header image
"Las piñeras trabajan a la libre y sin regulaciones”
lunes, 06 de octubre de 2008
Asociaciones ambientalistas del Caribe coinciden en oposición Pobladores de cantones limonenses temen contaminación de mantos acuíferos

diarioextra.com La piña es el segundo producto agrícola más importante para las exportaciones costarricenses, solo superado por las ventas de banano, pero los efectos de su siembra causan polémica en el país, sobre todo en la zona del Caribe.



Comunidades enteras, organizaciones ambientalistas y grupos de defensa de los recursos naturales, han emprendido una lucha por frenar la expansión piñera, aduciendo alta contaminación de ríos, ojos de agua, suelos y una peligrosa afectación a los consumidores del agua contaminada.

Miembro de organizaciones que se oponen a las piñeras en el Caribe sur de Costa Rica, visitaron DIARIO EXTRA, para exponer su posición. Los invitados fueron Carlos Arguedas, de la Asociación Ambientalista de Siquirres, Alba Soto, regidora del PAC de la Municipalidad de Siquirres Gabriela Cuadrado, abogada de Centro de Derecho Ambiental y Recursos Naturales (Cedarena) y Mario Vargas, residente de La Perla en Guápiles.

A continuación el diálogo sostenido con los defensores del ambiente y los recursos hídricos.

¿Qué efectos ha tenido la expansión piñera en el Caribe de Costa Rica?

Gabriela Cuadrado (GC): Es todo un problema. Hemos tratado de reivindicar para que el desarrollo ambiental sea equilibrado y haya abastecimiento de agua para consumo humano. Desde hace una año damos seguimiento, desde que el Ministerio de Salud advirtió que el agua estaba contaminada con agroquímicos, como Bromasil y Diuron.

Inspeccionamos que tipo de agroquímicos utilizan, si tiene permiso de viabilidad ambiental, estudios de factibilidad ambiental. No hay gestiones de manejo de los agroquímicos, corren a la libre.

¿Cuáles organizaciones están en esta lucha?

GC: Está el Foro Emaus, Cedarena, Asociación ambientalista del trópico húmedo, hemos formado el Frente de sectores Afectados por la expansión piñera, que es un espacio para que la gente se conozca, tratar de poner y exigir orden. De todas las empresas piñeras solo una tiene vialidad ambiental, es importante ver lo grave de la situación, solo en la zona del Caribe hay unas siete empresas.

Carlos Arguedas (CA): El caso de la piñera Tico Verde es el más llamativo. Ya ha tenido cuatro órdenes de cierre de la Secretaría Técnica de Ambiente (Setena) y ahí continúa. La última indica que operan sin viabilidad ambiental durante tres años, la erosión del suelo es severa, así como la contaminación de los suelos y aguas por residuos líquidos, según la resolución 2500- 2007, del 3 de diciembre de 2007 de Setena.

Hay estudios del Ministerio de Agricultura que indican que no se hicieron correcciones.

¿Las instituciones del gobierno han sido agresivas por frenar la contaminación de las piñeras?

GC: En realidad no, tanto el Minae como el MAG y Salud han sido muy pasivos. Hasta ahora que hay presión de los pueblos se ve un poquito a los ministros saliendo en los medios refiriéndose a los temas que nos agobian.

¿La actividad piñera podría realizarse sin contaminar los suelos o los mantos acuíferos?
CA: Sí se puede, pero en esto ha habido una gran tolerancia de lo poderes políticos hacia las piñeras. La ley dice que debe respetarse un perímetro de 15 metros en terreno plano y 50 metros en terreno quebrado, entre el área sembrada y un río. Al sembrarse en los bordes de los canales, todos los químicos van a los canales.

No debería haber una pendiente superior a 8 grados, pero en el caso de Tico Verde es una montaña lo que se usa para el cultivo, con una pendiente de 39 grados. Además, debe haber una protección de los nacientes de agua, prohibiendo el cultivo 200 metros a la redonda. Las empresas piñeras trabajan a la libre y sin ninguna regulación.

GC: El problema es que si se hace como dice la ley, habría que hacerlo en un área más pequeña. Tendría que ser en una intensidad menor. El área sembrada creció en 8 años un 206%, así jamás se podrá respetar el ambiente

¿Qué hacen las municipalidades al respecto?
CA: Es que lamentablemente no tienen un plan regulador. Con ese instrumento se podría someter a otro sistema a esas empresas y se definirían las áreas donde no se debería cultivar piña. Hay áreas como El Cairo de Siquirres, Louisiana, Milano, y La Francia, que tienen sus acueductos contaminados. Esos son lugares que tienen quince años de soportar los efectos de las piñeras. Si la ruta 32 hacia el sur no se determina como área exenta de piña, miles de pobladores tomarán agua contaminada con Bromasil en el futuro. Ese es un producto usado hasta en la guerra para quemar bosques, es fatal en el ser humano, causa cáncer y malformaciones genéticas, es acumulativo en la grasa humana.

Por mucho que le duela a la economía nacional, hay partes de la expansión piñera que tienen que eliminarse. Ya las bananeras causaron mucho daño en el Caribe, pero son un jardín comparado con lo perjudicial que son las piñeras.

Alba Soto (AS): En el caso de la Municipalidad de Siquirres hay una lucha entre los partidos minoritarios y los de gobierno. El problema es que los acuerdos municipales sirven de poco en un sistema donde se infunde el miedo a tomar decisiones.

¿Qué dictó la Sala Cuarta sobre el recurso de Amparo que interpusieron?

GC: Ya nos dio la razón. Porque por ejemplo halló que es una fuente grande de contaminación, atractiva de moscas, por la forma en que tratan la fruta. Está afectando a la ganadería y también a la salud humana. Es un voto parcial, pero si señala el nexo de causalidad entre los desechos de la piña, la proliferación del insecto y la afectación al ganado de la zona. 

¿Son cerrados los grupos opositores a la siembra de piña?

AS: No, más bien lo que estamos pidiendo es una moratoria a la siembra de piña, no estamos diciendo que se erradique. Sino que se haga de forma legítima para dejar de poner en riesgo la vida de tanta gente. Determinar con estudios cuales son las áreas que se pueden explotar.

GC. Ya existe una moratoria puesta por la Municipalidad de Guácimo, publicada en La Gaceta el 1 de junio de este año. Si ya una pudo las otras podrían seguir el ejemplo.

¿Ha sido acatada esa moratoria?

GC: Pues no, porque la empresa Tico Verde la incumple. Se apunta que en las partes altas no se siembre. Cuando se habla de moratoria es de que se coseche lo sembrado y no se siembre más.

AS: Los gobiernos locales no estamos tomando el rol, porque si nos sentamos con expertos y con jerarcas de empresas se alcanzaría un beneficio.

¿Cuánto ha cambiado la vida de las comunidades afectadas?

CA: Mucho, tanto que eran muy sanas antes, con capillas sin vicios sin drogas, sin cantinas, pero ahora todo se transformó. No solo a las 50 o 60 personas que viven en la Comunidad de la Perla, sino también a los ganaderos.

Se hizo un bloqueo a la entrada de piñera. ¿Por qué esa medida?
CA: Fue algo pacífico, sin violencia, pero luego se inventaron que habían destruido casi 300 plantas de piña. No hay una sola persona dentro de los vecinos que sea capaz de hacer eso. Ni tampoco fue nadie de afuera. Es extraño que digan que fue alguien de nosotros. Hay nueve compañeros que son indagados por esa bronca, pero ellos no tienen nada que ver.

Resulta que ahora la empresa que ha violado nuestra constitución viene y demanda a los miembros de una comunidad.

En el caso de Tico Verde, ¿ustedes consideran que debería seguir funcionando?

GC: No debería, no es viable, ya Setena la ha cerrado tres veces, el terreno donde está no es apto para sembrar piña, hay un recurso de amparo interpuesto por la Municipalidad, hay una moratoria municipal, en fin, no hay legalidad para que opere. Si este país quisiera una reivindicación ambiental, se debería cerrar Tico Verde, Esa zona podría ser empleada para cualquier otro cultivo, pero no para piña.

CA: Hay que comentar algo y es que estas empresas usan el químico Bromasil porque es más rendidor, una aplicación dura seis meses, así que obviamente es más barato.

“La actividad piñera podría darse sin contaminar los suelos ni el agua, pero habría que hacerlo en un área más pequeña”.

“Los acuerdos municipales sirven de poco en un sistema donde se infunde el miedo a tomar decisiones”.

“Por mucho que le duela a la economía nacional, hay partes de la expansión piñera que tienen que eliminarse”.

“La piñera en La Perla de Guácimo, cambió la vida de todos los pobladores”.
 
< Anterior   Siguiente >
Bloqueverde
Ingresar
Alianza de Redes Ambientales
banner.jpg
Municipios sin Transgénicos
mapainteractivo