header image
Playa Junquillal se convertirá en zona protegida para tortugas
lunes, 29 de septiembre de 2008
 Comunidad apoya iniciativa

Vecinos de la zona son los más interesados en ejecutar proyecto.Jóvenes locales logran la anidación más exitosade los últimos años

La Nación. La falta de personal está entrabando la pronta declaración de un sector de playa Junquillal, en el cantón de Santa Cruz, como refugio de vida silvestre para proteger la tortuga baula.


Sin embargo, el interés de la comunidad por preservar esta especie ha logrado que las autoridades del Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac) apoyen proyectos ambientales, gestados por los propios vecinos y la Organización Mundial para la Conservación WWF (World Wildlife Fund).

El director del Área de Conservación del Tempisque (ACT), Emel Rodríguez, señaló que esta localidad forma parte de las comunidades deseosas de salvaguardar sus riquezas naturales.

“Para declarar un lugar como área protegida se necesita una investigación exhaustiva de la flora y fauna existente, establecer la extensión que abarcará el refugio y el número de guardaparques. Lo que ha atrasado un poco todos estos procedimientos es la escasez de funcionarios en el ACT”, agregó.

Aunque no se tiene una fecha definida para declarar el sitio como refugio, Rodríguez manifestó que lo cierto es que el esfuerzo de la comunidad por salvaguardar las baulas (la especie más amenazada) logrará que, muy pronto, la playa sea protegida por ley.

Vocación. En mayo pasado, un grupo de jóvenes de esa zona costera, los Baula Boys, en conjunto con WWF consiguió que nacieran 886 tortugas, de nueve hembras que llegaron a desovar.

Esto se consiguió en un lugar donde no se había logrado la anidación en los últimos tres años, debido al saqueo total de los nidos con el fin de comercializarlos.

“Cuando iniciamos nuestro trabajo aquí, el porcentaje de eclosión (nacimientos por nidos) se puede decir que era de un 0%, pues la extracción ilegal era de un 100%”, comentó Gabriel Francia, miembro de la WWF.

Actualmente, tras cada llegada, todas las noches se monitorean las tortugas y sus huevos. Además, se ha hecho una labor de sensibilización, “porque estamos seguros de que este trabajo será del todo exitoso cuando la comunidad entera se identifique con las tortugas”, añadió.

Francia mencionó que el desove, ocurrido hace casi cuatro meses, es la temporada de anidación de tortugas marinas más exitosa de los últimos años.

Estos resultados han motivado a muchos en la comunidad a desarrollar, a mediano plazo, un proyecto de reforestación del bosque primario –que se ha perdido frente a la playa–, debido a que la cobertura vegetal es clave para el desove.
 
< Anterior   Siguiente >
Bloqueverde
Ingresar
Alianza de Redes Ambientales
banner.jpg
Municipios sin Transgénicos
mapainteractivo