header image
La Perla de Guácimo mantendrá protestas
viernes, 29 de agosto de 2008
Redacción (NP)  En demanda de transparencia en las negociaciones y el derecho a consumir agua libre de agroquímicos los vecinos de La Perla, de Guácimo, provincia de Limón continuarán cerrando el acceso a una planta procesadora de piña.  

Los vecinos mantuvieron el acceso a una planta el lunes desde las cuatro de la mañana hasta las dos de la tarde en demanda de  negociaciones, pero este martes continuaron la protesta.

Tras una hora de negociaciones y ante la negativa de la empresa Tico Verde, propiedad de Alonso Sancho, los vecinos volvieron a cerrar la  entrada a la finca.

Carlos Arguedas, dirigente ambientalista de la región caribeña de Costa Rica, dijo que este miércoles continuarán la protesta para presionar “por una negociación que ofrezca resultados, no promesas”.

Arguedas informó que con la mediación de la Fuerza Pública, este lunes continuarán negociando a partir de las nueve de la mañana, pero no depondrán el estado de huelga.

Agregó que Sancho participó en las negociaciones, realizadas en la comunidad, pero rechazó todas las demandas de la comunidad.

“Por lo tanto, continuaremos con las medidas”, anunció Arguedas al pedir apoyo de todo el movimiento social costarricense a esta lucha de las comunidades afectadas por los agroquímicos Bromacil y Diurón.

Dirigentes de varias organizaciones presentes en las negociaciones dijeron que el dueño de la empresa, manifestó que seguirá sembrando piña "cueste lo que cueste".

Arguedas añadió que ante esta situación los vecinos decidieron continuar con el bloque y exigir la presencia del Ministro del Ambiente para establecer un verdadero diálogo entre la empresa, el rector ambiental y la comunidad.

 

“Esta situación se va agravando con el paso de los días debido a que los químicos de las piñeras contaminan las aguas y amenazan la salud de los vecinos”, precisó.

"Es inconcebible que quieran seguir sembrando piña en esas condiciones. Varias comunidades del país pagamos por las ganancias de unos pocos empresarios", declaró Arguedas a Nuestro País.

Con la calle cerrada los vecinos aclararon que podía pasar el personal de la empresa pero no la piña resultado de la contaminación de la zona.

Avanzada la noche del martes, la mayoría de la comunidad se encontraba presente en la calle y el personal de Tico Verde amenazó con llamar a la policía antimotines.

Según la Federación Ecologista (FECON), esta nociva práctica de monocultivo "ha diezmado sus bosques, ha causado erosión de los suelos y ha contaminado con pesticidas las fuentes de agua".

 

Héctor González, director ejecutivo de la entidad ecologista reiteró el llamado a las "comunidades, las organizaciones y las y los ciudadanos a manifestar abierta y fuertemente su rechazo a la expansión descontrolada de la actividad piñera y sus destructivos efectos en el ambiente y la sociedad y a expresar de palabra y de hecho su solidaridad con esta y todas las comunidades que demanda que el Artículo 50 de nuestra Constitución Política no sea más que letra muerta".

 
Arguedas reiteró que "exigimos cero bromacil en las aguas y eliminar el cultivo de piñas en las partes de recarga acuífera de la zona" entre otras.

 
"Algunas de estas exigencias no son negociables, pero queremos la presencia de la empresa y el ministerio para negociar la manera en que pueden coexistir piñeras y comunidades saludables en la zona", manifestó.

 
Para Soledad Castro, integrante de la organización Cedarena, "no puede permitirse el cultivo en zonas de recarga acuífera, indispensables para la vida de los habitantes de la zona, con pendientes sumamente inclinadas en las que no se debería (según la legislación ambiental nacional) sembrar un monocultivo con daños tan nefastos".

 
Indicó que de acuerdo con la OMS 2002 el bromacil es uno de los productos comerciales responsables de la liberación al ambiente del N-Nitrosodimethylamida  (NDMA). El NDMA es un producto tóxico cuya exposición por largo tiempo ha demostrado potencial cancerígeno.

 
Las comunidades también demandan que en aplicación del principio precautorio, el Ministerio de Salud debe tomar las medidas necesarias para garantizar la vida y la salud de las poblaciones humanas.

 
< Anterior   Siguiente >
Bloqueverde
Ingresar
Alianza de Redes Ambientales
banner.jpg
Municipios sin Transgénicos
mapainteractivo