, contaba con permiso sanitario de funcionamiento y los permisos de ubicación, construcción y funcionamiento para la actividad. Asimismo, dicho oficio señaló, de modo expreso, lo siguiente. “(…) las condiciones físicas y sanitarias de la empresa piña Frut, tales como (sic) planta empacadora es una de las más  modernas del país, además cuenta con alta tecnología de procesos, posee adecuados estándares de inocuidad, asepsia y de protección a los trabajadores. Con respecto a las demás instalaciones las mismas reúnen las condiciones físicas y sanitarias estipuladas en la legislación, en relación a equipos de aplicación de plaguicidas utilizados en la actividad los mismos son por medios automáticos, los cuales el operador de equipo “tractores de aplicaciones de plaguicidas” posee sistemas automatizados (sic) y la cabina del tractor cuenta con aire acondicionado por lo que no tiene contacto con el exterior, además no requiere de otros trabajadores para la aplicación de los agroquímicos, los productos utilizados en esta finca se encuentran debidamente registrados para ser usados en piña y con sus debidos registros del MAG. Además la Finca en mención está certificada por normas internacionales de calidad tales como EUREP GAP, ya que su producto es exportado hacia mercados exigentes en normas de calidad, seguridad y ambiente como lo es Europa y Estados Unidos. La finca Piña Frut, cuenta con programa de salud ocupacional y planes de emergencia, así como planes de desechos líquidos y sólidos (…) Los trabajadores de la empresa cuentan con sus debidos equipos de protección personal para las diferentes actividades que se llevan (sic) en la finca tales como mezcla de productos, preparación de semillas, almacenamiento de productos en bodegas, aplicación de plaguicidas, manipulación de la fruta en planta empacadora, cosecha entre otras. La finca cuenta con trincheras donde realizan el deposito de los desechos sólidos, respecto a los desechos líquidos cuentan con sistemas de reuso de aguas en el proceso. Estos sistemas a la fecha no han presentado anomalías en este Ministerio ya sea por inspección (sic) realizadas o por denuncias. Esta Área Rectora de Salud a la fecha no ha recibido denuncias por parte de vecinos u otros entes gubernamentales (…)”. (visible a folios 185-186). 

14.                    Por oficio de la Unidad de Protección al Ambiente Humano del Área Rectora de Salud de Guácimo No. ARG-PAH-20-05 del 21 de febrero del 2005 , se le informó al Director de esa dependencia que, a esa fecha, las empresas Piñas del Bosque, Piñera Gildell, Piñales del Caribe y Piñas Finca Cartagena contaban con permisos sanitarios de funcionamiento vigentes. Asimismo, que esas empresas habían aportado los permisos de uso de suelo, planos constructivos y los requisitos de las condiciones físicas y sanitarias para su funcionamiento. De otra parte, se indicó, expresamente, lo siguiente: “(…) Entre las instalaciones valoradas se encuentran las plantas empacadoras que abarcan las tecnologías de construcción más avanzadas de la zona, además cuenta con alta tecnología de procesos, posee adecuados estándares de inocuidad, asepsia y protección a los trabajadores. Con respecto a manejo de recursos naturales, cultivos y prácticas meramente agrícolas cabe mencionar que estos aspectos de acuerdo a la Ley 8220 están en manos del resto de las instituciones competentes (…)”. (visible a folios 187- 188).

15.                    El 25 de abril del 2005 , el Departamento de Vigilancia y Control de Plagas de la Región Atlántica del Ministerio de Agricultura y Ganadería hizo formal apertura de un libro de actas, debidamente, sellado y firmado para anotar las recomendaciones y acuerdos relacionados con la finca Babilonia de la empresa Frutas de Exportación FRUTEX S.A., así como para dar fiel seguimiento a la proliferación de la mosca denominada stomoxis calcitrans (visible a folio 1 del expediente No. 2 y a folio 39 del expediente No. 4/ prueba aportada por los representantes de la empresa FRUTEX S.A.).  

16.                    Mediante el oficio del Área Rectora de Salud de Pococí No. RHA-DARSP-265- 05 del 24 de noviembre del 2005 , se certificó que, de conformidad con los datos de Vigilancia Epidemiológica del Ministerio de Salud, a esa fecha, no existía registro alguno de intoxicaciones por agroquímicos en la empresa Piña Frut S.A. (visible a folio 454).

17.                    Mediante resolución No. 1905-2005-SETENA de las 15:25 hrs. del 4 de agosto del 2005, la Secretaría Técnica Nacional Ambiental, en relación con la actividad piñera desarrollada por la empresa Piñas del Bosque S.A., señaló lo siguiente: “(…) El 14 de julio del 2005, se realizó visita de seguimiento al área del proyecto, en el cual se pudieron constatar las siguientes condiciones: 1. El proyecto en mención se encuentra en su etapa operativa desde el año 1999. Actualmente posee 850 Ha de piña cultivadas (…) 3.- La empresa cuenta con certificaciones ISO 14001, Eurep Good Agricultura Practices (EUREP-GAP), ISO 9001, SA 8000 (Responsabilidad Social) y PRIMOS LAP (Certificación de auditoría de Empresas). 4.- Las certificaciones dadas a la finca El Bosque, exigen la presencia de una política ambiental, una misión y visión establecidas, exigiendo para su cumplimiento de auditorías internas y externas al proyecto. En el mes de setiembre del 2004 el Departamento de Manejo Ambiental realizó una auditoría ambiental interna a la finca, donde se aduce que la finca está conforme a los requisitos de la Norma ISO 14001 (…) 6.- Existen registros de cada una de las labores realizadas, tomando en cuenta diversos indicadores ambientales, entre los cuales se encuentran: derrames de agroquímicos, análisis de laboratorio, recolección y disposición de desechos sólidos, salud ocupacional, coberturas vegetales, entre otros. 7.- Se han realizado esfuerzos importantes en relación a la prevención de la erosión superficial, utilizando buenas prácticas agrícolas como lo son la labranza mínima, utilización del cultivo de mucura (Mucura sp), sirviendo de mulch de previo a la siembra de piña, mayor tamaño en la semilla acelerando el crecimiento de las plantas evitando que aumente el área expuesta de suelo, uso de vetiver y pata en los canales. Las mismas ayudan a prevenir la sedimentación de los ríos que atraviesan el proyecto (Santa Clara, Jiménez y Cristina). 8.- El área de protección de los ríos ubicados dentro del área del proyecto se ha salvaguardado, evitando la corta de especies vegetales existentes en las mismas, así como incorporando nuevos recursos vegetales (…) 9.- Como parte de la normativa EUREPGAP se realizan inventarios biológicos de flora y fauna (…) 10.- De acuerdo a la inspección no se determinó turbidez en los ríos, causado por sedimentos u otros que produjeran contaminación, ni desvío de los mismos. 11.- Como parte del manejo de la plantación se requiere la utilización de una serie de agroquímicos, entre los cuales tenemos fungicidas, herbicidas, insecticida, nematicida, reguladores de crecimiento, fertilizantes y enmiendas, coadyuvantes. Dentro del expediente no existen los resultados de los análisis de suelo u agua superficial o subterránea, determinando la no afectación de los mismos. 12.- No se determinó la presencia de moscas, zancudos y otros, debido al manejo integrado de plagas. Existe un registro evidenciando el control de la proliferación de plagas y ayudando a mejorar la calidad de la plantación (…)”. Asimismo, en dicha oportunidad, la autoridad recurrida dispuso lo siguiente: “(…) POR TANTO. LA COMISIÓN PLENARIA RESUELVE (…) PRIMERO: Solicitar a la empresa desarrolladora: 1.- Remitir en un plazo máximo de 10 días un Informe Regencial consolidado donde se especifiquen las medidas ambientales en cuanto a la preparación de suelos, manejo de la plantación, manejo integrado de plagas, manejo de desechos, sólidos y líquidos, resultados del monitoreo de los pozos y ríos, dentro del área del proyecto, mediante análisis fisicoquímicos y bacteriológicos, copia de las certificaciones ambientales que posee el proyecto (…)” . (visible a folios 197-200).

18.                     El 23 de agosto del 2005 , los representantes de la empresa Piñas del Bosque S.A., le remitieron a las autoridades de la SETENA el informe regencial requerido mediante resolución No. 1905-2005-SETENA (informe visible a folio 728).

 

19.                    Mediante oficio No. SG-(DAP)-587-2005, de fecha 1° de septiembre del 2005 , las autoridades de la Secretaría Técnica Nacional ambiental, con respecto al funcionamiento de la empresa Piñas del Bosque S.A., dispusieron lo siguiente: “(…) El Departamento de Administración de Proyectos (DAP)-SETENA, ha realizado un análisis del Informe de Regencia Ambiental (…) determinado que el mismo sí cumple con los requisitos establecidos por esta Secretaría: Por lo anterior, me permito comunicarle lo siguiente: (…) Proseguir con la labor de seguimiento y control ambiental, de acuerdo a lo establecido en la Ley Orgánica del Ambiente (…)”. (visible a folio 755).

20.                    Por oficio del Departamento de Desarrollo y Control Urbano de la Municipalidad de Pococí No. DCU-119k-2005 del 19 de octubre del 2005 , se le informó al Jefe Administrativo de la empresa Piña Frut S.A. que en virtud que existía imposibilidad de brindarle a su representada el servicio de recolección y tratamiento de desechos sólidos, no había inconveniente alguno en que utilizaran el sitio donde esa Corporación los dispone y trata, siempre que fueran desechos tradicionales (visible a folio 492).

21.                     El 20 de octubre del 2005 , el Departamento de Vigilancia y Control de Plagas de la Región Atlántica del Ministerio de Agricultura y Ganadería hizo formal apertura de un libro de actas, debidamente, sellado y firmado para anotar las recomendaciones y acuerdos relacionados con la empresa Piña Frut S.A., así como para dar fiel seguimiento a la proliferación de la mosca denominada stomoxis calcitrans (visible a folios 514).

22.                    En la visita realizada por funcionarios del Departamento de Vigilancia y Control de Plagas de la Región Atlántica del Ministerio de Agricultura y Ganadería a la empresa Piña Frut S.A. el día 21 de octubre del 2005 , se determinó lo siguiente: “(…) En dicho recorrido al hacer la inspección encontramos larvas en la perimetral del lote 11, en el lote 8 se debe triturar en el transcurso de lo queda esta semana, además se están preparando en el mismo lote, cerrando gabetas (sic) por empezar la trituración, se están poniendo trampas ya que se encuentra gran cantidad de mosca adulta. Recomendaciones: Lote 11: requemar lo que les falta, arar, rastrear y aplicar insecticida, además de reemplazar las trampas muy cargadas. Lote 8: requemar, triturar y rastrear si es necesario aplicar insecticidas y cambiar trampas. En los lotes que tienen 3 semanas de haberse aplicado herbicidas para disecar las plantas se debe trampear, si esas trampas atrapan mosca adulta se debe aplicar un insecticida para prevenir el aumento de moscas (…)”. (visible a folio 515).

23.                    En la inspección realizada a la empresa Piña Frut S.A. por funcionarios del Departamento de Vigilancia y Control de Plagas de la Región Atlántica del Ministerio de Agricultura y Ganadería el 27 de octubre del 2005 , se corroboró que se estaban cumpliendo las recomendaciones dadas con ocasión de la visita realizada el día 21 de ese mismo mes (visible a folio 516).

24.                    Mediante informe de fecha 24 de noviembre del 2005 , las autoridades del  Área Rectora de Salud de Pococí, con respecto al funcionamiento de la empresa Piña Frut S.A., señalaron lo siguiente: “(…) 1.- PROBLEMAS DE LA SALUD E INTOXICACIONES DE TRABAJADORES (AS) Y POBLACIÓN VECINA DE LAS PIÑERAS POR USO DE SUSTANCIAS QUÍMICAS USADAS EN LAS PLANTACIONES. (…) en el sistema de vigilancia epidemiológica del Área Rectora de Salud de Pococí (…) a la fecha no se han reportado caso (sic) de intoxicaciones por plaguicidas en la finca de piña denominada Piña Frut (…) no ha recibido denuncias de vecinos, trabajadoras (es) por problemas que les ocasione la actividad piñera. Por lo anterior se puede decir que no se tiene reporte de intoxicaciones y daños a la salud de los trabajadores y vecinos de las piñeras. Además este Ministerio vigila constantemente la realización de los exámenes médicos y de colinesterasa que se realizan a los trabajadores (as) que manipulan plaguicidas en especial los organofosforados y carbamatos. En las visitas que se realizan a las fincas piñeras, igualmente se supervisa los equipos de protección personal que se les brinda a los trabajadores y trabajadoras de todos los procesos. Cabe indicar que las fincas piñeras cuentan con certificaciones EUREPGAP y Planes de salud Ocupacional, Atención de Emergencias y Manejo de desechos, mismos que son solicitados de acuerdo al procedimiento: Guía para la presentación del Plan de Salud Ocupacional y Atención de Emergencia, publicado en la gaceta 234 del 4 de diciembre del 2003 (…) en la empresa en mención, las aplicaciones de plaguicidas y fertilizantes se realizan con equipos automatizados (spray boom) en los que solo se requiere la presencia del conductor del tractor, minimizando la presencia de personas a la exposición de dichas sustancias y las aplicaciones se realizan cuando no existe personal en el campo. Además, por ser equipos que pueden colocarse a escasos centímetros del follaje de la planta de piña, la deriva producida es casi cero, lo que no afecta el traslado de sustancias químicas hacia otros sitios por acción del viento (…) 2. CONTAMINACIÓN DE FUENTES DE AGUA (…) no hay reportes ni denuncias por este aspecto e igualmente no se tiene reportes epidemiológicos que confirmen que las personas vecinas a la piñera “Piña Frut” que utilizan aguas de los ríos y quebradas se contaminaron y/o intoxicaron por utilizar aguas de los ríos de la zona (Río Santa Clara). Además este Ministerio regula y controla que la empresa en mención cumpla con lo que establece la Ley Forestal en cuanto a las distancias que deben de existir de las instalaciones y el cultivo a las orillas de ríos y quebradas, la empresa está  reforestando de (sic) todas las áreas no productivas. La empresa en mención realiza actividad de recolección de aguas residuales del sistema de tratamiento de agroquímicos, mismas que son aplicadas en las áreas de preparación del terreno para siembra. (…) 3.- DAÑOS A LA GANADERÍA POR PROLIFERACIÓN DE MOSCA STOMOXYS CALCITRANS. (…) este vector afecta la ganadería local, los controles los realiza el Ministerio de Agricultura y Ganadería, ente encargado de la salud animal en el país. Sin embargo, este Ministerio da fe que el MAG y la empresa Piña Frut realizan esfuerzos y mantienen controles físicos y químicos para minimizar la aparición de la mosca Calcitrans. (…) 4.- FALTA DE FISCALIZACIÓN Y CONTROL DE LOS DESECHOS SOLIDOS Y LÍQUIDOS. (…) la empresa, a través del Ministerio de Salud ha establecido los planes de manejo de desechos y en visitas realizadas se ha constatado que los mismos están siendo implementados y que son de mejora continua. Cabe indicar que la empresa Piña Frut, no realiza presentación de reportes operaciones ya que la misma no tiene vertido a fuentes de agua. Además la finca utilizan (sic) sistemas cerrados o sea sin salida al exterior y que recolectan las aguas residuales para luego utilizarlas en las aplicaciones de plaguicidas en el campo (…) 5.- OTORGAMIENTO DE PERMISOS DE FUNCIONAMIENTO SIN CUMPLIR TRAMITES (ESTUDIOS DE IMPACTO AMBIENTAL). (…) el Reglamento General sobre Procedimientos de Evaluación de Impacto Ambiental se publicó en la Gaceta 125 del 28 de junio del 2004, sin embargo anterior a esa fecha existen fincas que realizaron un cambio de actividad, ya que pasaron de ser bananeras a ser piñeras manteniendo las instalaciones en los sitios que estaban aprobadas para las bananeras, y la empresa Piña Frut es una de ellas ya que esta (sic) inicio (sic) actividad en el año 2001 e inició trámites de ubicación antes este Ministerio en el año 2002, por tanto fue establecida y puesta en operación antes de la publicación de dicho reglamento, por lo que la Ley no es retroactiva y tal y como lo establece dicho marco legal, solo aplica a proyectos nuevos que se van a instalar no a los ya instalados y operando como el caso en mención. Por lo tanto queda claro que ha (sic) finca se le otorgó el Permiso Sanitario de Funcionamiento en total apego a la Legislación Vigente al momento que las empresas lo solicitaron, quedando claro que debieron cumplir con la legislación conexa a la Ley General de Salud como fue trámites de ubicación, construcción de sus instalaciones, bodegas de plaguicidas, duchas vestidores y lavanderías, sistemas de tratamiento para aguas residuales, etc., de forma sanitaria que no representen peligro y/o riesgo a la salud de los trabajadores y trabajadoras ni al público que visita dichas instalaciones (…) 6.- FALTA DE CONTROL Y MONITOREO DE LAS AGUAS DE LOS POZOS DE LAS FINCAS PIÑERAS (…) no es cierto ya que se tiene los reportes de la calidad de las aguas para consumo humano y proceso (sic) realizados por laboratorios de prestigio nacional, lo cual indica que se tiene control y se monitorean dichas aguas. Además se realizan inspecciones en las que se valora la ubicación y la operación de los pozos y tanques para agua (…)”. (visible a folios 577-584).

25.                     Mediante informe de fecha 24 de noviembre del 2005 , las autoridades de la Unidad de Protección al Ambiente Humano del Área Rectora de Guácimo, en lo tocante al funcionamiento de las empresas Piñas del Bosque S.A. y SEBASTOPOL S.A., le señalaron al Director de esa misma Área, lo siguiente: “(…) 1.- AFECTACIÓN DE LA SALUD E INTOXICACIONES DE TRABAJADORES (AS) Y POBLACIÓN VECINA DE LAS PIÑERAS POR USO DE SUSTANCIAS QUÍMICAS USADAS EN LAS PLANTACIONES. No se omite manifestar que en el sistema de vigilancia epidemiológica del Área Rectora de Salud de Guácimo (…) al día de hoy solo se han presentado 2 casos de intoxicación leve en trabajadores de fincas piñeras reportados por los servicios de urgencia de la Clínica de Guácimo (…) Por lo anterior se puede decir que no se tiene reporte de intoxicaciones y daños a la salud de los trabajadores y vecinos de las piñeras. Además este Ministerio vigila constantemente la realización de los exámenes médicos y de colinesterasa que se realizan a los trabajadores (as) que manipulan plaguicidas en especial los organofosforados y carbamatos. En las visitas que se realizan a las fincas piñeras, igualmente se supervisa los equipos de protección personal que se les brinda a los trabajadores y trabajadoras de todos los procesos. Cabe indicar que las fincas piñeras cuentan con certificaciones EUREPGAP y Planes de salud Ocupacional, Atención de Emergencias y Manejo de desechos, mismos que son solicitados de acuerdo al procedimiento: Guía para la presentación del Plan de Salud Ocupacional y Atención de Emergencia, publicado en la gaceta 234 del 4 de diciembre del 2003 (…) en las piñeras, las aplicaciones de plaguicidas y fertilizantes se realizan con equipos automatizados (spray boom) en los que solo se requiere la presencia del conductor del tractor y en algunos casos un operador para los “brazos” del equipo, minimizando la presencia de personas a la exposición de dichas sustancias y las aplicaciones se realizan cuando no existe personal en el campo. Además, por ser equipos que pueden colocarse a escasos centímetros del follaje de la planta de piña, la deriva producida es casi cero, lo que no afecta el traslado de sustancias químicas hacia otros sitios por acción del viento (…) 2. CONTAMINACIÓN DE FUENTES DE AGUA (…) no tiene reportes ni denuncias por este concepto e igualmente no se tiene reportes epidemiológicos que confirmen que las personas vecinas a las piñeras que utilizan aguas de los ríos y quebradas se contaminaron y/o intoxicaron por utilizar aguas de los ríos de la zona. No obstante se obliga a las empresas piñeras a cumplir con lo que establece la Ley Forestal en cuanto a las distancias que deben de existir de las instalaciones y el cultivo a las orillas de ríos y quebradas, además están en procesos de reforestación de todas las áreas no productivas. (…) 3.- DAÑOS A LA GANADERÍA POR PROLIFERACIÓN DE MOSCA STOMOXYS CALCITRANS. (…) En cuanto a daños en la ganadería se refiere el Ministerio de Agricultura y Ganadería, el el (sic) País es el encargado de la salud animal. No obstante se han realizado giras conjuntamente a valorar sitios de deposito de desechos de piña y de otros cultivos, así como los sitios donde se produce “bokache” (abono orgánico) con el fin de disminuir la proliferación de la mosca paletera que por épocas afecta el ganado. Sin embargo el programa de control de la mosca calcitrans lo tiene el Miniterio de Agricultura y Ganadería 4.- FALTA DE FISCALIZACIÓN Y CONTROL DE LOS DESECHOS SOLIDOS Y LÍQUIDOS. (…) las piñeras, a través del Ministerio de Salud han establecido los planes de manejo de desechos y en visitas realizadas a las fincas se ha constatado que se les brinda un adecuado manejo de los mismos tales como uso en bokacheras (abono orgánico), y para alimento de animales como el ganado, también son utilizados por otras empresas para elaboración de alimentos. En cuanto a desechos líquidos se aplica el Reglamento de Aguas de Vertido para el Reporte operacional que deben entregar al Ministerio de Salud y el que se valora si su sistema de vertidos de aguas a otras fuentes están dentro de los parámetros legales. Algunas fincas utilizan sistemas cerrados o sea sin salida  al exterior y que recolectan las aguas residuales para luego utilizarlas en las aplicaciones de plaguicidas en el campo (…) 5.- OTORGAMIENTO DE PERMISOS DE FUNCIONAMIENTO SIN CUMPLIR TRAMITES (ESTUDIOS DE IMPACTO AMBIENTAL). (…)  el Reglamento General sobre Procedimientos de Evaluación de Impacto Ambiental se publicó en la Gaceta 125 del 28 de junio del 2004, sin embargo existen fincas como Piñas del Bosque que hicieron cambio de actividad, pasaron de ser bananeras a ser piñeras manteniendo las instalaciones en los sitios que estaban aprobadas para las bananeras, Piñales del Caribe (Grupo Acón), Piñas Gildell y otras que fueron establecidas y puestas en operación antes de la publicación de dicho reglamento por lo que la Ley no es retroactiva y tal y como lo establece dicho marco legal, solo aplica a proyectos nuevos que se van a instalar no a los ya instalados y operando como el caso en mención. Por lo tanto queda claro que ha (sic) dichas  fincas se les dio el Permiso Sanitario de Funcionamiento en total apego a la Legislación Vigente al momento que las empresas lo solicitaron, quedando claro que debieron cumplir con la legislación conexa a la Ley General de Salud como fue trámites de ubicación, construcción de sus instalaciones, bodegas de plaguicidas, duchas vestidores y lavanderías, sistemas de tratamiento para aguas residuales, etc., de forma sanitaria que no representen peligro y/o riesgo a la salud de los trabajadores y trabajadoras ni al público que visita dichas instalaciones (…)”. (visible a folios 627-631).

26.                     Mediante oficio No. ARG-DA-0200-2005 de fecha 25 de noviembre del 2005 , el Director del Área Rectora de Salud de Guácimo, en lo tocante a la actividad piñera desarrollada en dicho cantón, le indicó a la Dirección de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Salud lo siguiente: “(…) el desarrollo de esta actividad se ha venido realizando cumpliendo con los requisitos exigidos tanto en la Ley General de Salud como en otras leyes. En forma periódicas (sic) los funcionarios de protección al Ambiente Humano realizan visitas de inspección y control de esta actividad. En lo referente al otorgamiento de Permisos Sanitario (sic) de Funcionamiento debo indicar que las empresas ubicadas en el cantón de Guácimo cuentan con dicho permiso. De previo a otorgar el mismo esta Dirección de Área ha verificado el cumplimiento de los requisitos como son la presentación ante SETENA de la solicitud de la viabilidad del Proyecto, además de la autorización otorgada por el INVU a través del Arquitecto Francisco Mora Protti, Director a.i. de Urbanismo, el cual autoriza mediante el Oficio PU-C-AT-2488-2005, el uso conforme solicitado para la instalación de un galerón para el proceso y empaque de piña en la propiedad con catastro N° L- 163842-94, ubicada en el distrito de Guácimo, cantón de Guácimo, lo anterior con relación a la empresa Agroindustrial Ticoverde S.A., ubicada en la perla de Guácimo. La empresa (…) Agroindustrial Piña (sic) del Bosque S.A. (…) Técnicas Agrícolas Sebastopol S.A. cuentan con Permiso Sanitario de Funcionamiento vigente, por cuanto han cumplido con los requisitos que establece la Ley General de Salud y otras Leyes conexas (…) se evidencia el uso de equipos de seguridad para los trabajadores piñeros, equipos de aplicación de agroquímicos automatizados, minorizando la exposición del personal a la presencia de las sustancias químicas, áreas de reforestación y protección de fuentes de agua, sistemas de tratamiento de desechos sólidos y líquidos, y las condiciones físico sanitarias de las instalaciones con que cuentan las piñeras, así como la protección de pozos y tanques de almacenamiento de agua para consumo humano. De la misma manera ante el conocimiento de dos casos de intoxicación reportados en el sistema de Vigilancia Epidemiológica, esta Área de Salud procedió con la celeridad requerida a realizar la investigación de los mismos. Se ha mantenido mediante el reporte operacional de aguas residuales el control de las descargas a los afluentes, cumpliendo con los parámetros establecidos en el reglamento sobre Vertido, Uso y Rehúso de Aguas Residuales. No es cierto que se haya conocido y permitido que se genere contaminación de aguas para consumo humano. Por lo anterior, revisados los expedientes de registros de denuncias llevadas en esta Área no consta la interposición de denuncia en este sentido (…)”. (visible a folios 626-627).

27.                    Durante el año 2005 , la Gerencia de Vigilancia y Control de Plagas del Servicio Fitosanitario del Estado del Ministerio de Agricultura y Ganadería, realizó una serie de inspecciones con el fin de determinar las principales fuentes que generan problemas de mosca stomoxys calcitrans en los cantones de Siquirres, Pococí y Guácimo. De este modo, en la empresa del Grupo Acón se llevaron a cabo 44 inspecciones, en la empresa Piñas del Bosque S.A., 41 inspecciones, en la finca Babilonia 17 inspecciones y en  SEBASTOPOL S.A., 13 inspecciones. Asimismo, en dicha oportunidad, se determinó la existencia de un 40% de área afectada por la citada mosca y un 33.49% de área controlada (visible a folios 703-707).

28.                     El 16 de julio del 2007 , los representantes de la empresa Frutas de Exportación Frutex S.A. (finca Babilonia), presentaron ante la Secretaría Técnica Nacional Ambiental el formulario denominado Evaluación Ambiental D1, el Estudio de Impacto Ambiental, la Declaración Jurada de Compromisos Ambientales y todos aquellos documentos técnicos complementarios, en aras de lograr el otorgamiento de la viabilidad ambiental del Proyecto denominado “Cambio de actividad ganadera a agrícola de piña bajo el Sistema Agroconservacionista” (visible a folios 1363-1372).

29.                    La empresa Piña Frut S.A. cuenta con las siguientes certificaciones internacionales: TESCO, EUREP-GAP e ISO 14001. Asimismo, cuenta con un Plan de Manejo de Desechos Líquidos, un Plan de Desechos Sólidos, un Instructivo para el Manejo de Rastrojo en el Cultivo de la Piña, un Procedimiento para la Gestión del Uso de los Suelos en Piña y un Procedimiento para la Fertilización y el control Fitosanitario en el Cultivo de la Piña (visible a folios 471-490, 494-512 y 522-539).

30.                    La empresa SEBASTOPOL S.A. cuenta con los certificados EUREP-GAP y el Fitosanitario de Operación extendido por el Ministerio de Agricultura y Ganadería (visible a folios 1105-1106).

31.                    La empresa Frutas de Exportación FRUTEX S.A. (finca Babilonia), cuenta con el certificado denominado EUREP-GAP, con un Plan de Gestión Ambiental para el Cultivo de Piña, con Planes para Reducir la Erosión del Suelo, un Programa para Reducir el Impacto Ambiental, un Procedimiento de Cumplimiento de Período de Reingreso a Áreas Tratadas con Productos Fitosanitarios, un Programa de Aplicación de Insecticidas y Nematicidas al Suelo, un Programa de Manejo Integrado de Plagas, un Plan de Programación, Ejecución y Estudio de los Análisis de Residuos Fitosanitarios en Piña Fresca, un Plan de Manejo de Agroquímicos, de Tratamiento de Semillas, de Preparación de la Mezcla de Compuestos Químicos, de Aplicación de Herbicidas, de Aplicación para el Control de Plagas y Suelos, de Aplicación para el Control de Enfermedades (Fumigación), de Aplicación de Fertilizantes, de Preparación de las Mezclas para las Aplicaciones Post Cosecha, de Manejo de los Desechos Provenientes de las Aplicaciones Post Cosecha del Empacado de Piña, de Aplicación de Refuerzo por Aspersión de Fungicida en Pedúnculo y Corte de Corona, de Aplicación por Aspersión de Insecticida sobre la Corona y de Preparación de Suelos. Asimismo, dicha empresa cuenta con un Procedimiento para la Contratación de Personal, para la Entrega de Equipo de Protección Personal, de Triple Lavado, Almacenamiento y Devolución de los Envases Vacíos de Plaguicidas y Productos Químicos Usados en Finca y Planta Empacadora, de Selección de Equipo de Protección Personal, de Recibo y Almacenamiento de Materiales, de Transporte de Materiales Peligros y Suministros, de Manejo Integrado de Desechos, de Conservación Ambiental y Áreas de Amortiguamiento, de Preparación de Suelos, de Medidas para Minimizar Riesgos de Contaminación durante las Aplicaciones de Agroquímicos, para realizar Exámenes Médicos a los Trabajadores y para Tomar Muestras de Sangre y Análisis de Enzimas Colinesterasas  (visible a folios 1-55 del expediente No. 1, folios 49, 52-59, 85-88 del expediente No. 2, folio 111 del expediente No. 3, folios 37-38, 85-118, 145-157 del expediente No. 4 y a folios 3-6, 21-33, 65, 68- 86, 95-99 del expediente No. 5 /prueba aportada por los representantes de la empresa FRUTEX S.A.)

32.                    La empresa Piñas del Bosque S.A. cuenta con el certificado EUREP-GAP, ISO 14001, ISO 9001, SA 8000 y PRIMOS LAP. Asimismo, posee un Programa de Gestión Ambiental, un Plan de Manejo Integrado de Plagas en el Cultivo de Piña, un Procedimiento para Regular los Períodos de Reingreso y los Intervalos de Cosecha, un Plan de Preparación de Suelos, Procedimientos para la Preparación de Mezclas de Productos Agroquímicos, para la Aplicación Manual de Agroquímicos, para la Selección y Tratamiento de Semillas, para la Aplicación de Agroquímicos con Spray Boom, para la Aplicación de Nematicidas con Rastra, para la Aplicación de Agroquímicos con Bomba de Espalda, para la Aplicación de Agroquímicos con Stroller, para la Preparación de Mezcla de Fungicida y Cera, un Procedimiento para el Plan de Manejo de Desechos Sólidos y Líquidos y, finalmente, un Procedimiento de Gestión del Agua (visible a folios 197-200, 762-790, 797-885 y expediente No. 104-1999- SETENA).

33.                    La empresa Piñas del Bosque S.A. cuenta con viabilidad ambiental otorgada por la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (informe visible a folios 727-728 y expediente No. 104-1999-SETENA).

34.                    Las empresas Piñas del Bosque S. A. y SEBASTOPOL S.A. cuentan con la respectiva licencia para operar otorgada por la Municipalidad de Guácimo (informe visible a folios 544-545).

35.                     La finca Babilonia de la empresa Frutas de Exportación FRUTEX S.A., cuenta con la respectiva licencia y permisos de uso de suelo otorgados por la Municipalidad de Siquirres (informe visible a folios 723-724, 1140, folios 51 y 61 del expediente No. 2, folio 49 del expediente No. 4/ prueba aportada por los representantes de la empresa FRUTEX S.A.).  

36.                    La Municipalidad de Pococí no ha otorgado permiso o autorización alguna para la explotación de piña en ese cantón, en virtud que esa actividad, a la fecha de interpuesto el presente amparo, no se encontraba regulada en la Ley de Patentes de ese cantón  (informe visible a folio 547).

37.                    El Departamento de Vigilancia y Control de Plagas de la Región Atlántica del Ministerio de Agricultura y Ganadería inspeccionó el funcionamiento y giró las recomendaciones respectivas a la empresa Piñas del Bosque S.A. en las siguientes fechas: 30 de octubre del 2002, 12 de marzo del 2003, 20 y 29 de mayo del 2003, 5 y 17 de junio del 2003, 5 de agosto del 2003, 7 y 11 de octubre del 2003, 13 y 18 de noviembre del 2003, 3 y 25 de febrero del 2004, 5, 10, 17, 18, 22, 23, 24 y 25 de marzo del 2004, 20 de abril del 2004, 10, 19 y 24 de mayo del 2004, 20 y 29 de julio del 2004, 28 de septiembre del 2004, 5 de noviembre del 2004, 28 de marzo del 2005, 4, 7, 14 y 28 de abril del 2005, 23, 26, 27, 30 y 31 de mayo del 2005, 1°, 8, 9, 10, 13, 17, 25, 27 de junio del 2005, 8 y 11 de julio del 2005, 11 y 29 de agosto del 2005, 7, 20 y 29 de septiembre del 2005 y 4 de noviembre del 2005 (visible a folios 951-1024).

38.                     El Departamento de Vigilancia y Control de Plagas de la Región Atlántica del Ministerio de Agricultura y Ganadería inspeccionó el funcionamiento y giró las recomendaciones respectivas a la finca Babilonia de la empresa Frutas de Exportación FRUTEX S.A., en las siguientes fechas: 29 de abril del 2005,  31 de mayo del 2005, 10 de enero del 2006, 17 y 24 de marzo del 2006, 25 de abril del 2006, 13 de julio del 2006, 20 y 25 de julio del 2006, 13 de noviembre del 2006, 7 de febrero del 2007, 15 de marzo del 2007, 13, 17 y 24 de abril del 2007, 8 de mayo del 2007, 8 de junio del 2007, 20 de julio del 2007 (visible a folio 2-18 del expediente No. 2/ prueba aportada por los representantes de la empresa FRUTEX S.A.).  

39.                     En el Departamento de Aguas del Ministerio del Ambiente y Energía no existe denuncia alguna contra las empresas recurridas por prácticas que pongan en riesgo el recurso hídrico de la zona en que se ubican (informe visible a folio 669).

IV.- HECHOS NO PROBADOS. De relevancia para dirimir el presente recurso de amparo, se tienen por indemostrados los siguientes:

1.      Que las sustancias químicas utilizadas en el cultivo de la piña en la finca Babilonia del Grupo FRUTEX S.A. no produzcan daños a la salud de los trabajadores y vecinos del cantón de Siquirres, así como contaminación a las fuentes de agua de esa zona (los autos).

2.      Que las sustancias químicas (plaguicidas) utilizadas en el cultivo de la piña por las empresas Piña Frut S.A., Piñas del Bosque S.A., y SEBASTOPOL S.A. afecten gravemente la salud de los trabajadores y vecinos de las comunidades de Pococí y Guácimo (los autos).

3.      Que la actividad piñera desarrollada por las empresas Piña Frut S.A., Piñas del Bosque S.A. y SEBASTOPOL S.A. contamine los Ríos Santa Clara y Cinco Estrellas, así como el resto de las fuentes de agua que abastecen los cantes de Pococí y Guácimo de la provincia de Limón (los autos).

4.      Que las autoridades del Ministerio de Agricultura y Ganadería hayan controlado y erradicado la plaga de la mosca stomosyx calcitrans que se reproduce en los desechos del cultivo de la piña en las zonas de Guácimo, Pococí y Siquirres (informe visible a folios 673-678 y a folios 703-707).

5.      Que las autoridades del Ministerio de Salud hayan fiscalizado el funcionamiento de la finca piñera Babilonia del Grupo FRUTEX S.A. ubicada en el cantón de Siquirres de Limón (los autos).

6.      Que las autoridades del Ministerio del Ambiente y Energía y de la Secretaría Técnica Nacional Ambiental hayan supervisado el funcionamiento de las empresas Piña Frut. S.A., SEBASTOPOL S.A. y de la finca Babilonia del grupo FRUTEX S.A. y, en ese sentido, hayan determinado si éstas requerían o no para operar la realización de un estudio de impacto ambiental (informes visibles a folios 668-669 y 726-728). 

7.      Que en la parte sur del cantón de Guácimo y, en concreto, en la denominada Hacienda Las Delicias, se hubiera pretendido expandir la producción de piña y que, a causa de tal actividad, se hubiera, a su vez, afectado el recurso hídrico de dicha zona (informes visibles a folios 668-670, 1307-1310, 1312-1316). 

V.- SOBRE EL DERECHO A LA SALUD Y A DISFRUTAR DE UN AMBIENTE SANO Y ECOLÓGICAMENTE EQUILIBRADO. La salud pública y el derecho a un ambiente sano y ecológicamente equilibrado se encuentran reconocidos constitucionalmente (artículos 21, 50, 73 y 89 de la Carta Magna), así como a través de la normativa internacional. En este sentido, este Tribunal Constitucional, en el Voto No. 3705-93 de las 15:00 hrs. del 30 de julio de 1993, indicó lo siguiente:

“(...) La calidad ambiental es un parámetro de esa calidad de vida; otros parámetros no menos importantes son salud, alimentación, trabajo, vivienda, educación, etc., pero más importante que ello es entender que si bien el hombre tiene el derecho de hacer uso del ambiente para su propio desarrollo, también tiene en deber de protegerlo y preservarlo para el uso de las generaciones presentes y futuras, lo cuál no es tan novedoso, porque no es más que la traducción a esta materia del principio de la "lesión", ya consolidado en el derecho común, en virtud del cuál el legítimo ejercicio de un derecho tiene dos límites esenciales: Por un lado, los iguales derechos de los demás y, por el otro, el ejercicio racional y el disfrute útil del derecho mismo (...)".

Asimismo, existe una obligación del Estado de proteger el ambiente que se encuentra contemplada, expresamente, en el párrafo segundo, del artículo 50 de la Constitución Política, que dispone en lo conducente:

"(...) Toda persona tiene derecho a un ambiente sano y ecológicamente equilibrado. Por ello está legitimada para denunciar los actos que infrinjan ese derecho y para reclamar la reparación del daño causado (...)".

En relación con lo expuesto, esta Sala, mediante la Sentencia No. 180-98 de las 16:24 hrs. del 13 de enero de 1998, dispuso lo siguiente:

"(...) el Estado no solo tiene la responsabilidad ineludible de velar para que la salud de cada una de las personas que componen la comunidad nacional, no sufra daños por parte de terceros, en relación a estos derechos, sino que, además, debe asumir la responsabilidad de lograr las condiciones sociales propicias a fin de que cada persona pueda disfrutar de su salud, entendido tal derecho, como una situación de bienestar físico, psíquico(o mental) y social (…)".

De otra parte, la normativa infraconstitucional desarrolla este derecho y, en este sentido, la Ley General de Salud autoriza al Ministerio de Salud para tomar las medidas sanitarias correspondientes e imponer las sanciones con el fin de proteger el medio ambiente y el derecho a la salud de las personas. Asimismo, cabe señalar que este Tribunal, como garante de los derechos fundamentales, se erige como un contralor del cumplimiento de las obligaciones que derivan de lo dispuesto en los artículos 21 y 50 constitucionales, que constriñen al Estado no sólo a reconocer los derechos señalados, sino, además, a utilizar los medios material y, jurídicamente, legítimos para garantizarlos.

VI.- ACERCA DEL USO DE SUSTANCIAS QUÍMICAS POR LAS EMPRESAS RECURRIDAS Y LA AFECTACIÓN A LA SALUD DE LAS PERSONAS Y A LAS FUENTES DE AGUA DE LOS CANTONES DE POCOCÍ, GUÁCIMO Y SIQUIRRES. En primer término, los recurrentes acusan que las sustancias químicas (plaguicidas) que utilizan las empresas recurridas para el monocultivo de piña, producen graves afectaciones a la salud de los trabajadores y de las personas que viven cerca de tales plantaciones. De igual forma, aducen que dichas sustancias contaminan los Ríos Santa Clara y Cinco Estrellas, así como el resto de las fuentes de agua ubicadas en las zonas de Guácimo, Pococí y Siquirres. No obstante lo anterior y, en lo que respecta al funcionamiento de las empresas Piña Frut S.A., ubicada en Pococí y Piñas del Bosque S.A. y SEBASTOPOL S.A., situadas ambas en Guácimo de Limón, este Tribunal Constitucional no estima que lleven razón los recurrentes. Esto, en primera instancia, dado que, los interesados no aportaron a los autos prueba técnica-científica que acreditara tales alegaciones. Asimismo y, de conformidad con los informes rendidos por los órganos administrativos técnicos de la salud y del ambiente, no se tuvo por demostrado que las sustancias químicas (plaguicidas) utilizadas por las empresas mencionadas en la actividad piñera, a la fecha de interpuesto el presente amparo, hayan producido los problemas referidos. Por en el contrario y, según sostiene la Ministra de Salud, las tres empresas arriba indicadas cuentan con el permiso sanitario de funcionamiento, el cual fue otorgado en virtud de haberse cumplido con las disposiciones legales y reglamentarias establecidas al efecto. Asimismo, dicha autoridad aseveró que, a la fecha de rendido el informe requerido por esta Sala, no existía denuncia alguna que se hubiera presentado de parte de los vecinos de los cantones de Guácimo y Pococí por afectaciones a la salud con ocasión del uso de plaguicidas en dichas piñeras. En ese mismo sentido, nótese que, las autoridades del Área Rectora de Salud de Pococí y Guácimo, de conformidad oficios de fecha 24 de noviembre del 2005, manifestaron, puntualmente, que se realizan, constantemente, exámenes médicos y de colinesterasa a los trabajadores de las citadas empresas, a quienes les corresponde manipular plaguicidas; que en las visitas que se realizan a las piñeras bajo estudio se supervisan los equipos de protección personal que se les brinda a los trabajadores de todos los procesos y que en las citadas empresas, las aplicaciones de plaguicidas y fertilizantes se llevan a cabo con equipos automatizados (spray boom), en los que solo se requiere la presencia del conductor del tractor, minimizando la intervención de personas a la exposición de dichas sustancias, siendo que las aplicaciones se realizan cuando no existe personal en el campo. Adicionalmente y, según consta en los oficios Nos. ARSP-PAH-124-05 y ARG- PAH-20-05 de los días 18 y 21 de febrero del 2005, respectivamente, las plantas empacadoras de tales empresas se caracterizan por ser modernas, pues cuentan con alta tecnología de procesos y poseen adecuados estándares de inocuidad, asepsia y protección a los trabajadores. De igual forma y, de acuerdo con lo informado por las autoridades de salud, así como la prueba allegada a los autos, se tiene por demostrado que las empresas Piña Frut S.A., Piñas del Bosque S.A. y SEBATOPOL S.A. cuentan, entre otras, con las certificaciones internacionales Eurep Good Agricultura Practices (EUREP-GAP), e ISO 14001, así como con planes de manejo de desechos líquidos y sólidos, planes de salud ocupacional y de atención de emergencias. A mayor abundamiento y, nuevamente, contrario a lo aducido por los interesados, este Tribunal no tuvo por acreditada la presunta contaminación producida por las empresas Piña Frut S.A., Piñas del Bosque S.A. y SEBATOPOL S.A. a los Ríos Santa Clara y Cinco Estrellas y, en general, a las fuentes de agua ubicadas en los cantones de Pococí y Guácimo a causa de los plaguicidas utilizados en las plantaciones piñeras. Asimismo, cabe resaltar que, de conformidad con lo señalado por los Directores de las Áreas Rectoras de Guácimo y Pococí, a la fecha de rendidos los informes a la Sala, no existían reportes o denuncias algunas sobre ese hecho en particular. Además, dichos Directores aseveraron que en las respectivas Áreas Rectoras se encargaban de fiscalizar el cumplimiento de lo dispuesto por la Ley Forestal en cuanto a las distancias que deben de existir entre los cultivos de piña y las orillas de los ríos y quebradas. Asimismo y, según lo externado por el Ministro del Ambiente y Energía, a la fecha de interpuesto el presente asunto, no se registraban reportes, en concreto, por prácticas que pusieran en riego el recurso hídrico de las citadas zonas. No obstante lo anterior y, en lo tocante a la finca Babilonia del Grupo FRUTEX S.A., no se tuvo por acreditado que en ésta el uso de plaguicidas no afectaran, efectivamente, la salud de los trabajadores y vecinos, así como las fuentes de agua ubicadas en el cantón de Siquirres, motivo por el cual, en cuanto a este último extremo se refiere, este Tribunal estima que se debe de declarar con lugar el recurso planteado por la vulneración a los numerales 21 y 50 constitucionales. 

VII.- SOBRE LA PROLIFERACIÓN DE LA MOSCA STOMOXYS CALCITRANS . De otra parte, los interesados alegan que aun cuando existe el informe No. 00701-2004-DHR de fecha 26 de enero del 2004 elaborado por la Defensoría de los Habitantes, mediante el cual se le recomendó a las autoridades recurridas, concretamente, al Ministerio de Agricultura y Ganadería, solucionar el problema que representa la proliferación -a partir de los desechos de la piña-, de la mosca stomoxys calcitrans , la cual, a su vez, afecta al ganado de la zona, tal autoridad ha omitido ejecutar las medidas pertinentes a fin de cumplir dicho propósito, siendo que, a la fecha, la mencionada situación se ha agravado. Sobre el particular, cabe indicar, en primer término que, efectivamente y, tal y como lo aducen los recurrentes, del citado informe elaborado por la Defensoría de los Habitantes, así como del informe rendido por las autoridades del Ministerio de Agricultura y Ganadería, se desprende con absoluta claridad que en los desechos de la piña se reproduce la mosca denominada stomoxys calcitrans o mosca picadora o de establo, la cual, de igual forma, perjudica a la ganadería y salud de las personas. Así, de modo expreso, el informe No. 00701-2004-DHR señaló lo siguiente: “(…) 1- (…) el rastrojo o desechos resultantes de la cosecha de piña dejados en el campo de cultivo constituyen las fuentes de reproducción de la mosca cuyo nombre científico es Stomoxys Calcitrans, insecto que ocasiona problemas en la salud a la población humana y animal pecuaria. 2- Que los brotes se han registrado periódicamente en numerosos centros de población de las regiones Norte, Pacífico Sur y Atlántica del país sin que la plaga se hubiera podido erradicar (...)". Asimismo, el mencionado documento apuntó que: “(…) El problema generado por la denominada mosca estabulada, picadora o de establo ha sido consistentemente denunciado ante esta Defensoría desde el año de 1996, lo cual demuestra que las acciones o gestiones de las instancias competentes han sido insuficientes para erradicar la plaga y solucionar el problema que afecta la producción pecuaria y la salud humana. De acuerdo con la información consignada en los expedientes números 1091-23-96, 2768-23-27 y de la documentación aportada a la presente investigación , ha quedado plenamente demostrado la relación de causalidad entre el inapropiado manejo del rastrojo de piña y la proliferación del insecto en las zonas de cultivo de dicho producto tales como San Carlos, Grecia, Corredores, Buenos Aries, Guácimo y Pococí (…)”. (El destacado no forma parte del original). En virtud de lo anterior, la Defensoría de los Habitantes, en dicha oportunidad, le giró una serie de recomendaciones al Ministerio de Agricultura y Ganadería, consistentes en llevar a cabo, específicamente, lo siguiente: “(…) 1.- Declarar el estado de combate de la plaga de las mosca Stomoxis Calcitrans en las zonas críticas que ya han sido identificadas o que se justifique según los nuevos brotes y llevar a cabo las gestiones de emergencia que estipula la Ley de Protección Fitosanitaria, lo cual incluye la recolección y el tratamiento apropiado fuera de los campos de cultivo. 2.- Sustituir las recomendaciones de quemas y aplicación de agrotóxicos en los campos de cultivo por las técnicas de control biológico u otra alternativa ambientalmente más conveniente. En caso de que estas no resulten suficientes deberá considerar la necesidad de obligar a los productores a la instalación de centros de acopio, almacenamiento y tratamiento especializado para evitar que los rastrojos se mantengan y quemen los campos (…)”. A mayor abundamiento, se tiene por demostrado que, en atención a tales recomendaciones y, en pleno cumplimiento de sus funciones, las autoridades del Ministerio supra citado realizaron inspecciones en varias de las empresas ubicadas en las zonas de Guácimo, Pococí y Siquirres, entre éstas, las productoras y empacadoras de piña recurridas en el presente asunto. De este modo, se tiene acreditado que durante el año 2004, la Gerencia de Vigilancia y Control de Plagas del Servicio Fitosanitario del Estado del citado Ministerio realizó una serie de inspecciones con el fin de determinar las principales causas que generan el problema de la mosca stomoxys calcitrans en los cantones de Siquirres, Pococí y Guácimo. De este modo y, durante ese año, en la empresa Piñas del Bosque se llevaron a cabo 31 inspecciones, en la empresa del Grupo Acón, 8, y en SEBASTOPOL S.A. y en la finca Babilonia del grupo FRUTEX S.A., 7 inspecciones. Asimismo, en el año 2005, dicha Gerencia realizó nuevas inspecciones, a saber, las siguientes: 44 en la empresa del grupo Acón, 41 en Piñas del Bosque S.A., 17 en la finca Babilonia y, finalmente, 13 en SEBASTOPOL S.A. Además, de manera concreta, se demostró que en la empresa Piña Frut del Grupo Acón, el Departamento de Vigilancia y Control de Plagas de la Región Atlántica del Ministerio de Agricultura y Ganadería, en el mes de octubre del año 2005, realizó inspecciones y emitió las recomendaciones pertinentes a fin de erradicar el problema generado por la mosca picadora o de establo. Dicha práctica, se repitió, a su vez, en la empresa Piñas del Bosque S.A., y la finca Babilonia del Grupo FRUTEX S.A. durante los años 2002, 2003, 2004 y 2005. No obstante lo anterior, esta Sala, de conformidad con el informe rendido por el Ministro y el Gerente de Vigilancia y Control de Plagas del Servicio Sanitario del Estado, ambos del Ministerio de Agricultura y Ganadería, y el resto de las pruebas aportadas a los autos, no tuvo por demostrado que, a la fecha de interpuesto el presente proceso de amparo, el problema generado por los desechos del cultivo de la piña y, la consecuente proliferación de la mosca stomoxys calcitrans , se encontrara controlado. De manera tal que, por el contrario, se hace manifiesto, a todas luces, que la plaga de dichos insectos y los daños que éstos provocan, no sólo al ganado, sino, también, a los vecinos de las comunidades de Guácimo, Pococí y Siquirres, persisten, toda vez que, no se han logrado erradicar totalmente. En ese sentido, obsérvese que, en términos de los representantes del Ministerio señalado “(…) se ha invertido una gran cantidad de recursos económicos y humanos tanto en la vigilancia permanente de la plaga como en las medidas de control, las cuales en la mayoría de los casos han surtido el efecto deseado; salvo en las épocas donde ha sido físicamente imposible la aplicación de las medidas recomendadas (…) Desde 1987 hasta el presente, las poblaciones de la mosca NO se habían incrementado significativamente (…) Sin embargo, el área actual de 26,500 hectáreas de piña, sobrepasa en mucho la del año 2003 donde eran aproximadamente unas 8,000 hectáreas. Además (…) durante el presente año las precipitaciones han sobrepasado todos los pronósticos (…) Bajo condiciones de excesiva humedad, por mucho que se quiera, es imposible el tratamiento e incorporación oportuna de los desechos orgánicos, que es la medida mas (sic) importante para el control de esta plaga (…) lo cual ha incidido en la proliferación de la plaga (…)”. Asimismo, de los gráficos aportados a los autos por tales autoridades a fin de acreditar las inspecciones realizadas en el año 2005 a las empresas recurridas con el propósito de controlar la plaga de la mosca stomosyx calcitrans , se desprende con claridad que de un total del 40% del área afectada por dicho insecto en las zonas de Guácimo, Pococí y Siquirres, únicamente, un 33% de ésta se encontraba controlada. De ahí que, se denote que, pese a las labores de inspección y fiscalización, así como de emisión de recomendaciones por el Ministerio mencionado, el problema de la plaga de moscas que afecta al ganado, propietarios de éste último y, en general, a los vecinos de las comunidades aledañas a las empresas recurridas, no ha sido, efectivamente, controlado. En otros términos, se tiene por acreditado que las labores de inspección y fiscalización señaladas, tanto por los representantes del Ministerio mencionado, como por los representantes de las empresas Piñas del Bosque S.A., Piña Frut S.A. y FRUTEX S.A., no han sido suficientes para erradicar o controlar a niveles razonables la plaga en cuestión y, por ende, dicho problema continúa generándose en las zonas de Pococí, Guácimo y Siquirres. Bajo esta inteligencia, este Tribunal Constitucional estima que, en la especie, se ha quebrantado flagrantemente el derecho a la salud y el derecho a disfrutar de un ambiente sano y ecológicamente equilibrado. 

VIII.- ACERCA DE LA OMISIÓN DE FISCALIZAR LA ACTIVIDAD PIÑERA DE PARTE DE LAS AUTORIDADES RECURRIDAS. Sobre este extremo, los amparados aducen que las autoridades recurridas han omitido fiscalizar, como en derecho corresponde, el funcionamiento adecuado de las empresas bajo estudio. Así, en primer término y, en lo que respecta al papel desempeñado por las Municipalidades, este Tribunal no estima que lleven razón los amparados. Lo anterior, toda vez que, las autoridades de las Corporaciones de Guácimo y Siquirres, para la fecha de interpuesto el presente amparo, habían otorgado a las empresas SEBASTOPOL S.A., Piñas del Bosque S.A. y a la finca Babilonia del Grupo FRUTEX S.A., el respectivo permiso o licencia para operar en el correspondiente cantón, lo cual, según informan los recurridos, se llevó a cabo previa verificación del cumplimiento de aquellos requisitos exigidos por el ordenamiento jurídico al efecto. En el caso particular de la Municipalidad de Pococí y, según lo informa bajo juramento el respectivo Alcalde, a la fecha de presentado el asunto bajo estudio, no existía normativa alguna en dicho cantón a fin de regular el funcionamiento de la empresa Piña Frut S.A.. Sin embargo, ésta última autoridad afirmó conocer la actividad desplegada en dicha piñera, pues, incluso, consta en autos una autorización brindada a efectos de utilizar el basurero municipal para depositar los desechos de la piña. Ahora bien, en lo que se refiere al Ministerio de Salud, cabe apuntar que, tal y como se consignó en el considerando VI de la presente Sentencia, no se observa que las autoridades de las Áreas Rectoras de Salud de Guácimo y Pococí hayan omitido fiscalizar, oportunamente, la actividad agrícola desarrollada por las empresas Piña Frut S.A., Piñas del Bosque S.A. y SEBASTOPOL S.A. De este modo, resulta oportuno agregar, en lo que corresponde a las labores de inspección y vigilancia que se dieron sobre el funcionamiento en concreto de la empresa Piña Frut S.A., que el Área Rectora de Salud de Pococí, mediante el oficio de fecha 24 de noviembre del 2005, señaló, de modo expreso, lo siguiente: “(…) 4.- FALTA DE FISCALIZACIÓN Y CONTROL DE LOS DESECHOS SÓLIDOS Y LÍQUIDOS. (…) la empresa, a través del Ministerio de Salud ha establecido los planes de manejo de desechos y en visitas realizadas se ha constatado que los mismos están siendo implementados y que son de mejora continua. Cabe indicar que la empresa Piña Frut, no realiza presentación de reportes operaciones (sic) ya que la misma no tiene vertido a fuentes de agua. Además la finca utilizan (sic) sistemas cerrados o sea sin salida al exterior y que recolectan las aguas residuales para luego utilizarlas en las aplicaciones de plaguicidas en el campo (…) 6.- FALTA DE CONTROL Y MONITOREO DE LAS AGUAS DE LOS POZOS DE LAS FINCAS PIÑERAS (…) no es cierto ya que se tiene los reportes de la calidad de las aguas para consumo humano y procesos realizados por laboratorios de prestigio nacional, lo cual indica que se tiene control y se monitorean dichas aguas. Además se realizan inspecciones en las que se valora la ubicación y la operación de los pozos y tanques para agua (…)” . Bajo ese mismo orden de consideraciones y, con respecto a las empresas Piñas del Bosque S.A. y SEBSTOPOL S.A., el Área Rectora de Salud de Guácimo, mediante oficio, también, del día 24 de noviembre del 2005, indicó lo siguiente: “(…) 4.- FALTA DE FISCALIZACIÓN Y CONTROL DE LOS DESECHOS SOLIDOS Y LÍQUIDOS. (…) las piñeras, a través del Ministerio de Salud han establecido los planes de manejo de desechos y en visitas realizadas a las fincas se ha constatado que se les brinda un adecuado manejo (…) tales como uso en bokacheras (abono orgánico), y para alimento de animales como el ganado, también son utilizados por otras empresas para elaboración de alimentos. En cuanto a desechos líquidos se aplica el Reglamento de Aguas de Vertido para el Reporte operacional que deben entregar al Ministerio de Salud y el que se valora si su sistema de vertidos de aguas a otras fuentes están dentro de los parámetros legales. Algunas fincas utilizan sistemas cerrados o sea sin salida al exterior y que recolectan las aguas residuales para luego utilizarlas en las aplicaciones de plaguicidas en el campo (…)”. No obstante lo anterior y, tal y como se indicó, a su vez, en el considerando VI de esta Sentencia, este Tribunal Constitucional no tuvo por acreditado que las autoridades de Salud hayan, efectivamente, llevado a cabo esas mismas labores de fiscalización y control sobre la actividad piñera desarrollada en la finca Babilonia del Grupo FRUTEX S.A. ubicada en Siquirres, motivo por el cual, en la especie, se tenga por acreditado el quebranto al derecho a la salud y al derecho a disfrutar de un ambiente sano y ecológicamente equilibrado. Finalmente, en lo tocante a las autoridades del Ministerio del Ambiente y Energía, esta Sala observa que llevan razón los interesados, por cuanto, de la prueba allegada a los autos, únicamente, se tiene por demostrado que la empresa Piñas del Bosque S.A., cuenta con la respectiva viabilidad ambiental otorgada para operar en el cantón de Guácimo. Asimismo, del informe rendido bajo juramento por el Ministro del Ambiente y Energía, se denota, de manera clara e inequívoca, un total desconocimiento sobre la actividad del cultivo de piña que se lleva a cabo en las zonas de Guácimo, Pococí y Siquirres de la provincia Limón, en particular, si las empresas recurridas Piña Frut S.A., SEBASTOPOL S.A. y la finca Babilonia del grupo FRUTEX S.A. requieren o no para su funcionamiento de un estudio de impacto ambiental realizado, a su vez, por las autoridades de la Secretaría Técnica Nacional Ambiental. En ese sentido, nótese que el citado funcionario, manifestó, de modo expreso, a esta Sala, lo siguiente: “(…) En virtud de que la investigación aquí requerida, debe realizarse con el rigor que este caso amerita, lo cual incluye el conocimiento efectivo de las fechas en que han dado inicio las labores de siembra y comercialización de piña, en las zonas de Guácimo, Siquirres y Pococí, ya que dependiendo de esas fechas, les será aplicable una trayectoria diferente de evaluación de impactos ambientales, he girado las instrucciones necesarias para verificar esos detalles que permitan informar adecuadamente a la Honorable Sala la situación de cada una de las empresas involucradas y las acciones que se tomarán en cada una de ellas, según su grado de cumplimiento con las normas vigentes. Según lo indicado Por (sic) la Secretaría Técnica Nacional Ambiental solamente una de esas empresas cuenta con expediente de evaluación de impacto ambiental y conforme la normativa vigente a partir del año 1995, todo proyecto, obra o actividad requiere de dicha evaluación, según lo que establezca la reglamentación respectiva. Siendo que existen dos reglamentos de procedimientos de Evaluación de Impacto Ambiental, uno del año 1997 y otro del año 2004, se hace necesario que el Ministerio de Salud certifique la fecha en que inician a funcionar estas empresas (…)”. Asimismo, cabe resaltar que el Ministro mencionado, de igual forma, no aportó a este Tribunal la investigación que, presuntamente, iba a llevar a cabo con ocasión de la interposición del presente amparo. A mayor abundamiento y, bajo esa misma línea de argumentación, el entonces Secretario General de la SETENA apuntó lo siguiente: “(…) En cuanto a la declaración de los recurrentes de que se han otorgado permisos sanitarios de funcionamiento sin que se hayan aprobado Estudios de Impacto Ambiental (EsIA), cabe responder lo siguiente: Lo que le consta a esta Secretaria es esto: Mediante oficio SG-1563-2005-SETENA, del 7 de julio del 2005, se informa que hasta el momento de la emisión de dicho acto, únicamente figuraba en esa dependencia un expediente dedicado específicamente a la plantación de piña en los cantones de Guácimo y Pococí (…)”. Bajo esa tesitura, esta Sala observa que, tanto el Ministerio del Ambiente y Energía como la Secretaría Técnica Nacional Ambiental, han tenido un papel, completamente, pasivo frente a la actividad piñera desarrollada por las empresas Piña Frut S.A., SEBASTOPOL S.A. y la finca Babilonia del Grupo FRUTEX S.A., por cuanto, tal y como se apuntó líneas atrás, en sus informes demostraron un desconocimiento casi total de ésta. Desde esa perspectiva, cabe recordarle a las autoridades de salud y del ambiente, que existe la obligación para el Estado de tomar todas aquellas medidas que sean necesarias para proteger el medio ambiente, con el fin, a su vez, de evitar grados de contaminación, deforestación, extinción de flora y fauna y uso desmedido o inadecuado de los recursos naturales, que pongan el peligro la salud de los administrados. En consecuencia, este Tribunal estima violentado lo dispuesto en los numerales 21 y 50 de la Constitución Política.

IX.- SOBRE LA EXPANSIÓN PIÑERA Y LA PROTECCIÓN DEL RECURSO HÍDRICO EN EL CANTÓN DE GUÁCIMO. Finalmente, los recurrentes aducen que en la parte sur del cantón de Guácimo de Limón se pretende extender la producción piñera, a pesar de la gran cantidad de nacientes de agua que ahí se encuentran. Asimismo y, sobre ese mismo agravio, acusaron, posteriormente, que, específicamente, en la Hacienda Las Delicias situada en el cantón mencionado, se estaban realizando movimientos de tierra con dicho propósito. Sobre el particular, cabe indicar que aun cuando en autos se tuvo por demostrado que diversos miembros de la comunidad de Guácimo manifestaron a diversas autoridades públicas su disconformidad con dicha actividad, lo cierto del caso es que, de otra parte, no se tuvo plena e idóneamente acreditado que, efectivamente, dicha expansión del cultivo de piña se estuviera llevando a cabo en dicho lugar y que, consecuentemente, se estuvieran afectando las nacientes de agua ahí ubicadas. Asimismo, nótese que, de conformidad con el informe rendido bajo juramento por el Alcalde de la Municipalidad de Guácimo y, contrario a lo señalado por la recurrente Solano Vásquez, en la citada Hacienda Las Delicias no se efectuaron movimientos de tierra tendentes al cultivo de la piña. A mayor abundamiento, debe de tomarse en consideración que, según lo externado por el Ministro del Ambiente y Energía, a la fecha de interpuesto el presente amparo, no se registraban reportes, en concreto, por prácticas que pusieran en riego el recurso hídrico de la zona. Bajo tal orden de consideraciones, este Tribunal no estima que, en la especie, se hayan vulnerado los derechos fundamentales de los amparados.

X.- COROLARIO. En mérito de lo expuesto, se impone declarar parcialmente con lugar el recurso planteado, con las consecuencias que se detallarán en la parte dispositiva de la presente Sentencia. El Magistrado Armijo pone nota.

POR TANTO:

Se declara parcialmente con lugar el recurso. En consecuencia, se le ordena a María Luisa Ávila Agüero, o a quien en su lugar ocupe el cargo de Ministra y a Gilberth Alexánder Salas López, o a quien en su lugar ocupe el cargo de Director del Área Rectora de Salud de Siquirres, ambos del Ministerio de Salud que, de manera inmediata , procedan a verificar el funcionamiento de la finca piñera Babilonia del Grupo FRUTEX S.A., efectuar inspecciones y fiscalizaciones periódicas sobre la actividad desplegada por esa empresa y determinar si existen reportes de contaminación en las aguas cercanas a ésta. Asimismo, se le ordena a Javier Flores Galarza, o a quien en su lugar ocupe el cargo de Ministro y a Elizabeth Ramírez Sandí, o a quien en su lugar ocupe el cargo de Gerente de Vigilancia y Control de Plagas del Servicio Fitosanitario del Estado, ambos del Ministerio de Agricultura y Ganadería que, de manera inmediata , giren las órdenes necesarias y tomen las medidas pertinentes que estén dentro del ámbito de su competencia para erradicar el problema de la inadecuada disposición de desechos de piña, proliferación de la mosca denominada stomoxys calcitrans y los consecuentes perjuicios que ésta última genera en el ganado de las zonas aledañas a las empresas Piña Frut S.A., Piñas del Bosque S.A., SEBASTOPOL S.A. y la finca Babilonia del Grupo FRUTEX S.A.. Finalmente, se le ordena a Roberto Dobles Mora, o a quien en su lugar ocupe el cargo de Ministro del Ambiente y Energía y a Sonia Espinoza Valverde, o a quien en su lugar ocupe el cargo de Secretaria General de la Secretaría Técnica Nacional Ambiental que procedan, de manera inmediata ,  a determinar, de forma clara y precisa, si las empresas Piña Frut S.A., SEBASTOPOL S.A. y la finca Babilonia del Grupo FRUTEX S.A., requieren de un estudio de impacto ambiental para su funcionamiento; siendo que, en caso de así requerirlo, se les ordena prevenir a los representantes de éstas últimas cumplir con los requisitos necesarios para tal efecto. Se advierte a los recurridos que de conformidad con lo establecido en el artículo 71 de la Ley de la Jurisdicción Constitucional, se impondrá prisión de tres meses a dos años, o de veinte a sesenta días multa, a quien recibiere una orden que deba cumplir o hacer cumplir, dictada en un recurso de amparo y no la cumpliere o no la hiciere cumplir, siempre que el delito no esté más gravemente penado. En lo demás, se declara sin lugar el recurso. Se condena al Estado, al pago de las costas, daños y perjuicios causados con los hechos que sirven de fundamento a esta declaratoria, los que se liquidarán en ejecución de sentencia de lo contencioso administrativo. Notifíquese esta resolución a María Luisa Ávila Agüero, o a quien en su lugar ocupe el cargo de Ministra y a Gilberth Alexánder Salas López, o a quien en su lugar ocupe el cargo de Director del Área Rectora de Salud de Siquirres, ambos del Ministerio de Salud; a Javier Flores Galarza, o a quien en su lugar ocupe el cargo de Ministro y a Elizabeth Ramírez Sandí, o a quien en su lugar ocupe el cargo de Gerente de Vigilancia y Control de Plagas del Servicio Fitosanitario del Estado, ambos del Ministerio de Agricultura y Ganadería; a Roberto Dobles Mora, o a quien en su lugar ocupe el cargo de Ministro del Ambiente y Energía y a Sonia Espinoza Valverde, o a quien en su lugar ocupe el cargo de Secretaria General de la Secretaría Técnica Nacional Ambiental, en forma personal. Comuníquese.- El Magistrado Armijo pone nota.

Ana Virginia Calzada M.

Presidenta a.i.

Gilbert Armijo S.                                                 Ernesto Jinesta L.

Fernando Cruz C.                                                Federico Sosto L.

Horacio González Q.                                           Jorge Araya G.

EJL

EXPEDIENTE N° 05-014235-0007-CO

Teléfonos: 2295-3696/2295-3697/2295-3698/2295-3700. Fax: 2295-3712. Dirección electrónica: www.poder-judicial.go.cr/salaconstitucional

               

 

 

 
< Anterior   Siguiente >
Bloqueverde
Ingresar
Alianza de Redes Ambientales
banner.jpg
Municipios sin Transgénicos
mapainteractivo