header image
UCR denuncia catástrofe ecológica en península de Osa y Fila Costeña
viernes, 19 de septiembre de 2008
San José, (NP)  El Consejo de la Universidad de Costa  Rica (UCR), tras denunciar una catástrofe en el Pacífico Sur pidió a los poderes Ejecutivo, Legislativo y municipalidades una moratoria a los megaproyectos turísticos, que afectan a la península de Osa y a la Fila Costeña.

La máxima autoridad universitaria instó “firmemente” a las municipalidades de Osa, Golfito, Aguirre y Pérez Zeledón, que apliquen en todos sus extremos, la legislación nacional.

El acuerdo, tomado en la sesión del 10 de setiembre anterior, pidió a los municipios seguir las recomendaciones técnicas oficiales.

Entre ellas menciona la protección de suelos, conservación de aguas y de áreas de bosque al aprobar permisos de construcción, ampliación y construcción de nuevos caminos, fraccionamientos urbanísticos, concesiones en el área marítimo-costera y otras acciones .legales y administrativas bajo responsabilidad municipal.

El pronunciamiento  insta al Poder Ejecutivo y al Poder Legislativo “a desistir de la presentación de propuestas que pretenden incrementar la inversión turística e inmobiliaria en áreas ambientalmente frágiles”.

Sostiene que esa política ha promovido la venta masiva de tierras y la ejecución poco planificada de megaproyectos, que tienen serios efectos negativos sobre los ecosistemas y que impiden un desarrollo bajo los principios de equidad y sostenibilidad ambiental y social.

Importancia

La UCR recordó que Costa Rica ha suscrito convenios y tratados internacionales sobre la protección y el desarrollo planificado de las regiones costeras y sus áreas oceánicas, reconociéndolas como sistemas integrales esenciales para el mantenimiento global de la vida.

El Consejo recordó que los ecosistemas marinos y terrestres del Pacifico Sur de Costa Rica, así como el patrimonio arqueológico de la zona, han sido destacados por su importancia mundial en numerosos estudios y publicaciones científicas, muchas de ellas originadas en la Universidad de Costa Rica.

“Este patrimonio natural y cultural, así como la integridad de los recursos físicos de esta región, están siendo profundamente alterados por el desarrollo turístico e inmobiliario de los últimos años”, sostiene.

Por otra parte, acotó que solo en el año 2007, el cantón de Osa registró un crecimiento del 202% en el número de permisos de construcción, la mayor parte de ellos concedidos en el litoral costero y en las filas montañosas del sector norte del cantón.

Destrucción

“Estos desarrollos no han tomado en cuenta la urgente necesidad de minimizar los impactos sociales y ambientales, ni de establecer salvaguardias para la conservación de los recursos naturales y arqueológicos. Como consecuencia, las obras han llegado a alterar directamente áreas protegidas
del cantón de Osa”, denunció la UCR.

Advierte que las construcciones en filas montañosas cercanas a la costa, por sus efectos erosivos y sus consecuencias sobre el recurso hídrico, amenazan la integridad de los ecosistemas y de los recursos físicos necesarios para la vida.

Asimismo, manifestó que “por su carácter poco planificado y masivo, el desarrollo inmobiliario de la zona está provocando una amenaza y el  consecuente  saqueo del patrimonio arqueológico, herencia de los pueblos ancestrales que habitaron esa región”.

El acuerdo de la UCR explica que “a pesar de la fragilidad ambiental del Golfo Dulce y de la ausencia de estudios sobre su impacto ambiental y  social, la instalación de grandes marinas es ya una realidad en la zona, lo que acelerará, aún más, la inversión inmobiliaria en las localidades cercanas”.

Las autoridades universitarias exhortaron “a la ciudadanía a reflexionar sobre el proceso de desarrollo  inmobiliario y megaturístico desmedido anteriormente descrito, por ser este un ejemplo de la destrucción ambiental en nuestro litoral pacifico, hecho que puede calificarse como una de las catástrofes ambientales más preocupantes que nuestro país haya vivido en los últimos años”.

Apoyar la emisión urgente de un decreto para la moratoria al otorgamiento de nuevos permisos de construcción o ampliación de caminos en suelos de vocación forestal en la Fila Costeña, hasta la finalización del plan de ordenamiento cantonal.

Finalmente, la UCR propone la elaboración de un plan de ordenamiento territorial cantonal y costero para los cantones de Osa y Golfito, y respalda el desarrollo de programas de manejo costero integrado, que optimicen la gestión de los recursos en el litoral de la Zona Sur, región reconocida por  su alta diversidad biológica y cultural en nuestro país.
 
< Anterior   Siguiente >
Bloqueverde
Ingresar
Alianza de Redes Ambientales
banner.jpg
Municipios sin Transgénicos
mapainteractivo